Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Sábado, Marzo 25, 2017
  • Siguenos!

Carlos de Bustamante

Carlos de Bustamante
19 Mayo, 2016(0)

Entre el sentimiento y la conducta hay un paso importante. Por ejemplo, se puede sentir miedo y actuar valientemente. O sentir odio y perdonar. En ese espacio entre sentimientos y acción está la libertad personal. Se produce entonces una decisión personal, que está en parte en ese momento concreto y en parte antes, en el proceso previo de educación y autoeducación. A lo largo de la vida se va creando un estilo de sentir, y también un estilo de actuar. Siguiendo con el ejemplo, una persona miedosa o rencorosa se ha acostumbrado a reaccionar cediendo al miedo o al rencor que espontáneamente le producen determinados estímulos, y esto ha creado en él un hábito más o menos permanente. Ese hábito le lleva a tener un estilo de responder afectivamente a esas situaciones, hasta acabar constituyéndose en un rasgo de su carácter. Muchas de las veces que sentí miedo, y les aseguro que no han sido pocas, que no es oportuno detallar, pienso y hago la misma consideración: ¿existe, realmente, “Juan sin miedo”? y siempre contesté y me contesté lo mismo: rotundamente ¡¡no!! Habrá, sí, quien, por naturaleza y vaya usted a saber por qué otros motivos, sean más o … Full article

28 Abril, 2016(0)

  La educación debe prestar una atención muy particular a la educación moral, y no puede quedarse sólo en cuestiones como el desarrollo intelectual, la fuerza de voluntad o la estabilidad emocional. Y una buena educación sentimental ha de ayudar, entre otras cosas, a aprender, en lo posible, a disfrutar haciendo el bien y sentir disgusto haciendo el mal. Se trata, por tanto, de aprender a querer lo que de verdad merece ser querido. En nuestro interior hay sentimientos que nos empujan a obrar bien, y, junto a ellos, pululan también otros que amenazan nuestra vida moral. Por eso debemos procurar modelar nuestros sentimientos para que nos ayuden lo más posible a sentirnos bien con aquello que nos ayuda a construir una vida personal armónica, plena, lograda; y a sentirnos mal en caso contrario. Porque la educación moral nos ayuda —entre otras cosas— a sentir óptimamente. Para los primeros cristianos, el sentido positivo de la afectividad humana era algo connatural y muy cercano. Prueba de ello es el consejo del apóstol de los gentiles: “Tened entre vosotros los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús”. El Catecismo de la Iglesia Católica habla también de la importancia de implicar la vida …

6 Abril, 2016(0)

Antes de tratar de cada uno de los puntos del enunciado, he de expresarles en confidencia de amigos, que por circunstancias familiares –Dios sólo sabe el motivo-, afectividad y sentimientos altamente emotivos en quien se lo transmite, a buen seguro son debidos a ellas; humanamente no deseadas por extremadamente duras, pero llevadas con tal garbo, dignidad ¡y alegría exterior! Que dejaron huella indeleble en la descendencia; como la de las profesiones vocacionales que “imprimen carácter”. Es, sin entrar en detalles que pertenecen a la propia intimidad, la mayor y mejor lección que, basada en el ejemplo de mis mayores, hacen posible que trate de temas que, sin el ejemplo, sería poco menos que imposible exponer. Otra cosa es que recibidas estas lecciones, el alumno las haya asimilado como debiera. De forma similar a como recibida una intensa y “ejemplar” formación cristiana, hayamos correspondido debidamente o no, a tanto como gratuitamente se nos ha dado. En el aprendizaje emocional, el ejemplo tiene un particular protagonismo. Basta pensar, por en cómo se transmite de padres a hijos la capacidad de reconocer el dolor ajeno, de comprender a los demás, de brindar ayuda a quien lo necesita. Son estilos emocionales que todos …

