Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Lunes, Marzo 27, 2017
  • Siguenos!

Evangelios

Evangelios
¿Crees tú en el Hijo del Hombre?

26 de Marzo
Por Gloria Mª Tomás

  En aquel tiempo, al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. Y escupió en tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego y le dijo: «Ve a lavarte a la piscina de Siloé (que significa Enviado).» Él fue, se lavó, y volvió con vista. Y los vecinos y los que antes solían verlo pedir limosna preguntaban: « ¿No es ése el que se sentaba a pedir?» Unos decían: «El mismo.» Otros decían: «No es él, pero se le parece.» Él respondía: «Soy yo.» Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. Era sábado el día que Jesús hizo barro y le abrió los ojos. También los fariseos le preguntaban cómo había adquirido la vista. Él les contestó: «Me puso barro en los ojos, me lavé, y veo.» Algunos de los fariseos comentaban: «Este hombre no viene de Dios, porque no guarda el sábado.» Otros replicaban: « ¿Cómo puede un pecador hacer semejantes signos?» Y estaban divididos. Y volvieron a preguntarle al ciego: «Y tú, ¿qué dices del que te ha abierto los ojos?» Él contestó: «Que es un profeta.» Le replicaron: «Empecatado naciste tú de pies a cabeza, ¿y nos vas a dar lecciones a nosotros?» Y lo expulsaron. Oyó Jesús que lo habían expulsado, lo encontró y le dijo: « ¿Crees tú en … Full article

Para Dios nada hay imposible

25 de Marzo
Por Francisco Jiménez Ambel

  En el sexto mes, el ángel Gabriel fué enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David: el nombre de la virgen era María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo: “No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin”. Y María dijo al ángel: “¿Cómo será eso, pues no conozco varón?”. El ángel le contestó: “El Espíritu Santo vendrá sobre tí, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, <porque para Dios nada hay imposible>”. María contestó: “He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra”. Y el ángel se retiró. Lc 1 26-38 …

Los caminos para amar a Dios

24 de Marzo
Por Horacio Vázquez

  “Un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: “¿Qué mandamiento es el primero de todos? ”Respondió Jesús: “El primero es: “Escucha Israel, el señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos”. El escriba replicó: “Muy bien Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él, y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios”. Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo: “No estás lejos del reino de Dios”. Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas”. Mc 12, 28b-34     La respuesta de Jesús al escriba que le formula la pregunta y la matización que este realiza después, y que Jesús alaba como sensata, nos sitúan sobre las claves “del modo de amar a Dios”, porque si bien Jesús establece en su respuesta la lógica jerarquía que existe entre el “amor a Dios” y el “amor al prójimo” en una escala de los mandamientos más importantes, luego, en definitiva, …

Yo echo los demonios con el dedo de Dios

23 de Marzo
Por Fernando Zufía

  En aquel tiempo, estaba Jesús echando un demonio que era mudo. Sucedió que, apenas salió el demonio, empezó a hablar el mudo. La multitud se quedó admirada, pero algunos de ellos dijeron: «Por arte de Belzebú, el príncipe de los demonios, echa los demonios». Otros, para ponerlo a prueba, le pedían un signo del cielo. Él, conociendo sus pensamientos, les dijo: «Todo reino dividido contra sí mismo va a la ruina y cae casa sobre casa. Si, pues también Satanás se ha dividido contra sí mismo, ¿cómo mantendrá su reino? Pues vosotros decís que yo echo los demonios con el poder de Belzebú, vuestros hijos, ¿por arte de quién los echan? Por eso, ellos mismos serán vuestros jueces. Pero, si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha llegado a vosotros. Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros, pero, cuando otro más fuerte lo asalta y lo vence, le quita las armas de que se fiaba y reparte su botín. El que no está conmigo está contra mí; el que no recoge conmigo desparrama». Lucas 11, 14-23   Tenemos a Jesús refutando a los fariseos que como siempre se presentan para ponerle a prueba y hacerle quedar en ridículo.Belcebú es uno de los demonios mas importantes ya …

