Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Domingo, Abril 23, 2017
  • Siguenos!

Alfonso López Quintás

Entradas de Alfonso López Quintás

 

22 Marzo, 2016(0)

La libertad y las normas ¿se oponen siempre? Se oponen en el nivel 1; en el nivel 2, el de la creatividad y el encuentro, se enriquecen mutuamente. Aquí se halla el secreto de nuestro crecimiento como personas. Comentaba, en un grupo, la dificultad que entraña precisar el concepto de libertad, y una joven me dijo con tono cordial: «No se preocupe, profesor; es muy sencillo. En la vida hay que escoger. Sabemos que la libertad y las normas se oponen siempre. Como yo prefiero la libertad, me quedo con ella y dejo las normas de lado». Yo le respondí con toda decisión: «Estoy de acuerdo con usted en parte, pero sólo en el nivel 1. En el nivel 2 sucede todo lo contrario: cuanto más obedientes somos a las normas, más libres nos sentimos, pero no con la libertad de maniobra propia del nivel 1, sino con la libertad creativa propia del nivel 2». «Ah, pero ¿hay que distinguir niveles? ‒preguntó la joven, vivamente interesada. ¿Qué significan exactamente?». En vez de darle una definición de los niveles, la invité a descubrirlos conmigo, porque el mejor método de formación consiste en “enseñar descubriendo”. Figúrese –le dije‒ que tengo una tabla. … Full article

15 Marzo, 2016(0)

La acumulación egoísta de goces individuales nos mantiene en el nivel 1; no nos procura felicidad. La creación generosa de modos de encuentro nos sube al nivel 2 y nos otorga la forma de gozo que llamamos felicidad. Un joven de Centroeuropa, llamado Norberto, perteneció –según confesión propia‒ a “una familia buena y dichosa”. Fue “alumno modelo hasta el tercer curso”, pero luego se entregó a una vida anárquica; buscó la felicidad febrilmente, por el camino más corto, y ahora piensa que la palabra felicidad, con su magia, “ha hecho morir a muchas personas, en lugar de mostrarles la vida”. Desde lo hondo de su terrible frustración escribió una carta al conocido teólogo Karl Rahner para exponerle su estado de ánimo y preguntarle si sabía “dónde está la felicidad”. Asusta un poco leer su carta, pues nos hace tocar fondo en el espíritu de un joven ansioso de felicidad, que se lanzó a buscarla por la vía de la seducción, no de la creatividad, es decir, a través de la excitación de los sentidos, no del establecimiento de relaciones personales. Pero las experiencias excitantes se embotan con la repetición, y al final nos dejan frustrados y quemados. Fíjense en …

10 Marzo, 2016(0)

El lenguaje es uno de los enigmas más impresionantes de nuestra vida. En el universo hay maravillas asombrosas, que dejan atónitos a los científicos que las estudian. Pero ninguna tan asombrosa como el lenguaje. Ahora bien. El lenguaje es ambivalente; puede utilizarse para construir o para destruir, para desarrollar a una persona o para envilecerla. Esto último sucede con el lenguaje manipulador. Un medio para dominar a las personas y a los pueblos es el uso astuto de las palabras talismán. Por diversas razones hay palabras que, a lo largo de la historia, se cubrieron de prestigio y, al utilizarlas, tenemos mucho ganado para que las gentes acepten lo que les decimos. Parece que poseen un poder especial para imponerse. Suelo llamarlas palabras talismán. Una de las palabras talismán a partir de la Revolución Francesa es la palabra libertad, y, por afinidad con ella, la palabra cambio. El que se cambia muestra que tiene libertad para moverse. Como la palabra libertad está muy prestigiada, prestigia a la palabra cambio que aparece en relación con ella. Este explica que ciertos candidatos hayan ganado las elecciones sólo porque prometían realizar cambios. No decían en qué consistía tales cambios, ni mostraban que …

10 Marzo, 2015(1)

Estamos viendo estos días la confusión que reina acerca del concepto de libertad de expresión. Tras los atentados de París, escritores españoles y extranjeros han tomado posición acerca de si tal libertad es absoluta o ha de limitarse. Me temo que no están planteando bien este delicado asunto. Para clarificarlo, debemos liberarnos de la seducción que ejercen los “términos talismán” y superar la ambigüedad que encierra el vocablo “libertad”. Por diversas razones, ciertos términos han adquirido a lo largo de la historia un prestigio tal que son considerados como una panacea y apenas hay quien ose matizarlos como es debido. Se suele aceptarlos sin matización alguna. Por eso se habla, sin más, de “la libertad”, “la libertad de elegir”, “la libertad de expresión”… Esto responde a una forma elemental de pensar. Una mirada atenta nos permite descubrir quee hay dos tipos libertad, pero sólo suele hablarse de uno, el menos valioso: la “libertad de maniobra”, la capacidad de hacer lo que uno guste, sin traba alguna. Si tengo un piano, puedo venderlo o regalarlo, usarlo o arrumbarlo. Es un utensilio; lo poseo y lo manejo a mi arbitrio. Pero, si me pongo a tocar el piano, debo obedecer a …