Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Domingo, Abril 23, 2017
  • Siguenos!

Antonio Fernandez Benayas

Entradas de Antonio Fernandez Benayas
9 Julio, 2016(0)

Si algo caracteriza a la política actual europea, incluida la española, es la elasticidad de los “valores” en que se apoya hasta el punto de que, para una mayoría (raramente estable), lo que hoy aparece como negro mañana puede verse como gris o blanco. En esas circunstancias, absurdo es hablar de “valores perennes” en la política, constatación que un Churchill dejó entender cuando apuntó aquello de que triunfar en política depende de manejar convenientemente el arte de lo posible; desde esta perspectiva un Maquiavelo justificará cualquier artimaña, a la que la demagogia ya se encargará de disfrazar de “valor”, para alcanzar el fin propuesto, es decir, el poder sobre vidas y haciendas de forma que, a renglón seguido, el jefe de turno pueda hacer y deshacer a su antojo en el fundamentalista a la par que elástico marco de una más o menos vieja y más o menos alienante ideología.. No es el poder político el objetivo esencial del Cristianismo: es ganar los corazones, uno a uno, para, en Amor y Libertad, servir a toda la Humanidad con la puesta en práctica de las más valiosas capacidades de los auténticamente convertidos, es decir de aquellos (¿tú y yo entre … Full article

2 Julio, 2016(0)

Bien sabemos los cristianos que, con preferencia a cualquier otro movimiento social, es en el Cristianismo en donde se encuentra el Camino, la Verdad y la Vida hacia un humanismo integral y solidario, en el que vaya haciendo realidad la igualdad de oportunidades para todas las personas que pueblan (poblamos) el ancho mundo. Ahí radica la justa y efectiva revolución de hace veinte siglos a partir de la semilla del amor impartida por el Gran Sembrador (Mt.13:1-9, Mc.4:1-9 y Lc.8:-89), Él mismo todo amor y toda verdad y con plena autoridad para proclamar alto y claro: “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis vosotros los unos a los otros (Jn. 13:34). Al respecto y con especial atención a lo que estos días se está gestando en esta España nuestra, vamos al portal www.vatican.va y leemos en la introducción al “Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia” (Pontificio Consejo “Justicia y Paz”): La Iglesia sigue interpelando a todos los pueblos y a todas las Naciones, porque sólo en el nombre de Cristo se da al hombre la salvación. La salvación que nos ha ganado …

10 Junio, 2016(0)

Para un humanista de la talla del doctor Marañón “Ser liberal es, precisamente, estas dos cosas: primero, estar dispuesto a entenderse con el que piensa de otro modo y, segundo, no admitir jamás que el fin justifica los medios sino que, al contrario, son los medios los que justifican el fin. El liberalismo es, pues, una conducta y, por lo tanto, es mucho más que una política.. Y, como tal conducta, no requiere profesiones de fe sino ejercerla de un modo natural, sin exhibirla ni ostentarla. Se debe ser liberal sin darse cuenta como se es limpio o, como por instinto, nos resistimos a mentir”. En consecuencia con esa forma de entender el ser liberal, para el mismo Doctor Marañón “la tolerancia verdadera, la verdadera transigencia no es ceder a regañadientes ni disimular cosas que hemos decidido nosotros que no son lícitas. Es comprender todo aquello que no nos parece justo, razonable, verdadero, lícito..; y comprenderlo con amor pensando que la verdad definitiva solo Dios la conoce y que lo que creemos verdad nuestra nunca nos autoriza a menospreciar a los demás. Lo contrario es necio orgullo e ignorancia de la Historia” con un tilde de vergonzoso y vergonzante …

10 Abril, 2016(0)

Decepcionante panorama el de la política nacional cuando, con la falaz afirmación de que el otro es peor que yo, disimulo mi escasa estatura intelectual con un discurso facilón, indocumentado e hilvanado al hilo de los tópicos al gusto de los que se niegan a reflexionar; todo ello intentando ocupar un sillón, desde el cual haré un hueco a cómplices y amigos al margen de la deseable capacidad para desempeñar la responsabilidad que les espera.. Señores diputados que, mereciéndolo o no, habéis logrado un sillón en el Templo de la Soberanía Nacional,  y ciudadanos, que votasteis lo que votasteis siguiendo vuestros gustos o conciencia, tal vez sin imaginar que las cosas llegarían a donde han llegado…: ¿Qué opináis de la situación actual? ¿Realmente creéis que valen más los sillones de figuración que los valores y las responsabilidades que, bien tratados y mejor aplicados, ennoblecen a la Política? Ya sé que a los primeros, es decir, a los señores diputados de quienes, efectivamente, depende una airosa y positiva resolución del actual laberinto, poca mella hará el ruego de que obren en libertad y con la mira hacia lo que realmente conviene a España puesto que lo más probable es que, a …

3 Marzo, 2016(0)

Una doble y triste constatación de nuestro tiempo es que los creyentes rezan (rezamos) poco y los incrédulos o agnósticos no rezan nada. Y así nos va con carácter general: corremos hacia lo que nada vale hasta que estamos a punto de estrellarnos contra lo más inútil si no absolutamente pernicioso para la propia realización personal. Tal experiencia le sirvió de mucho al ilustre periodista y ensayista André Frossard (1915-1995), el cual, hasta sus veinte años de edad, pasaba por incrédulo y ateo militante en el Partido Comunista Francés, del que su padre, Ludovic-Oscar Frossard (1889-1946) era primer secretario., circunstancia que marcaba su vida en la forma que él mismo relata: Mi padre era el secretario general del partido socialista. Yo dormía en la habitación que, durante el día, servía a mi padre de despacho, frente a un retrato de Karl Marx, bajo un retrato a pluma de Jules Guesde (socialista que colaboró en la redacción del programa colectivista revolucionario) y una fotografía de Jean Jaurès. Karl Marx me fascinaba. Era un león, una esfinge, una erupción solar. Karl Marx escapaba al tiempo. Había en él algo de indestructible que era, transformada en piedra, la certidumbre de que tenía …

