Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Miércoles, Mayo 24, 2017
  • Siguenos!

Candice Wiggins, la jugadora de la WNBA acosada por ser heterosexual 

Salvatore Tropea cuenta en Infovaticana.it -versión italiana de InfoVaticana-, que la jugadora de baloncesto de la WNBA Candice Wiggins sufrió acoso durante ocho años por el simple hecho de ser heterosexual. 

En una entrevista concedida al diario San Diego Union-Tribune, la estudiante de Satanford confesó que “el 98% de las jugadoras de la WNBA son lesbianas” y por ello tuvo que abandonar su equipo debido al acoso que sufrió por parte de sus compañeras.

“Para mí fue terrible ser heterosexual y decirlo. Yo diría que el 98% de las jugadoras de la WNBA son lesbianas y hay muchas reglas no escritas que ellas hacen que se cumplan”, confesó la joven.  “La gente trataba de dañarme de forma deliberada. Nunca fui insultada más en mi vida. El mensaje era: ‘Queremos que sepas que no nos gustas”.

Wiggins, que ahora tiene 30 años, cuenta al diario norteamericano que a pesar de querer seguir compitiendo se vio obligada a abandonar, ya que había caído en una depresión. “Tenía una fuerte depresión. Fue muy duro. No me gustaba la cultura de la WNBA, habían aniquilado nuestros valores. Era muy tóxica para mí y me estaban rompiendo el espíritu”.

“Me hubiera gustado jugar un par de temporadas más, pero no era aconsejable por mi estado mental. Mucha gente piensa que en esa Liga tienes que parecer un hombre, jugar como un hombre para obtener respeto. Yo pensaba lo contrario. Estaba orgullosa de ser una mujer, y por eso no encajaba en esa cultura”, concluye Candice.

Añadir comentario