25 Febrero, 2016(0)

  Cada sentimiento favorece unas acciones y entorpece otras. Por tanto, los sentimientos favorecen o entorpecen una vida psicológicamente y espiritualmente sana, y también favorecen o entorpecen la práctica de las virtudes o valores que deseamos alcanzar. No puede olvidarse que la envidia, el egoísmo, la soberbia o la pereza, son ciertamente carencias de virtud, pero también son carencias de la adecuada educación de los sentimientos que favorecen o entorpecen esa virtud. Puede decirse por tanto que la práctica de las virtudes favorece la educación del corazón, y viceversa. Muchas veces se olvida que los sentimientos son una poderosa realidad humana, una realidad que —para bien o para mal— es habitualmente lo que con más fuerza nos impulsa o retrae en nuestro actuar. En ocasiones se ha tendido a descuidar su educación, quizá por la confusa impresión de que son algo oscuro y misterioso, poco racional, casi ajeno a nuestro control; o quizá por confundir sentimiento con sentimentalismo o sensiblería; o porque la educación de la afectividad es una tarea difícil, que requiere discernimiento y constancia, y quizá por eso se elude casi sin darnos cuenta. Los sentimientos aportan a la vida gran parte de su riqueza, y resultan …

15 Febrero, 2016(0)

  Los afectos son imprescindibles para una vida plena. Pero es necesario educarlos para que contribuyan realmente a la felicidad a la persona. Como veo que el tema elegido como miniserie pudiera dar más de sí de lo que pensé en un principio, haré el atrevido intento de desglosar en los distintos factores que pudieran tener influencia sobre lo que a simple vista indican afectos y sentimientos. Como hitos importantes trataré de comentar como preferentes algunos, y sin descartar otros, como la familia y la educación. Desde muy antiguo se pensó que eran malos aquellos sentimientos que disminuyeran o anularan la libertad. Ésta fue la gran preocupación de la época griega, del pensamiento oriental y de muchas de las religiones antiguas. En todas las grandes tradiciones sapienciales de la humanidad encontramos una advertencia sobre la importancia de educar la libertad del hombre ante sus deseos y sentimientos. Parece como si todas ellas hubieran experimentado, ya desde tiempos muy remotos, que en el interior del corazón del hombre hay fuerzas y solicitaciones contrapuestas que con frecuencia pugnan violentamente entre sí. Todas esas tradiciones hablan de la agitación de las pasiones; desean la paz de una conducta prudente, guiada por una …

29 Enero, 2016(0)

De sobran saben ustedes amigos y también los “sólo conocidos” -¡que no es lo mismo, aunque sí lo quisiera!-, que no lo hay como el rato de insomnio que precede al sueño, normalmente de un tirón, para pensar, meditar o hacer examen de lo hecho u omitido durante el día. Lo que bien puede ser, o lo es si no lo hicimos antes, el examen de conciencia. Con otra versión más significativa para quien no tenga la anterior y muy sana costumbre, para repasar lo escrito en esa hoja en blanco que se nos ofrece para escribir cada mañana al comenzar el día activo. Los borrones que se nos han caído sobre ella con nuestras faltas; las buenas, regular o malas acciones que le damos su significado en los puntos y comas; en los “comenzar y recomenzar”, que pueden ser los puntos y seguido; o los más importantes puntos y aparte, que llevan la determinación de una vida nueva. Página que expresa lo que es y será ya irrepetible cuando sobre lo escrito ponemos el punto final… Poco antes de todo eso y ya (perdonen la vulgaridad) “metido en el sobre”, escuché a la mi esposa algo referido a …

25 Julio, 2015(0)

  La serie casi toca a su fin. No creo que al “improbable lector” le haya resultado entretenida; para quien la transcribió del “guión amigo”, les aseguro que altamente provechosa sobre algo pocas veces dicho y recibido información tan clara y provechosa. Resumen del tema: Existe un orden sexual que está en la misma estructura del ser humano. Se  puede enunciar así: El uso de la facultad de engendrar (y su placer) debe reservarse al matrimonio. Todo uso fuera de él, es gravísimo desorden. Todo esto no es un tema religioso sino antropológico; es propio de todo ser humano. Fundamentación. 1.-El fundamento está en la dignidad que tiene la facultad generativa, como consecuencia de que puede engendrar la vida humana. A causa de que: a) En el origen de toda vida humana hay un acto creador de Dios, que crea el espíritu y otorga la persona, lo cual acontece implicado en el acto procreador de los padres. b) Al transmitir la vida, la persona coopera, pues, con el poder creador de Dios. En ello existe una implicación inseparable. Por esto, la facultad generativa es un don de Dios de trascendental dignidad. c) Como consecuencia, esa dignidad de la facultad generativa exige excluir cualquier uso de ella ajeno a la destinación del Creador. (Cosa que no ocurre con …