11 Febrero, 2016(0)

Desde su publicación, el Manifiesto Comunista ha querido ser el catecismo de todas las subsiguientes revoluciones: Escrito con crudeza y concisión en el momento clave de la crisis social provocada por el desarrollo industrial, derrocha lirismo épico para presentar como héroe del futuro al Proletario que, aun siendo pieza esencial de la nueva economía, “no tiene otra cosa que perder que sus cadenas” (M. C.). Con ese “Manifiesto” (1848) y subsiguientes escritos, elaborados en estrecha colaboración, Karl Marx (1818-1883) y Frederick Engels (1820-1895), ofrecieron a la posteridad la imagen de un prototipo de hombre que, para reconquistar todos los posibles derechos forjados en el sufrimiento, ha de renunciar a su propia personal trascendencia sumiéndose en la ola de la “imparable Revolución”. Ola que, para personajes como Lenin ó Stalin, llevará a una nueva situación en la que “los explotadores serán explotados hasta desaparecer todo tipo de explotación”: se pretende llegar así al “reino de la Libertad” puesto que, “según muestra la moderna filosofía”, ampliamente desarrollada por lo que se llamó Escolástica Soviética, “libertad es el conocimiento de la necesidad” (Hegel) y, siguiendo los dictados del Materialismo histórico-dialéctico, se presupone que en el futuro mundo prometido por ellos todas las …

27 Enero, 2016(0)

En los tratados sobre teorías políticas, podemos encontrar tres palabras que responden a conceptos especialmente vilipendiados por los más reputados maestros: Plutocracia, Cleptocracia y Oclocracia. Plutocracia, del griego “plutos” (riqueza) y “Kratos” (poder) es una forma de Oligarquía o forma de gobierno a cargo de unas pocas personas que, en ese caso suelen ser de las que nadan en la opulencia y, consecuentemente toman a la Política como la ocasión de mantener y acrecentar las “diferencias de clase”. Clásicas referencias históricas de esta forma de gobierno nos la dan las repúblicas de Génova, Venecia, Florencia en los tiempos de los “príncipes mercaderes”. En la sociedad actual, siguen existiendo formas “plutocráticas” hacia el monopolio del poder político, una de ellas es la representada por la interesada financiación de los medios de comunicación con el objetivo de encauzar el fervor popular hacia el exclusivo beneficio de los inversores, aunque ello implique la sacralización de cualquier tópico en boga. Cleptocracia, del griego “Clepto” (robo) y “Kratos” (poder) se da cuando los dirigentes políticos (no menos de “izquierda” que de “derecha” ) toman como principal motivación y consecuente acción de su cargo el “aprovechar la ocasión” para apropiarse de los bienes ajenos en una imparable …

21 Enero, 2016(0)

Ante la escasez de Amor, principal Virtud Evangélica, que nos lleva a considerar al prójimo como hermano, lo que podemos llamar “virtud cívica” o “perfecta actuación del hombre según su naturaleza y su actividad específica” (que diría Aristóteles) no dejaría de ser un gran bien para España si llegara a presidir el quehacer diario de todos y de cada uno de los señores diputados recientemente elegidos; de hecho, esa “virtud cívica” es lo menos a esperar por parte de los ciudadanos de a pie cuando, con nuestro voto, delegamos en ellos la responsabilidad de gestionar adecuadamente los asuntos públicos: Desde esa perspectiva, carece de sentido no aplicar a la Política una elemental Moralidad que podría definirse con el mandamiento de “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”, de donde resulta que la principal consecuencia de la buena política sería mayor facilidad para que la persona (tú, él y yo) cumpla con sus deberes y vea respetados sus derechos. Claro que, la buena Política depende más de la Ética o valores morales que de la Estética o “arte” del bien parecer, tanto más cuanto esta última es tan dependiente de los aires y …

4 Enero, 2016(0)

Alexis de Tocqueville, reconocido como uno de los primeros y grandes demócratas europeos del siglo XIX, luego de ponderar las ventajas de una sociedad en la que todos gozan de libertad para elegir a sus gobernantes, prestó especial énfasis a lo que llamó “Instintos salvajes de la Democracia”, fenómeno que se da y se desarrolla cuando los elegidos, en lugar de velar por los intereses generales, se dejan guiar por la ambición propia o por los espurios intereses de quien puede llegar a dirigirlos como simples marionetas. Recientemente, en España hemos tenido Elecciones Generales con unos resultados inapelables y buenos o malos según se mire: son los que son y tiempo es de mirar hacia adelante y de procurar que los remedios que se apliquen no sean peores que la enfermedad (la crisis) que hoy está en tratamiento y que, según parece, va mejorando, cuestión ésta a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones. En la situación actual, la cuestión principal es la de dilucidar sobre quien ha de formar el Equipo de Gobierno para los próximos cuatro años: guapo o menos guapo, joven o menos joven, lo que realmente importa es si ofrece o no ofrece …