Plenitud y ley

22 de Marzo
Por Manuel Requena

No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. En verdad os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la ley. El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el reino de los cielos. Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.”(MT 5, 17-20) La justicia de Jesús es exigente porque apunta más alto que la de los escribas y fariseos y porque entrega mucho más como premio. La armonía que produce su justicia de comunión, no de tolerancia y cumplimiento, es muchísimo más estable, apasionada, completa y libre. La justicia de la Ley  mira hacia fuera, al resultado conductual de hacer o no hacer lo que decían sus intérpretes indiscutibles. La justicia de Jesús lo que hace es promover, cuidar, restablecer o encauzar la relación entre las personas. La trayectoria de su cauce es en sentido contrario a la antigua ley. Nace desde dentro de la persona y marcha hacia fuera, donde …

Un océano de perdón

21 de Marzo
Por César Allende

En aquel tiempo, acercándose Pedro a Jesús le preguntó: «Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?» Jesús le contesta: «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Por esto, se parece el reino de los cielos a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus criados. Al empezar a ajustarlas, le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así. El criado,arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo: “Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré todo.” Se compadeció el señor de aquel criado y lo dejó marchar, perdonándole la deuda. Pero, al salir, el criado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, agarrándolo, lo estrangulaba, diciendo: “Págame lo que me debes”. El compañero, arrojándose a sus pies, le rogaba, diciendo: “Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré.” Pero él se negó y fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara lo que debía. Sus compañeros, al ver lo ocurrido, quedaron consternados y fueron a contarle a su señor todo lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo: “¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te la perdoné porque …

José obedeció a Dios

20 de Marzo
Por Javier Sánchez

  Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo. El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José, hijo de David, no tengas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados». Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor. (Mateo 1, 16. 18-21. 24a) Buenos días hermanos. Muchas Felicidades a todos los padres, Pepes y Pepas. El Evangelio de hoy nos presenta cómo fue la concepción de Jesús. 1 – La Santísima Virgen María espera un hijo y no es de San José. 2 – San José, razonando humanamente, interpreta mal la situación. Piensa, con lógica humana, en una infidelidad de la Santísima Virgen. Ante ello, para perjudicarla lo menos posible, decide repudiarla en secreto. 3 – El Señor se dirige en sueños a San José a …

Agua que salta hasta la Vida eterna

19 de Marzo
Por Ángel Moreno

  En aquel tiempo, llegó Jesús a un ciudad de Samaria llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al pozo. Era hacia la hora sexta. Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice: «Dame de beber». Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida. La samaritana le dice: «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mi, que soy samaritana?» (porque los judíos no se tratan con los samaritanos). Jesús le contestó: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice “dame de beber”, le pedirías tú, y él te daría agua viva». La mujer le dice: «Señor, si no tienes cubo, y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas el agua viva?; ¿eres tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?». Jesús le contestó: «El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna». La mujer le dice: «Señor, dame esa agua: así …

Los hijos de los hombres y los hijos de Dios

18 de Marzo
Por Alfredo Esteban Corral

Solían acercarse a Jesús todos los publicanos y los pecadores a escucharlo. Y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: “Ese acoge a los pecadores y come con ellos”. Jesús les dijo esta parábola: “Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: “Padre, dame la parte que me toca de la fortuna”. El padre les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se marchó a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente. Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible, y empezó él a pasar necesidad. Fue entonces y se contrató con uno de los ciudadanos de aquel país que lo mandó a sus campos a apacentar cerdos. Deseaba saciarse de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba nada. Recapacitando entonces, se dijo: “Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me levantaré, me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros”. Se levantó y vino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se le conmovieron las entrañas; y, echando a correr, se le …

Jesús, la piedra angular

17 de Marzo
Por Mº Nieves Díez

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: – «Escuchad otra parábola: “Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó una torre, la arrendó a unos labradores y se marchó lejos. Llegado el tiempo de los frutos, envió sus criados a los labradores para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon. Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último les mandó a su hijo, diciéndose: “Tendrán respeto a mi hijo.” Pero los labradores, al ver al hijo se dijeron: “Éste es el heredero: venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia.” Y, agarrándolo, lo sacaron fuera de la viña y lo mataron. Cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?”» Le contestan: – «Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores, que le entreguen los frutos a sus tiempo». Y Jesús les dice: – «¿No habéis leído nunca en la Escritura: “La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”? Por eso os digo …