21 Julio, 2015(0)

El “Fundamento antropológico” de la indisolubilidad del matrimonio, (avalado por la autoridad indiscutida e indiscutible de dos Papas como Benedicto XVI y san Juan Pablo II) – sin que tales fundamentos antropológicos se contrapongan con la doctrina católica de la que son maestros, sino como tantas veces hemos dicho, natural y religioso-  se complementan: suman, no restan la validez de los argumentos. Ese análisis antropológico cabe hacerlo al menos  desde dos posibles ángulos:   Desde la antropología de la persona; o  desde la antropología de la procreación. -Desde la antropología de la Persona humana.  (Cf.  Benedicto XVI, discurso 6.6.05): 1.-“Aspecto central de la esencia del hombre es su vocación al amor”. Ello porque es imagen de Dios en cuanto a esto; no sólo en cuanto a su condición espiritual. La vocación al amor hacia los demás seres humanos, es constitutiva del hombre; y su correcta realización, lo hace imagen de Dios. Esa vocación al amor se expresa en diversos planos: en la fraternidad, en la amistad, en los lazos familiares, en la tendencia hacia la conyugalidad, en el matrimonio, en la paternidad; etc.  “Y de modo eminente, el celibato apostólico en los bautizados”.  “Lo particular de la conyugalidad” (frente a esas otras manifestaciones de …

10 Junio, 2015(0)

Si es verdad lo que reza la sabiduría popular de que zapatero a tus zapatos”,  el Rezongón calladito estaría más guapo; cosa muy difícil por no decir imposible. Por ambas cosas. Quiero decir con esto, que aborreciendo como aborrezco los politiqueos, hay políticos que por mucho que trate uno de ser ajeno a tanto tejemaneje, es imposible que pasen inadvertidos al español con miras más altas que las de medrar en esta actividad (la política) por otra parte necesaria por quien le corresponda. Esperanzados con el nuevo gobierno de la nación, aún con inquietud indisimulada, esperábamos con ilusión la pronta derogación de leyes indignas impuestas o promulgadas por un gobierno ídem. Pues héteme aquí  que sin comerlo ni beberlo surge de pronto en el arco parlamentario español un nuevo partido político. Con poco a favor y mucho en contra de la división política, o más,  de España; como son las que producen las diversas ideologías como aportan los partidos cuando proliferan como los hongos. “Por si éramos pocos –con perdón- parió la abuela”…: “Podemos”. ¿Y qué ideología es la de este nuevo partido? Para ser breve conciso y concreto el Rezongón lo ve como el ébola, pero en política. Contaminación …

6 Junio, 2015(0)

El Rezongón.  LA  INSTITUCION  NATURAL  DEL  MATRIMONIO  (INM). A la par que S.S. el Papa Francisco habla insistentemente sobre la familia en este año dedicada  a ella, también el “guión amigo” prosigue su andadura, sin desviarse un ápice de la doctrina del Pastor supremo de la Iglesia. Nuevamente hago constar, que natural y antropológico son pilares firmes que se alinean juntos en el Gran Edificio para sostenerlo desde diferentes “apoyos”; los que le dan solidez contra vientos, mareas, tsunamis y ríos salidos de madre. Como verán a continuación, no es fácil, ni lo pretendo, separar lo humano de lo divino, porque se complementan. Lo dijo como nadie el archiconocido teólogo don Jesús Urteaga en el libro de múltiples ediciones: “El valor divino de lo humano”. Permitan que por una sola vez y sin que sirva de precedente el Rezongón les aconseje: ¿a qué esperan si no lo han leído? I.-  Pinceladas previas: La INM, que está en la estructura del ser humano, tal como está creado, es:       –Comunión de amor y vida      -Entre un hombre y una mujer (aptos para casarse; y sin impedimentos)       -Para siempre (comunión no limitada, sino plena)       -“Abierto a la transmisión …