29 Diciembre, 2015(0)

Lo quieras reconocer o no, la rutina modernista de tu vida recibe un formidable toque de atención por la Navidad… Cierto que muchos confunden la conmemoración del Nacimiento del Hijo de Dios con la ocasión de comer y beber mejor o de bailar y cantar más; pero aún éstos, que pueden ser la mayoría, se ven invadidos por cierta sensación de que algo de su propia vida podría ser distinto a partir de la Navidad que, quiérase reconocer o no es bastante más, infinitamente más que el “solsticio de invierno” o la ocasión de vender más por parte de tiendas y grandes almacenes: sucesivos posos de historia, de más en más ilusionantes e ilustrativos, lo van señalando cuando no demostrando. Antes de que sucediera ya estaba escrito: “Serán benditas en ti todas las familias de la Tierra” (Gen.123). “Fue suyo el señorío de la Gloria y del Imperio; todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron y su dominio es eterno, que no acabará nunca y su Imperio, imperio que nunca desaparecerá” (Dan.714). “Belén de Efrata, pequeño para ser contado entre las familias de Judá, de tí saldrá quien señoreará de Israel y se afirmará con la fortaleza de …

25 Diciembre, 2015(0)

A la cuestión de “¿libertad para qué?” que, hace cerca de un siglo, planteaba el “zar soviético” Lenin, la Ley Natural, el Sentido Común y el Evangelio nos ayudan a responder: Para obrar como seres racionales y responsables que han de buscarle un sentido a la propia vida. El no saber qué hacer con la libertad es tanto como ignorar el sentido de la propia vida y el porqué nos diferenciamos del resto de los animales. Cierto, muy cierto, que la Libertad es uno de los más preciosos dones de Dios de forma que podemos ver en ella la muestra de que, a diferencia del resto de los seres animados, nuestro Padre y Creador nos hizo a su “imagen y semejanza” (Gen. 1,27). Al sacrificarse en la Cruz por puro y supremo Amor, clarísimo ejemplo del adecuado uso de la libertad humana nos la da el propio Cristo, nuestro Hermano Mayor, Hijo de Dios, Dios verdadero de Dios verdadero. Consecuentemente, es en el amor a Dios y al prójimo en donde la libertad humana encuentra su más natural aplicación: “Nos creaste, Señor, para Ti y nuestro corazón está inquieto hasta que no descansa en Ti”, que dijo San Agustín. …

16 Diciembre, 2015(0)

“La Verdad os hará libres”, dijo San Pablo. Esa es una VERDAD por encima de “mi verdad”, de “tu verdad”, de la “verdad de tal o cual celebrado maestro”. Esa Verdad es la coincidente con la realidad que a todos nos envuelve.. Las “verdades a la medida de cada uno” serán aceptables en tanto que resulten certero reflejo o directa expresión de la única verdad que nos ayuda a ser de más en más libres… Por mucho que pretendas saber según tu propia iniciativa, siempre será una ínfima parte de lo que la Realidad Total, es decir, la Verdad Absoluta. Aun así, son muchos los que le buscan la razón a tantas cosas de las que nada saben obviando que tal razón debe responder a las exigencias de la Realidad Le buscas razón a todo ello. Obviamente, la tal razón debe responder a las exigencias de la Realidad y, cuando sientes hambre de libertad, lo más absurdo que puedes hacer es intentar escapar de la Realidad o, lo que resultaría aun más inconveniente, intentar fijar a la Realidad tus propias normas. Pierdes el tiempo cuando, en emulación de algún “pensador” de moda, te refugias en la estéril suposición de …

3 Diciembre, 2015(0)

La historia nos muestra cómo la Doctrina se oscurece y acompleja a su paso por las academias cuando éstas pretenden interpretar sin creer, cuando pierden mucho más tiempo en darle vueltas al Misterio que en responder a su obligación de reflectores de la luz asequible a todo el mundo.. Cuando el Divino Maestro dice “Si no sois como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos” (Mt.18, 1-5), invita a obrar sin divagar sobre lo incomprensible; a confiar en el que nos ha demostrado su amor, tal como una madre hacia el hijo que concibe y trae al mundo con todo su amor e, inmediatamente, se pone a su altura para enseñarle y ayudarle a vivir para, cuando empiece a balbucear rezar con él oraciones tan entrañables como aquella que muchos aún recordamos: Jesusito de mi vida, tú eres niño como yo por eso te quiero tanto y te doy mi corazón, tómalo, tómalo, tuyo es, mío no. Claro que es necesario enseñar al que no sabe, aplicar la inteligencia a superar las dificultades del diario vivir, a descubrir nuevas herramientas y mejorar leyes, a convertir en fácil lo difícil, a desvanecer dudas sin presentar nuevas y más …

18 Noviembre, 2015(0)

Triste, muy triste es descuidar el palmario hecho de que necesitamos a Dios para encontrar y aplicar las mejores soluciones a los problemas con que hemos de enfrentarnos. Nuestra Santa Teresa lo entendió muy bien cuando nos dejó esta magistral recomendación nacida de su extraordinaria fe en la presencia amorosa de Dios: «Nada te turbe nada te espante, Todo se pasa, Dios no se muda, La paciencia Todo lo alcanza; Quien a Dios tiene Nada le falta: Solo Dios basta» Para llegar a la constatación de que “solo Dios basta”, es mucho el lastre del que nos tenemos que desprender, siempre desde el amoroso afán por profundizar en la Fe para así empezar a ver en todo lo que nos rodea la presencia de Dios. Cuando poniendo la idea de Dios entre paréntesis, se nos dice, “tendrás que demostrarme que Dios existe para introducirlo en mi vida”, son muchos los argumentos que encontramos para replicar mientras que el que niega la existencia de Dios no tiene otro que ese tan manido de que “yo no creo más que en lo que veo”. Es, entonces, cuando podemos responderle: empezarás a salir de tu obcecación en cuanto creas que alguien hizo …