Tiempo de salvación

16 de Marzo
Por Hermenegildo Sevilla

Utilizo habitualmente la Renfe y el Metro de Madrid y rara es la vez que, durante el viaje, no aparezca un mendigo que, dirigiéndose a las personas que se encuentren en el vagón, cuente sus penurias, demandando una ayuda para aliviar sus carencias. La mayoría de las personas permanecen atentas a su móvil o a la conversación que estén manteniendo, sin que parezcan darse cuenta de la existencia de ese pobre, pidiendo limosna. El mundo absorbe a las personas en una espiral de egoísmo, materialismo y consumismo, en la que el “otro” simplemente no existe. Sólo es real lo que tiene utilidad para uno mismo.   En el trabajo tampoco es extraño observar como un compañero pide ayuda para cualquier cosa, pero los que tiene al lado no pueden perder el tiempo con él. El tiempo es oro y es necesario cumplir objetivos y planes. Este pobre hombre también es rechazado por ser considerado un obstáculo.   Me tomo un café en el bar, mientras en la televisión del local dan noticias acerca de violentos sucesos, cuyas víctimas experimentan un gran sufrimiento. Nadie parece conmoverse de verdad. Surgen comentarios sobre detalles anecdóticos en torno a las noticias. Veo más morbo que sensibilidad. La compasión parece estar anestesiada. Le ha pasado al otro. Parece que los clientes del bar han consumido algún narcótico que les impide descender …

El que quiera ser grande, que sea vuestro servidor

15 de Marzo
Por José Cañizares

  En aquel tiempo, subiendo Jesús a Jerusalén, tomando aparte a los Doce, les dijo por el camino: «Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, y lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen; y al tercer día resucitará». Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: «¿Qué deseas?». Ella contestó: «Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda» Pero Jesús replicó: «No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber?». Contestaron: «Podemos». Él les dijo: «Mi cáliz lo beberéis; pero sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre». Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra los dos hermanos. Y llamándolos, Jesús, les dijo: «Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que …

El que se humille será ensalzado

14 de Marzol
Por Rafael Alcázar

  Entonces Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos y les dijo: «En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos. Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen. Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas. Todas sus obras las hacen para ser vistos por los hombres; se hacen bien anchas las filacterias y bien largas las orlas del manto; quieren el primer puesto en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, que se les salude en las plazas y que la gente les llame “Rabbí”. «Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar “Rabbí”, porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos. Ni llaméis a nadie “Padre” vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo. Ni tampoco os dejéis llamar “Directores”, porque uno solo es vuestro Director: el Cristo. El mayor entre vosotros será vuestro servidor. Pues el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado. Mateo 23, 1-12   Tu palabra Señor es sabiduría para mi y luz para mis pasos en este dia. Hablas… “a la gente y a tus discípulos” A todo hombre. Yo si que …

Vino nuevo o vino viejo

13 de Marzo
Por Antonio Pavía

 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante, pues con la medida con que midiereis se os medirá a vosotros». Lc 6,36-38 “Nadie echa el vino nuevo en pellejos viejos”. El vino viejo representa en este Evangelio al hombre viejo de quien, como dice el apóstol Pablo en su carta a los Efesios, es necesario despojarse, ya que “se corrompe siguiendo la seducción de las concupiscencias” (Ef 4,22). Tenemos el peligro de considerar el Evangelio como el máximo exponente de los manuales de perfección. Con esta percepción y dada la imposibilidad de cumplirlo, echamos mano de componendas que no sólo perjudican a nuestra alma, sino que entramos, igual que la flor y nata del pueblo de Israel, en el ámbito de la mentira, “del mentiroso” (Jn 8,44). ¿Qué podemos hacer entonces? Lo tenemos fácil. Basta tener conciencia de que Jesús murió para entregarnos como don el Evangelio de la gracia (Hch 20,24). Decir que el Evangelio está lleno de la gracia de Dios implica que de él mana su Fuerza y su Sabiduría. Tanto la Gracia como la Fuerza y la Sabiduría son el trípode que hacen posible …

¡Qué bien se está aquí!