25 Mayo, 2015(0)

La vida moral se puede resumir así: distinguir el Bien del Mal; El bien se debe hacer; el Mal no se debe hacer. 1º. Esto ¿es natural en el hombre? ¿Corresponde a su naturaleza? ¿Es pura enseñanza o educación? Cuando se dice que “esto está grabado en el corazón del hombre”, lo que se está diciendo es que el hombre tiene una estructura moral, cuyas raíces están en que su modo de conocer incluye una dimensión moral. A saber: que “existe el Bien y el Mal moral en sí mismos”; y que “el Bien, Sí”; el Mal, No”. Siempre que lo conocido o pensado tienen una dimensión moral, el hombre la capta espontáneamente. Es una nota de su operación de conocer. Por eso cuando un hombre quiere elegir el mal, dice que eso es el bien. En esa estructura del conocer está la raíz y el resumen de la norma moral natural propia del ser humano. La finalidad de esa estructura moral es “que el hombre sepa obrar de acuerdo con su condición y dignidad de persona”. Cuando se le dan a un niño enseñanzas morales, se está actuando sobre esa estructura moral que tiene por naturaleza. Por eso el niño, cuando es mayor, no remite esas enseñanzas al aprendizaje de la infancia. Sabe …

15 Mayo, 2015(0)

Este Rezongón, nos está saliendo un poco “carca” -que no es lo mismo a lo que por entonces sólo conocíamos la expresión parecida… “caca”-. ¡Mira que va y dice el muy “inorante” que hay un “Índice” para las lecturas que todos y a cualquier edad deberíamos respetar y consultar antes de leer un libro…! ¡Si es que con tanto ordeno y mando nos van a quitar hasta la libertad… ¿no?! Bien es verdad, que el Rezongón de antaño, como servidor ahora, no pretendía aconsejar; decía, nada más. Pues bien, hecho personaje con el de A-J-47- “radio Valladolid transmite”, digo nada más que en aras de la libertad convertida en libertinaje por arte de birlibirloque, hemos mandado el Índice “a freír puñetas”. Por lo general leemos poco y de lo poco, mejor cuanto peor. Porque el Rezongón que esto escribe es un católico escritor-articulista, les digo a continuación las sentencias de quien aprendí lo que rezongo, que son estos puntos de Camino escritos por “el Santo de lo ordinario” (San Josemaría): “No dejes tu lección espiritual. La lectura ha hecho muchos santos”. “Libros: no los compres sin aconsejarte de personas cristianas, doctas y discretas. —Podrías comprar una cosa inútil o perjudicial …

27 Febrero, 2015(0)

“E-A-J-47 Radio Valladolid transmite”: el Rezongón. Son exactamente las ocho y media de la tarde -nada de 8,30 p.m.- La familia Busta entera en derredor de la Lire; la radio no ha mucho estrenada: siete pares de ojos -nuestra madre y seis hijos- como platos, y oídos atentos para escuchar el diario Rezongón: “La familia”. Sonrisas de oreja a oreja y miradas cómplices de que hoy hablase de “nosotros” -creyentes tal vez de que éramos los únicos ¡radioescuchas!-. Únicos o no, el caso es que el rezongamiento de hoy iba para los allí reunidos en torno al mejor de los aparatos importado -según Vaquero- de las Américas… En el silencio total durante el que podía oírse el vuelo de una mosca, resonó la sentencia: “Familia que reza unida, permanece unida”. Téngame en cuenta el lector que estábamos -¡ay!- en los tiempos de la España nacional-católica. En mirada instintiva ¡y nada de furtiva!, miramos todos la mano de nuestra madre que rebuscaba no sé qué en el bolsillo de la chaqueta. -¡Pero mamá, si ya hemos rezado el Rosario antes! –exclamó el más atrevido. La mano volvió a su sitio. -¡Cállate idiota que nos lo perdemos…! –exclamó otro con mayor …