30 Octubre, 2015(0)

Palabras, palabras y más palabras sin otro objeto que el de neutralizar la capacidad de reflexión de las personas que las escuchan son los productos que ofrecen los mercaderes de ideologías cuyo contenido no pasa de medias verdades, no pocas mentiras, simplezas académicas  y una pizca de retórica, todo ello en apoyo de lo que, ya en tiempos de la Democracia Ateniense se llamaba Demagogia. La Demagogia es, probablemente, el más sutil de los enemigos del sano discurrir político. Se manifiesta en artificios verbales al estilo de “tú eres malo, luego yo soy bueno” o en torrentes de indemostrados e indemostrables supuestos, tras las cuales se agazapan las secretas intenciones de acaparamiento, de abuso de poder y de engatusar a crédulos e incautos. La Demagogia se hace fuerte en tópicos e idealismos trasnochados, se recrea en la “progresiva atonía reflexiva” de las personas y rechaza cualquier análisis en profundidad de la Realidad político social del momento, algo que, aplicado a las vivencias democráticas, debiera ser punto de partida para una elemental, libre y constructiva reflexión del ciudadano al que se le da el derecho a decidir por medio de su voto. El ciudadano responsable, sea cual sea su situación …

21 Septiembre, 2015(0)

Hay un dicho continuamente repetido por no pocos de los situados en el relativismo modernista: “Todas las religiones son iguales” ¿Cómo puede sostener tal falacia usted que, a nada que repare en las noticias del día, puede observar cómo, en nombre de la propia religión, unos asesinan y persiguen mientras que otros defienden y acogen, aunque esto último sea con ciertas reticencias que, al final, verá usted cómo se resuelven? Se nos responderá que no todos éstos que defienden y acogen a los refugiados son cristianos. Por supuesto que así es; pero también es verdad que, de una forma u otra y a los largo de los siglos, superando mil y una vicisitudes, reconózcanlo o no, sigue en la mayoría de sus conciencias un más o menos fuerte eco de aquello que precisó de forma categórica el Divino Maestro: “se reconocerá que sois discípulos míos en que os amaréis los unos de los otros” (Jn. 13,35), los mismos a los que, al final de los tiempos, dirá: “porque tuve hambre y me diste de comer…, era forastero y me acogiste” (Mt. 25,35). Ni la “Ley del Talión” -el ciego sectarismo- ni la “pasividad” de tantos que ven bajo el …

1 Septiembre, 2015(0)

Pertenezco a la de más en más reducida generación de los que ya vivían cuando estalló la cruel y estúpida guerra entre españoles (¿hay alguna guerra que no sea cruel y estúpida?). Por lo que uno recuerda, aquella guerra vino sin que las personas que no vivían de la política se dieran cuenta de que estaba a punto de estallar y, cuando estalló, porqué había estallado. Claro que más de un millón de muertos fue una de las respuestas; otra respuesta que sigue latiendo en el aire muchos años después es una inquietud que, visto lo que estamos viendo, se traduce en pregunta a todos los que tengan voluntad de escuchar ¿qué podemos hacer para que algo así no vuelva a ocurrir? -Saber distinguir las churras de las merinas, me responde uno de mi pueblo. -Seamos tú y lo buenos y habrá dos pillos menos, es lo que me recomendó un maestro que tuve cuando, muy joven, no quería ver que las buenas soluciones requieren grandes sacrificios. Y me recordó ese buen maestro lo que podemos leer en el Apocalipsis: “por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca” (Ap. 3,16)”. Hoy como ayer, priva …

23 Junio, 2015(0)

Acabo de tropezar con escritos de un antiguo sacerdote, que sigue auto titulándose teólogo apoyándose en una premisa no sé si inventada por él o copiada del viejo maniqueísmo: la religión, en cualquiera de sus manifestaciones, es una anticuada y vulgarizada forma de entender la propia espiritualidad, fenómeno a desarrollar por cada uno de nosotros a la luz de la marcha de los tiempos y según nuestro saber y entender sin parar mientes (eso ¿porqué?) en valores que pueda dictarnos una conciencia orientada por tal o cual doctrina religiosa. Luego he leído que dejó de ser sacerdote para ahondar libremente en la dimensión espiritual de todo lo real, de lo que, según sus apuntes, el hombre no es más que un simple portavoz, que, gracias a la ciencia, ha descubierto que lo espiritual “es localizado” por sus efectos físicos sobre lo material. Para llegar a tan peregrina conclusión, dicho auto titulado teólogo, saca a colación los novedosos apuntes de la física quántica; los mismos que, a juicio de los expertos, no son más que nuevos caminos para ahondar en los secretos materiales de la propia materia, hoy por hoy, aun resistente a revelar lo más elemental de ella misma. …