12 de Marzo
Por Jerónimo Barrio

  En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y subió con ellos aparte a un monte alto. Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. De repente se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él. Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: «Señor, ¡qué bueno es que estemos aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías». Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una voz desde la nube decía: «Este es mi Hijo, el amado, en quien me complazco. Escuchadlo». Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto. Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo: «Levantaos, no temáis». Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús, solo. Cuando bajaban del monte, Jesús les mandó: «No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos». Mateo 17, 1-9 ¡Qué bien se está aquí! En el camino de la vida, que es en realidad el camino de la fe que nos conduce hacia el Padre, nos toca vivir infinidad de momentos de muy diferente significado. En esos lugares y tiempos en los que nos vemos …

Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto

11 de Marzo
Por Hijas del Amor Misericordioso

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo” y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y, si saludáis solo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto». Mt 5,43-48.     Con este pasaje Cristo- Maestro, nos está dando una lección, con la cual explicita la razón de la conducta de sus discípulos, frente a la moral “adulterada” del Judaísmo de los rabinos de su época; algo que ya introducía en los versículos precedentes (vv. 38-42). Ciertamente la Ley Mosaica no decía «aborrece a tus enemigos». Sí enseñaba y preceptuaba «amar a tu prójimo como a ti mismo» (Lev 19,18). La frase “aborrece al enemigo” era una inferencia rabínica que Jesús repudió totalmente. Los rabinos corrompieron Lev 19,18. Con esta inferencia ellos resumían la Ley reduciendo su prójimo sólo a los judíos de Israel y no a los samaritanos y gentiles. Jesús entra en …

  «Porque os digo que, si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cielos. Habéis oído que se dijo a los antepasados: No matarás; y aquel que mate será reo ante el tribunal. Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal; pero el que llame a su hermano “imbécil”, será reo ante el Sanedrín; y el que le llame “renegado”, será reo de la gehenna de fuego. Si, pues, al presentar tu ofrenda en el altar te acuerdas entonces de que un hermano tuyo tiene algo contra ti, deja tu ofrenda allí, delante del altar, y vete primero a reconciliarte con tu hermano; luego vuelves y presentas tu ofrenda. Ponte enseguida a buenas con tu adversario mientras vas con él por el camino; no sea que tu adversario te entregue al juez y el juez al guardia, y te metan en la cárcel. Yo te aseguro: no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo. Mateo 5:20-26 Cuando me pongo enfrente del sermón de la montaña, todo mi cuerpo se estremece ante esta nueva forma de vida que el Señor me propone. El Sermón de la montaña es la misma buena noticia de la anunciación a María de que iba …

La fuerza de la oración

9 de Marzo
Por Juanjo Calles

“Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá.. Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al llama, se le abrirá. ¿O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le dé una piedra; o si le pide un pez, le dé una culebra? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan! «Por tanto, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetasª. Mt, 7, 7-12 La Iglesia nos invita a entrar en el desierto cuaresmal apoyados con tres armas en nuestra lucha contra los enemigos del alma: el mundo, la carne y el demonio. Junto al ayuno y la limosna, la Cuaresma nos invita a vivir una oración más profunda,  personal e íntima y combativa. Si queremos aprender a orar tenemos que mirarnos en el Maestro de oración de la vida cristiana que no es otro más que Jesús. Él  es el  modelo y paradigma de cómo orar, qué orar y cuándo orar. Jesús nos enseña a orar no sólo con la oración del Padre nuestro, sino también cuando Él mismo ora. Así, además del contenido, nos …

La única señal: la Resurrección

8 de Marzo
Por Valentín de Prado

       En aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús y él se puso a decirles: -Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del Hombre para esta generación. Cuando sean juzgados los hombres de esta generación, la reina del Sur se levantará y hará que los condenen; porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Cuando sea juzgada esa generación, los hombres de Nínive se alzarán y harán que los condenen; porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás. Lc 11,29-32       El evangelio de hoy nos presenta una acusación muy fuerte de Jesús contra los fariseos y los escribas. Ellos querían que Jesús les diera una señal, querían un milagro para creer. En el fondo ni se fiaban de Jesús ni querían creer. Solo querían  el milagro para poner a prueba a ese Jesús del que no se fiaban en absoluto.     En definitiva intentaban tentarle y que Jesús se sometiera a sus criterios . No había en ellos apertura para una posible conversión. Pero …

