Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|viernes, agosto 17, 2018
  • Siguenos!

Alfie Evans se aferra a la vida 

Tras ser desconectado de las máquinas

A pesar de que los profesionales sanitarios habían afirmado que el bebé, que sufre de una enfermedad cerebral degenerativa incurable, no sobreviviría más de unos minutos sin asistencia artificial, el pequeño continúa manteniendo signos vitales sin padecer sufrimiento.

Agua y oxígeno

Tom Evans, el padre del niño, ha explicado a varios medios que, después de una larga conversación con los especialistas, consiguió convencerles para que accedieran a “darle agua y oxigenar su cuerpo” al ver que, seis horas después de desenchufarle, Alfie seguía con vida, informa ‘Vatican News’ en español.

Las buenas noticias llegaron esta mañana, escritas por Kate, la madre de Alfie, e informaron en la publicación italiana ‘La Bussola Quotidiana’, que el pequeño Alfie no se rendía y seguía adelante sin importarle ninguna otra sugerencia.

En el último minuto, cuando el británico Alfie Evans, de 23 meses de edad, iba a ser “desenchufado” por el Hospital Alder Hey en Liverpool el 23 de abril de 2018, los medios del Vaticano informaron que Italia le había otorgado la ciudadanía italiana.

El niño llevaba ingresado en el hospital Alder Hey Children’s de Liverpool (Inglaterra) 23 meses, desde diciembre de 2016, en estado semivegetativo.

Traslado a Roma

Los padres del bebé, Tom Evans, de 21 años, y Kate James, de 20, han librado una batalla judicial con el fin de conseguir permiso para trasladar a su hijo al Hospital Bambino Gesù, en Roma, contando con el total apoyo del Papa Francisco para continuar con su tratamiento, después de que los médicos británicos recomendaran desconectar al menor de las máquinas que le mantenían con vida por encontrarse en un estado “irreversible”, apunta ‘Vatican News’.

Pero su demanda ha sido rechazada por las distintas instancias judiciales del Reino Unido a las que han apelado, así como por la Corte Europea de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Hospital Bambino Gesù

Mariella Enoc, presidenta del Hospital Bambino Gesù, fue a la casa de los padres de Alfie, pero no pudo ser recibida por las autoridades del hospital. Se negaron a hablar con ella o dejarla entrar.

“El Santo Padre me ha pedido que haga lo que es posible y lo que es imposible por Alfie”, dijo ayer Mariella Enoc en una entrevista con ‘Vatican News’.

En una entrevista exclusiva con ZENIT después de ser recibido por el Papa Francisco el 18 de abril, el padre de Alfie, Thomas, le había confiado que esperaba que se le otorgara la ciudadanía italiana a su hijo para poder transferirlo a Bambino Gesù, quien propuso darle la bienvenida y cuídalo.

Añadir comentario