16 Mayo, 2015(0)

Lo dijo San Agustín: “Ama y haz lo que quieras, porque, si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si personas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en ti, todas tus obras serán frutos de amor”. Claro que ese Amor va mucho más allá de lo que entendemos por amor humano efímero o de conveniencia: es el Amor que nos encierra en esa divina prisión de la que Santa Teresa de Jesús, la gran Doctora que tanto supo del Amor que no muere, nos dejó escrito: Esta divina prisión, del amor en que yo vivo, ha hecho a Dios mi cautivo, y libre mi corazón; y causa en mí tal pasión ver a Dios mi prisionero, que muero porque no muero. El amor en el que, a ejemplo de Santa Teresa, han vivido los grandes santos que en el mundo han sido, fue descrito de la siguiente manera por San Pablo, el “Primero después del Único”: «El Amor es paciente, es servicial; no es envidioso, no es jactancioso, no se engríe; es decoroso; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de …

10 Mayo, 2015(0)

No es bueno, nada bueno, mezclar religión y política hasta lograr un batido informe y desconcertante o totum revolutum ideológico en el que, al final, resulta difícil discernir lo que corresponde a una y a otra. A fuer de realistas, los votantes deben de tener en cuenta que la religión invita a mirar hacia lo que nos espera al final de esta vida mientras que la política, tal cual, nos pone enfrente de los asuntos que conciernen al orden, libertad y bienestar de las personas aquí abajo: noble y acuciante responsabilidad esta última, pero más arropada por el sentido común que por la sed de trascendencia. ¿No dijo el Divino Maestro “dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”? (Mc. 12,17). Afortunadamente, para los españoles huelga la discusión sobre si es más democrática una república cualquiera que la monarquía que preside nuestra realidad política desde hace ya cuarenta años: al respecto compárense, por ejemplo, nuestras vivencias democráticas con las de un país hermano como Venezuela. Tenía razón Aristóteles cuando presentaba como regímenes políticos aceptables tanto a una Monarquía o gobierno de uno solo, que identifica su poder con el servicio al …

7 Abril, 2015(0)

Hasta entonces, en los pueblos teóricamente más civilizados privaban los deseos y atropellantes intereses de los más fuertes, en ocasiones y según ciertas circunstancias de tiempo y lugar, parcialmente atemperados por un derecho de gentes inspirado en la llamada Ley del Talión, inspiración fundamental del babilonio “Código de Hammurabi” (1760 a.C.), expresado en el Éxodo con los siguientes términos: Pero si sucede una desgracia, tendrás que dar vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, contusión por contusión. Si un hombre golpea en un ojo a su esclavo o a su esclava, y lo deja tuerto, lo pondrá en libertad como compensación por el ojo. Y si le hace caer un diente, lo pondrá en libertad como compensación por el diente. (Ex. 21, 23-25). Era esa una ley de los hombres para los hombres con el temor como principal fuerza motivante y con consecuencias catastróficas si se hubiera aplicado en su literalidad: “el ojo por ojo y el diente por diente lleva a que la humanidad en pleno quede ciega y desdentada”, que llegó a decir Gandhi. Durante muchos siglos, la abundancia y sin razón de guerras, odios, atropellos y miserias sirvió de “razón histórica” a los más influyentes de entre …

27 Marzo, 2015(0)

Serio problema por el que atraviesa un mundo tan condicionado por las oleadas del pagano materialismo es que, los que nos decimos cristianos y aspiramos a mejorar lo mejorable, trabajamos poco por los demás y rezamos menos, si es que, incluso, no hemos perdido totalmente el hábito de lo que Santa Teresa llamaba “oración de quietud”, esa sencilla e íntima forma de rezar que es “tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama”. Tiempos no menos inestables y desconcertantes que los actuales eran aquellos en los que, rezando y trabajando, vivió San Benito de Nursia (480-547), declarado “Patrón de Europa” por Pablo VI el 24 de octubre de 1964 en reconocimiento a todo lo que hizo por una civilización de la que seguimos viendo sus frutos . Ese hombre excepcional hizo de su “Santa Regla” el soporte de la vida monástica y guía de toda persona que vive en este mundo sin desviarse del camino hacia el anhelado encuentro con Aquel que todo lo hizo bien sin perder el tiempo en divagaciones estériles puesto que, según el capítulo 48 de la Santa Regla, «la ociosidad es enemiga del alma. Los hermanos deberían participar …

3 Marzo, 2015(0)

Produce escalofríos a la sensibilidad cristiana la indiferencia ante el aborto de no pocos que pasan por bien pensantes, los mismos que ponen el grito en el cielo ante otro quebranto del quinto mandamiento porque entienden que es sagrado el derecho a la vida. ¿Qué ha ocurrido en el presunto Mundo Civilizado, tan envejecido él por que mueren menos de los que nacen, para llegar a ese estado de cosas? ¿Por qué razón se ha adherido a la marea abortista una considerable parte de  nuestros conciudadanos, muchos de los cuales dicen o muestran seguir siendo fieles a la Iglesia Católica, la cual deja muy claro que un niño, desde su concepción hasta el nacimiento, es un ser humano a proteger en todos sus derechos por lo que provocar o facilitar su muerte es un grave crimen? ¿Son los millones de euros que proporciona el negocio del aborto, la principal o tal vez, única razón para los más apasionados abortistas, incluidos no pocos médicos? Por último ¿por qué un partido político, que se decía contrario a una ley tal cual redactada, ahora en el poder, no aborda con realismo, seriedad y buena voluntad el cumplimiento de  la parte de sus …