Padre nuestro

7 de Marzo
Por Juan Ignacio Echegaray

  En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes de que lo pidáis. Vosotros rezad así: “Padre nuestro del cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos han ofenden, no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal”. Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, también os perdonará vuestro Padre celestial, pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas». Mateo 6, 7-15 Cómo habla Jesucristo con el Padre, lo que le pide y nos enseña a pedirle; la verdadera súplica, y las necesidades básicas, están compendiadas en pocas palabras en esta oración incluida en el marco de las bienaventuranzas de san Mateo. Esta oración con sus cortas frases, fáciles de memorizar, han hecho el objeto de comentarios en todas las edades de la Iglesia, el mismo Israel conoce una oración muy parecida donde se llama a Dios Padre, y Rey: el Avinu Malkeinu (1). Con ella, Israel, se arrepiente del alejamiento de Dios, …

  En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha: “Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme”. Entonces los justos le contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestirnos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?” Y el rey les dirá: “En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis”. Y entonces dirá a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus …

Es tiempo de volver a ganar guerras

5 de Marzo
Por Pablo Morata

  En aquel tiempo, Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, al fin sintió hambre. El tentador se le acercó y le dijo: « Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes». Pero él le contestó: «Está escrito: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”». Entonces el diablo lo llevó a la ciudad santa, lo puso en el alero del templo y le dijo: «Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: «Ha dado órdenes a sus ángeles acerca de ti y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras”». Jesús le dijo: «También está escrito: “No tentarás al Señor, tu Dios”». De nuevo el diablo lo llevó a un monte altísimo y le mostró los reinos del mundo y su gloria, y le dijo: «Todo esto te daré, si te postras y me adoras». Entonces le dijo Jesús: «Vete, Satanás, porque está escrito: “Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto”». Entonces lo dejó el diablo, y he aquí que se acercaron los ángeles y lo servían. (Mt. 4, 1 – 11) “Es tiempo de volver a ganar guerras”, …

Anuncio de los nuevos tiempos mesiánicos

3 de Marzo
Por Tomás Cremades

Los discípulos de Juan se le acercan a Jesús, preguntándole: “¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan?”. Jesús les dijo: “¿Es que pueden guardar luto los amigos del esposo, mientras el esposo está con ellos?” Llegará un día en que les arrebatarán al esposo, y entonces ayunarán”. (Mt 9, 14-15) Estamos en la parte lll del Evangelio de Mateo. Y en esta parte se narran innumerables episodios milagrosos. Si en la parte l Mateo nos inicia con el Nacimiento e infancia de Jesús, y en la parte ll se inicia con “la promulgación del Reino de Dios” y su capítulo principal que son “las Bienaventuranzas”, en éste caminamos hacia “la predicación del Reino de los Cielos”. Cristo tiene que ir introduciendo  la “Buena Noticia”, “el Evangelio”, poco a poco en la mente “ignorante y necia” de los fariseos y publicanos, al igual que al resto de sus iniciales discípulos. Aún acaba de llamar a Mateo, e iniciada la comida de fiesta que éste le da, cuando ya los fariseos comentan esta disposición de Jesús de comer con pecadores. Ya estaba profetizada esta conducta que no sólo es del pueblo de Israel, sino que es actual en el  mundo de hoy de “desconocer e ignorar” los caminos de Dios. Dice el Salmo 91: “… ¡Qué admirables …

Si alguno quiere venir en pos de mí

2 de Marzo
Por Ernesto Juliá

  En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día» Entonces decía a todos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz cada día y me siga. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o se arruina a sí mismo?». Lc 9, 22-25. Hemos comenzado el tiempo de Cuaresma, y la Iglesia nos invita a vivir estos días preparando nuestra alma para acompañar a Nuestro Señor Jesucristo en su Pasión, en su Muerte, en su Resurrección..-   “El Hijo del Hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, los sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día”. El anuncio del Señor deja desconcertados a los Apóstoles. No esperaban palabras semejantes. ¿Cómo puede ser ejecutado el autor de la vida? ¿Cómo puede morir el Creador del mundo? ¿Cómo puede caer en manos de la muerte Quien ha resucitado muertos? Los Apóstoles no se han hecho cargo todavía de la profunda realidad del mal del pecado; de la rebelión del hombre contra el …