21 Febrero, 2015(0)

Parece normal que a cierta edad las necesidades de sueño reparador disminuyen con los años. Aunque  el Rezongón esté metido de lleno en los denominados de cierta edad, lo normal es que pase las noches plácidamente dormido ocho o nueve horas.  Casi, casi, como los niños. Hay sin embargo un momento crucial en el que me he de valer de algún truqui para conciliar  el sueño. Horribilis porque lo ha sido. Uno más de los sufridores de la pandemia nacional  de una especie “rara” de gripe, he de tomar a broma el acontecimiento… pasado  o en los últimos coletazos g. a D. Pues al grano.   Digo una gripe “rara”, porque  nunca vi cosa igual. Y digo pandemia, porque, sin alarmar al personal, abunda como los hongos en su época. Fiebre poca y  uno o dos días solamente. Tos mucha y sin idea de cuando va a finalizar. Expectoración mucha sin ver el fin. Bronquitis ¿benigna…?, puede. He mencionado estos antecedentes porque tienen que ver,  y mucho, con la nochecita de marras.  Fue tomar la posición horizontal y comenzar el concierto sin fin: nada nuevo, porque  dicen que nada tan viejo y conocido  como la tos. Pero ¡voto al  chápiro …

5 Febrero, 2015(0)

Porque me pete y no creo infringir derechos de autor, inicio una nueva serie tomando como base lo escuchado hace como “1200 años”  (más de 70) en E-A-J-47 Radio Valladolid transmite.  Como antecedente he de decir primero que las Lire, Telefunken, Claripsión, y otras radios de cuyas  marcas no me acuerdo,  fueron instrumentos revolucionarios en las familias. Y lo fueron tanto,  que a punto estuvieron de abrir con ellas una nueva era. Por supuesto la del progreso; término  éste no siempre indicador de bondad para los que entramos, cuasi de golpe  en ella. En cierta manera, aunque todavía incipiente, rompió o menguó la costumbre de las tradicionales visitas. Reuniones familiares, de amigos… con acompañamiento o no de chocolate  con picatostes. O por la austeridad,  casi nunca trágica de los tiempos de posguerra, reuniones a palo seco. Creo recordar que  en una de ellas, alguien contaba las excelencias del nuevo artilugio, fruto del progreso imparable: ¡la radio! Tras reunión del consejo familiar: madre y seis hijos, se barajó la posibilidad de introducir el huésped en casa. Entusiasmo  en los niños. Como vivido hoy recuerdo las concienzudas  deliberaciones  de una marca que fuera buena, bonita, ¡y barata!. Por cuenta propia, seis …

14 Enero, 2015(2)

Procuro escuchar a diario alguno de los telediarios. Ahora, normalmente, el de la cadena de televisión que estimo más fiable. No siempre lo consigo, porque si coinciden con los horarios de la comida o cena, me entero de las noticias por medio del artilugio con que ahora me comunico con ustedes. Muy torpe o desfasado por la edad con la informática, la tertulia diaria, me pone al día. “Je suis Charlie Hebdo”, creo que leí así en las pancartas de miles de franceses indignados. Con algún recuerdo (mal recuerdo si no fuera exacto) del idioma francés estudiado en el bachillerato “sin apellido”… Bueno o malo el recuerdo, traduje: “yo soy Charlie Hebdo”. Y como eran muchos los portadores de similares pancartas, amplié la traducción: todos somos Charlie Hebdo. Si “el parte” dio la cifra de doce los asesinados, ¿quién sería el tal Charlie, mi tocayo? Acudo al noticiero fiable Religión en Libertad. Leo, copio, y pego: “Los obispos de Francia emitieron un comunicado conjunto en el que condenan la brutal matanza de la redacción parisina del semanario de sátira grosera Charlie Hebdo”. Hasta aquí, copio y pego la noticia aclaratoria. La que continúa con otros comentarios que también se …