20 Febrero, 2015(0)

El término “Modernidad” se refiere a la calidad de lo moderno, cuyo significado, según el diccionario “es lo que existe desde hace poco tiempo”, razón de más para despertar dudas sobre su conveniencia sin el suficiente aval de un previo contraste con la realidad.  Aun así no faltan gentes que cifran las excelencias de lo moderno en el simple hecho de existir desde hace poco tiempo, tanto mejor si goza de “brillante apariencia”. Llegados a este punto preguntamos,  ¿es la Modernidad  un “totum revolutum” en el que priva más el aparentar que el ser? De ser así ¿Cuáles son los puntos de apoyo de algo que, sin ser demasiado consistente, conquista tantas voluntades? El que esto escribe piensa que, entre sus puntos de apoyo, está  el hastío por lo viejo que no se renueva a la par que por  lo fácil que resulta dejarse arrastrar por los farfulleros movimientos de masas. Destacados movimientos ideológicos de doscientos años acá se han servido del prurito de  la Modernidad para hacer prosélitos: recordemos sino, aquello de “la contradicción es la raíz de todo movimiento” (Hegel), “destruir es una forma de crear” (Bakunin), “la lucha de clases es el motor de la Historia” …

9 Febrero, 2015(0)

Una de las mujeres musulmanas, que le conocieron, le recordará así años después de su muerte: “No cesábamos de pedir a Alá por la conversión al Islam del hermano Carlos de Jesús; todos lamentábamos que un hombre tan bueno tuviera que sufrir la condena eterna”. Las gentes sencillas del Sahara, abierto a Europa en los comienzos del siglo pasado, le veneraban como un santo de ellos, un marabut (morabito o asceta de Alá), que pensaba más en los demás que en sí mismo, muy al contrario de tantos europeos, que se consideraban superiores por el hecho de venir de otra civilización y llamarse cristianos. Hasta llegar a esa forma de vivir, el tal morabito había pasado por el cristianismo convencional de su infancia, la agitada vida de un joven oficial con mucho dinero y que termina por no creer en nada trascendente, sueños de gloria y escasísimas ataduras morales, descorazonadoras vivencias de vacío con el consiguiente aburrimiento que busca el remedio en el riesgo, la aventura, hasta resultarle atractivo el  encuentro con gentes sencillas y de buena voluntad sin hacer diferencias sobre sus íntimas creencias y sí buscando un mejor comunitario entendimiento. Así lo hizo ver en la fraternidad …

14 Enero, 2015(2)

La frase (Parva scintilla saepe magnam flammam excitat) atribuida al historiador romano Curcius Rufus, sirve para hacernos eco de las palabras del Santo Padre que nos “pide combatir toda violencia, incluyendo la violencia moral”. Ciertamente, el crimen y la barbarie, ya ajenos a las suras o versículos del Corán con los que la mayoría de los fieles musulmanes se dirigen a Dios Misericordioso, son radicalmente contrarios a la Doctrina del Amor y de la Libertad, en cuyas principales aspiraciones está la “Paz a los hombres de buena voluntad” (Lc 2,14). Leemos que “El papa Francisco participa en la oración y el en sufrimiento de los heridos y de las familias de los difuntos y exhorta a todos a oponerse con todos los medios a la difusión del odio y de cualquier forma de violencia, física y moral, que destruye la vida humana, viola la dignidad de las personas”. Por demás la mayoría de los medios de comunicación condenan justamente y sin paliativos el reciente atentado terrorista de París. Claro que, pese a tantos y tantos relativismos y semilleros de odio, no hay nada en el mundo que justifique el sacrificio de una vida humana, constatación cristiana difícil de aceptar …

23 Diciembre, 2014(0)

Era la menor de los siete hijos una acomodada familia judía. Murió su  padre cuando  apenas contaba dos años de edad por lo que todo el peso de la familia y de los negocios recayeron sobre su madre, una piadosa y enérgica mujer que se sentía profundamente identificada con la religión tradicional y forzaba a su hijos a no perderse ninguna de las prácticas ritualistas de la sinagoga, lo que, desde muy pronto abrió en la niña el afán de comprender el qué y el por qué de muchas cuestiones cuya mayor fuerza argumental estaba en el peso de la tradición. Siendo aún muy niña, dos tíos suyos se suicidaron, lo que despertó en ella una creciente desolación que la llevó al ateísmo cuando apenas había cumplido los quince años. Ya era entonces una adolescente ávida por saber, muy bien preparada para abordar una brillante carrera académica en la que pronto se distinguió como la más aventajada alumna de Edmund Husserl (1859-1938), celebrado en los más prestigiosos círculos académicos de la época como introductor del método “fenomenológico”  de investigación filosófica. Ya habréis adivinado que nos estamos refiriendo a Edith Stein, hoy conocida como Santa Teresa Benedicta de la Cruz  …

24 Noviembre, 2014(0)

En el actual “mercadeo”de la política española, entre los políticos profesionales de distintos colores destacan dos posicionamientos que empezaron a fraguar hace al menos dos siglos, y que, a tenor de los tiempos, se llaman hoy de distinta manera: hubo liberales y conservadores, isabelinos o alfonsinos y carlistas, republicanos y monárquicos, laicos y confesionales… En todos los casos, pretendiendo atraer hacia sí a algo más de la mitad de la población española con el señuelo de que ellos son los buenos y los otros los malos. Hoy adoptan los anacrónicos calificativos de “izquierdas” y “derechas”, cuyos verdaderos significados distan mucho de haber sido convenientemente explicitados. Ciertamente, no hubo en España guerra civil desde el 28 de febrero de 1875, en que el belicoso pretendiente Carlos María de los Dolores de Borbón y Austria  hubo de abandonar España, hasta que el 18 de julio de 1936 empezó el más sangriento enfrentamiento, que protagonizaron y sufrieron  nuestros padres o abuelos. Pero, en el plano ideológico, en ese intermedio de sesenta largos años, no dejó  de haber dos enconados campos cada uno de ellos con “razones de peso” según los respectivos criterios: el uno se decía igualitario y anticlerical mientras que el …