Ayuno, limosna y oración

1 de Marzo
Por Ramón Domínguez

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario, no tenéis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no mandes tocar la trompeta ante ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles para ser ser honrados por la gente; en verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando recéis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vean los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará.Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas que desfiguran sus rostros para hacer ver a los hombres que ayunan. En verdad os digo que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu …

La promesa de Jesucristo

28 de Febrero
Por Buenanueva

  En aquel tiempo, Pedro se puso a decir a Jesús: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido». Jesús dijo: «En verdad os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, que no reciba ahora, en este tiempo, cien veces más – casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones -, y en la edad futura, vida eterna. Muchos primeros serán últimos, y muchos últimos primeros». Marcos 10, 28-31

Seguir a Cristo hoy

27 de Febrero
Por Juan Sánchez

«En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: “Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?”.  Jesús le contestó: “¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre”. El replicó: “Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño”. Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: “Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme”. A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: “¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!”. Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: “Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios”. Ellos se espantaron y comentaban: “Entonces, ¿quién puede salvarse?”. Jesús se les quedó mirando y les dijo: “Es imposible para los hombres, …

No os agobiéis

26 de Febrero
Por Ángel Moreno

  En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Nadie puede servir a dos señores. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero. Por eso os digo: no estéis agobiados por la vida pensando qué vais a comer, ni por el vuestro cuerpo pensando con qué os vais a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Mirad a los pájaros del cielo: ni siembran, no siembran ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellos? ¿Quién de vosotros, a fuerza de agobiarse, podrá añadir una hora al tiempo de su vida? ¿Por qué os agobiáis por el vestido? Fijaos cómo crecen los lirios del campo: ni trabajan ni hilan. Y os digo que ni Salomón, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues, si a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se arroja al horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? No andéis agobiados pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o con qué os vais a vestir. Los paganos se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro …

Antes de abordar la figura de esta asombrosa mujer, amiga hasta los recovecos más íntimos y profundos de nuestra alma, es conveniente tener en cuenta las denuncias proféticas de la que Israel es objeto en épocas de su historia en las que su relación con la Palabra de Dios ha alcanzado un punto tal de relativismo y conformismo legal, que da lugar a una mediocridad rayana en el escepticismo. Como paradigma de estas denuncias recogemos ésta de Jeremías. El profeta sufre en su propia carne la insensatez a la que han llegado los israelitas en su relación con Dios. Todo ha quedado reducido a un culto exterior y formalista. Ante tal situación, Jeremías les recuerda que lo realmente importante en su relación con Dios, y tal y como Él mismo les anunció, es que escuchen su voz, su Palabra: “Escuchad mi voz y yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo, y seguiréis todo camino que yo os mandare, para que os vaya bien” (Jr 7,23). Escuchadme, prestad atención a mis palabras, ellas son vuestra vida, vuestra prosperidad; ellas os mantendrán bajo mi amparo, yo cuidaré de vosotros… Israel no hizo caso, no quiso obedecer. Se centró en un culto exterior, algo así como para guardar las apariencias. Un culto que mantiene la relación con Dios sólo con los labios, mientras que su …

No se lo impidáis

25 de Febrero
Por Francisco Jiménez Ambel

Le acercaban a Jesús niños para que los tocara, pero los discípulos los regañaban. Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo: “Dejad que los niños se acerquen a mi: no se lo impidáis, pues de los que son como ellos es el reino de Dios. En verdad os digo que quien no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él”. Y tomándolos en brazos los bendecía imponiéndoles las manos. (Mc 10 13-16)   Hay una presencia para cada sentido. Las Escrituras están llenas de alusiones a los cinco sentidos como puerta de entrada para cada hombre de la misteriosa aparición de Dios o alguna de sus cualidades. Es asombroso, pero todos los perifécos de entrada -que dería un informático- están preparados para captar la acción y ser de su Majestad. No hay mucha duda sobre la preeminencia del oído, al que se remite el precepto central de la Ley: Escucha. De hecho el que no escucha, permanece solo, en la tinieblas de la inseguridad, perdido sin sentido. Pero con la llegada del Mesias las cosas cambiaron. Lo que habíamos oido lo hemos visto y tocado.  Unos vieron a Jesús, otros lo escucharon, algunas lo perfumaron; a los discípulos se dio a gustar bajo las especies de pan y vino. Pero su aparición como hijo de mujer hizo posible un …