18 Diciembre, 2014(0)

Desde mi más tierna infancia conozco el prodigioso milagro de la vida en gran cantidad de aves de las más diversas familias. Es ahora, sin embargo, cuando veo el milagro que, por serlo, es realmente prodigioso. Y es también ahora cuando reparo en la estulticia o, por ignorancia quiero pensar, de la maldad de un alto porcentaje de seres que, por racionales, pertenecen a la especie humana…, deshumanizada. Dejo esto aparte, sin caer en descalificaciones que no sirven de nada o de casi nada, para recordar con ustedes, mis posibles lectores, la belleza que contiene la multiplicación de los seres que, siguiendo una ley congénita dictada por un Ser Superior, cumplen con una impresionante perfección. Como muchos de ustedes en la niñez o adolescencia rural, ¿nos vamos, si les parece, “a nidos”? Pues vamos. ¿Recuerdan cómo los descubríamos en árboles, tejados, campos… , según la especie? Descubierto el nido de gorriones, palomas, tórtolas, oropéndolas…,en el caserío, arboledas, pinares, montes y riberas, por el titubeo de los padres de abandonar a su prole en peligro de los depredadores humanos, accedíamos a él. A veces contenía solo huevos recién puestos o en período de incubación de la vida existente en ellos, …

31 Octubre, 2014(0)

Lo hemos visto o cuasi  vivido por los modernos medios de hoy multitud de veces: desde tiempo inmemorial esta costumbre adquirida en las grandes tragedias  de repercusión mundial, hoy “parece” que, o es machista, o lo de los niños  trasnochado. No obstante, cada nueva tragedia o  cataclismo es un rotundo mentís. Véase, por ejemplo, en el caso de los inmigrantes. Si  en la barca o barcaza vienen niños o no digamos si de una subsahariana embarazada se trata, por muy exhaustos que vengan los demás, la mujer encinta de un  nuevo ser humano y los niños, siguen teniendo  preferencia para pisar la tierra prometida. Hoy, pues, como ayer. Hipocresía que no precisa muchos comentarios. Sin embargo, por lo trascendente que es la vida humana y lo importante de la tierra prometida, los haré. Por lo general, en todas las tragedias humanas —e incluso, digo, no humanas— la costumbre, por repetida, se ha hecho norma. En un incendio, en un tsunami, en un terremoto, en un naufragio…, en multitud de casos ¡las mujeres y los niños primeros en poner a salvo!  Y entre los niños, preferencia absoluta los no nacidos en el vientre aún de su madre.  El porqué es …

3 Octubre, 2014(0)

El pecado existe, Dios también. Y fue Él quien en el colmo de amor por los hombres, nos dejó instituido el sacramento de la Penitencia, del Perdón o de la Reconciliación. No nos avergoncemos de saber y decir cuándo fue eso. Copio y pego cómo y cuándo sucedió: « Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: “Paz a vosotros”. Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: “Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”. Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: “Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos”» (Jn 20,19-23). Y digo que, si Dios les dio tal potestad, el perdón no viene de ellos sino de Dios. Por eso, en el momento de la absolución el sacerdote dice: “Yo te absuelvo en el nombre del Padre y del …

14 Julio, 2014(0)

África profunda. Campamento del Ejército español  en A`karrat.  Tiempos  azarosos  de la independencia de los territorios que fueran Protectorado Español en el continente africano.  Soldados del reemplazo, jefes, oficiales y suboficiales, tras un día intenso de trabajo e instrucción bajo el sol implacable, descansan de la  brega más intensa de la que por sí ya lo es, obligada por las circunstancias. En tiendas elementales  formadas por ponchos individuales unidos. Todos, menos el “Páter”, que disponía de tienda cónica, amplia, para celebrar a diario la Santa Misa y recibir  a cuantos tenía a su cargo en labores de confesión, consejo o educación moral de su competencia no exclusiva. Y para albergar en alegre camaradería  a los numerosos tenientes recién salidos del horno académico. Teniente también el Páter, capitaneaba el jocoso club “de la Dolores”. Canción bilbilitana adoptada como himno de una juventud alegre  y hermanada  al máximo en momentos altamente difíciles por peligrosos.  Oriundo el santo sacerdote —porque lo era o es— de Valdepeñas, siempre fue generoso en compartir los envíos, no se sabe por qué conducto, de los buenos caldos de su tierra. Junto a la abundancia del clarete calentorro pero extraordinario, se las arreglaba “divinamente” para sin excesivo …