6 Noviembre, 2014(0)

No es en absoluto vergonzosa ni vergonzante la profesión de Empresario; tanto si es titular del Capital como si no, el genuino empresario se siente obligado a trabajar constante y disciplinadamente, codo con codo, con sus colaboradores, los otros trabajadores, por los que puede o no tener simpatía (mucho mejor lo primero). La Empresa nace y se desarrolla a partir de un proyecto de “acción en equipo”: el pionero del proyecto es un empresario empeñado en hacer realidad tanto una idea básica que responda a determinada demanda del Mercado como un compromiso de organización y gestión; completan las necesidades de Capital uno o varios inversores dispuestos a cubrir los gastos de preparación, infraestructura, despegue y mantenimiento; mantienen y desarrollan la empresa un conjunto más o menos grande de personas que habrán de responsabilizarse de la producción, administración, venta, etc. Con frecuencia, el capitalista, que no es empresario, permanece en la sombra sin otra preocupación que la rentabilidad de “su dinero”; el empresario o capitalista en funciones de empresario, en muy distinto plano, está obligado a organizar, motivar, controlar…, continuamente y sin desmayo y, por supuesto, con las ideas muy claras sobre las particularidades, derechos y obligaciones de cuantos con …

1 Noviembre, 2014(0)

El artículo de hoy viene al hilo de la recepción de un correo de los que circulan por ahí con su video-clip al uso y para entretenimiento de todos aquellos a los que les sobra tiempo. Creo que los minutos que dediquemos a ello no se pueden dar por perdidos si, al menos, llegamos a la conclusión de que la situación española no es tan gris como ahí se nos apunta con frases e imágenes que, apoyadas en lamentables hechos que están en la memoria de todos, pretenden convencernos de que vivimos en un “país de mediocres”. La Historia nos presta sobradas razones para creer justamente lo contrario de que “vivimos en un país de mediocres”. No eran mediocres, ni mucho menos, Isidoro de Sevilla, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Ignacio de Loyola, el dominico Francisco de Vitoria, el jesuita Francisco Suárez o el mismo Miguel de Cervantes con su Caballero de la Triste Figura, el mismo que se enfrentaba a lo difícil más motivado por el “noble afán” que por el “crematístico resultado”… Tampoco son mediocres sus émulos de la actualidad, los mismos que muestran excelencia en los campos de la Religión con su consiguiente y …

26 Septiembre, 2014(0)

Los términos “choque” y “alianza” de civilizaciones, más que contradictorios, son improbables por su vaguedad o carácter de flatus vocis, que dirían los clásicos: una Civilización que, además de “razón” y poso históricos, presenta un “catálogo” de formas de vivir, es un concepto desbordado por no pocas de sus propias complejidades y abstracciones y, por lo tanto, no puede chocar o asociarse con algo similar o distinto aunque, igualmente “vaporoso”. Lo de paz es muy distinto puesto que, según las Bienaventuranzas, siempre es posible la Paz entre las personas de buena voluntad. Luego de recordar que musulmanes y cristianos podemos sentirnos deudores del Pueblo del que nació y en donde desarrolló su trayectoria humana Jesús de Nazareth, Hijo de Dios, sin incurrir en exageraciones en un sentido u otro, podemos ver en el Islam algo así como el revulsivo de la conciencia de su lugar y tiempo, lo que representó un progreso sobre una ancestral y bárbara forma de vivir de forma que el meollo de su discurso podía ser: Abajo todo lo anquilosado y acomodaticio; sois fuertes frente a un mundo que tiene lo que no le pertenece y que ignora la verdad de nuestro Corán; con toda …

5 Septiembre, 2014(1)

Si Jesucristo viviera ahora, sería de nuestra órbita, ha venido a decir recientemente un profesor universitario que, ni mucho menos, se confiesa fiel cristiano. Al respecto, nos viene a la mente el recuerdo de las derivaciones de la obra del profesor más acreditado de la universidad de Berlín en la primera mitad del siglo XIX, aquel que, a base de postulados muy bien hilvanados según las pautas académicas de la época, se erigió en el más certero intérprete de la realidad para dogmatizar que todo venía de la pura abstracción; se dice que, cuando alguien objetó que la Realidad pudiera no coincidir con su versión, respondió sin rubor alguno: “ese es problema de la realidad”. Nos estamos refiriendo, ya muchos lo habéis deducido, a ese maestro de sofistas llamado Guillermo Federico Hegel (1870-1831). Sin duda que del paso de Hegel y su obra académica por la expectante sociedad europea de la primera mitad del siglo XIX  se derivó la principal referencia para los amigos del divagar por divagar. Era  tal la ambigüedad del hegelianismo que, entre sus discípulos, surgieron tendencias para cualquier gusto: los fieles al “orden establecido” de entonces son recordados por la Historia como figurantes de la …

8 Julio, 2014(0)

No creo descubrir nada nuevo si apunto que los católicos de hoy rezamos poco y, las más de las veces, de forma mecánica  y sin prestar atención al hecho de que la oración sincera y sentida es una forma  de entrar en directa  comunicación con Aquel  que todo lo puede y que nos ama tanto que “se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn 1,14)  para, luego de cargar con el lastre de todas nuestras imperfecciones, morir en la Cruz perdonando y rezando: “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”  (Lc 23,34). Nos angustia  el escaso amor en el que se desenvuelve nuestra vida, el futuro incierto, la indiferencia de los demás (incluidos muchos de los más próximos), el ver que la gente en general (ni buenos ni malos) persiguen fantasmas sin otro atractivo que la vistosa apariencia, lo  que, al final, resulta deprimente y descorazonador…. Ante la perspectiva de no saber qué hacer ni cómo aprender a superar tal o cual dificultad, ¿porqué no aceptamos  que la oración es una buena tabla de salvación?: “Pedid  y se os dará, buscad  y hallaréis, llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe  y el que busca, halla …

16 Junio, 2014(0)

Al extraordinario acontecimiento de la venida del Hijo de Dios, sucede la primitiva y espectacular difusión de la Buena Nueva: es Pedro el que, apoyado por los otros once apóstoles (ya incorporado San Matías en sustitución de Judas Iscariote) se dirige a sus compatriotas para proclamar la Resurrección y exaltación sobre todo lo creado de Jesús de Nazaret (Hch 2, 14-39). Les habla en nombre de Él, luego de haber recibido la elocuencia y fortaleza del Espíritu (Ez 36, 27) y les recuerda que, con ello, se cumplía lo adelantado en las Sagradas Escrituras: “Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos por escabel de tus pies” (Sal 110, 1). En el decir del historiador romano Tácito (55-119), desde el siglo primero, eran multitud los cristianos de Roma y de las otras provincias del Imperio. Hoy resulta muy difícil de explicar el amplio y rápido reconocimiento de una doctrina que no venía impuesta por las armas y sí por el contagio del vivir y del pensar de los fieles a la doctrina del amor y de la libertad, de esos mismos que se veían tanto más libres cuanto más se ocupaban …

27 Mayo, 2014(1)

Al hilo del “aggiornamento” abordado por  San Juan XXIII y  el Concilio Vaticano II,  el Papa  Pablo VI dejó muy claro en su declaración Nostra Aetate del 28 de octubre de 1965: “En nuestra época, en la que el género humano se une cada vez más estrechamente y aumentan los vínculos entre los diversos pueblos, la Iglesia considera con mayor atención en qué consiste su relación con respecto a las religiones no cristianas. En cumplimiento de su misión de fundamentar la Unidad y la Caridad entre los hombres y, aún más, entre los pueblos, considera aquí, ante todo, aquello que es común a los hombres y que conduce a la mutua solidaridad (…) La Iglesia mira también con aprecio a los musulmanes que adoran al único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todo poderoso, Creador del cielo y de la tierra, que habló a los hombres, a cuyos ocultos designios procuran someterse con toda el alma como se sometió a Dios Abraham, a quien la fe islámica mira con complacencia. Veneran a Jesús como profeta, aunque no lo reconocen como Dios; honran a María, su Madre virginal, y a veces también la invocan devotamente. Esperan, además, el día del …

7 Mayo, 2014(0)

Tanto en mítines y proclamas populistas como en las tertulias radiofónicas o televisivas, y seguro que también en los íntimos círculos de la política “teórica y profesional”, se habla mucho y muy enfáticamente sobre la Justicia Social y otros grandes valores…; pero, demasiadas veces, sucede ello desde la premisa de un abstracto “deber ser” que poco o nada cuenta con la realidad del momento y, mucho menos, con un serio compromiso personal de todos o de casi todos cuantos hablan y hablan hasta recrearse con el eco de sus propias palabras, obviando tal vez  el hecho de que “mejorar lo mejorable” es una ineludible exigencia de la buena política. Sucede luego que, en el terreno de las realidades cotidianas, no pocos de los más graves problemas continúan sin resolver cuando no se agravan aun más por el inadecuado tratamiento con probada escasez de trabajo, responsabilidad y generosidad… ¿No es ahí en donde deben (debemos) entrar los católicos que se toman (nos tomamos) en serio el papel de “sal de la Tierra”? ¿Cómo? Tomándonos muy en serio eso de “vivir en este mundo sin ser de este mundo” y dando a “Dios lo que es de Dios y al césar …

28 Abril, 2014(0)

Si fijamos la atención hacia siglo y medio atrás de nuestra historia, los católicos habremos de reconocer que fue algo muy positivo para nuestra Santa Madre la Iglesia el forzado abandono del poder temporal sobre una buena parte de Italia por parte de SS beato Pío IX  el 20 de septiembre de 1870.  Es a partir de entonces cuando el efectivo poder temporal de los papas queda reducido al minúsculo Estado del Vaticano, mientras que su poder espiritual —con la consiguiente autoridad moral— han ido creciendo hasta llegar al profundo y preciso magisterio de Benedicto XVI, cuya heroica renuncia de  hace un año dio lugar a la elección de nuestro entrañable  Santo Padre Francisco, que nos acaba de regalar la canonización de San Juan XXIII y San Juan Pablo II, de más en más cercanos, muy cercanos, y de más en más santos, muy santos. Tan bendita etapa de la Historia de la Iglesia es iniciada por el propio beato Pío IX (1846-1878), al que debemos la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre de 1854 y la realización del concilio Vaticano I (1869-1870), seguido por León XIII (1878-1903), cuya es la inspirada, esclarecedora y …