1 Julio, 2014(0)

Aún recuerdo —será porque gracias a Dios estoy vivo— que algún año de estos pasados, comunicándome con ustedes en diferentes medios, como ahora pero más joven, les escribía sobre añoranzas del día del “Corpus” celebrado en Toledo. Tiempos de Caballero Alférez Cadete haciendo escolta de honor al Santísimo por calles y plazas estrechucas, repletas de un gentío inmenso en actitud de respetuosa adoración al paso solemne de la Custodia. Añoranzas de tiempos pasados con la tentación de considerarlos irrepetibles. Y no sin razón, porque “como la juventud que se va para no volver”, aquello son, sin remedio, añoranzas. Preciosas, pero añoranzas. Irrepetibles. Lo que consideré, sin embargo, irrepetible, no eran tanto de tiempos pasados como de los actos que no creí volver a vivirlos públicamente como estos de la pasada procesión  Adorote  devote”. ver del Corpus Christi. Gozosa equivocación. Día del Corpus en Valladolid. Capital de Castilla. Templo hoy en la calle. Acto y escena repetidos e incluso superados los de antaño. Capital de Castilla convertida en templo. Como en Semana Santa durante el Sermón de las Siete Palabras y procesión de la Pasión. Templo en la calle. Más que concurrido, abarrotado. Hasta los pulsos se detienen en la …

16 Junio, 2014(0)

Hace muchos, muchos años, tuve la dicha enorme de conocer a Mons. Álvaro del Portillo; por entonces y ya ordenado sacerdote, simplemente don Álvaro. Por disposición del Vicario de Cristo —debidamente asesorado— será proclamado beato el próximo 27 de Septiembre de este año  en Madrid (Valdebebas). Creo, pues,  oportuno difundir este escrito referido a su persona como hombre de paz. Personalmente puedo dar testimonio de esta verdad  sobre él, pues en circunstancias de extrema gravedad por un ictus cerebral sufrido como consecuencia y relación probada de causa-efecto en Acto de Servicio —soy militar de profesión por  vocación— recibí una breve carta suya que me infundió tal paz, que aún perdura  pasados treinta y dos años del accidente. La noción de paz encierra una variedad notable de significados análogos. Mons. del Portillo recordaba a menudo la expresión agustiniana, según la cual la paz es la tranquillitas ordinis, la tranquilidad del orden. Pero habitualmente se refería a una paz —tranquilidad y orden— no solo natural, sino a aquella paz que tiene su raíz sobrenatural en la unión del alma con Dios: “Cuando nuestra alma está ordenada a Dios, como un mar en calma, se experimenta el gaudium cum pace, el gozo y la paz: una …

2 Junio, 2014(0)

Palabra esta de progresismo, progresista o, simplemente, “progre”, que por uso y abuso de ella puede que incluso hayamos perdido el sentido de lo que significa. Progresismo que, según a lo que con el calificativo se haga referencia, la riqueza  de nuestro idioma le otorga significados diferentes. Imposible que el simple relator de hechos —¡no tan simple, oigan! —  exprima en su totalidad las múltiples ocasiones en que el término es aplicable. Para evitar los “troncos” que acostumbro, me limitaré al “ismo” en tan solo tres campos: el religioso; el político; y el de cómo puede vivirse en lo ordinario de cada día. O sea, una costumbre adquirida. Dejo, pues, al más y mejor conocimiento del posible lector (¿)la inmensa variedad  de aplicaciones del “verbo” tan de moda. Puesto que, sin queriendo, he delimitado campos, he de tratar del progresismo desde cada uno, al menos, de ellos: -Religioso: Como todo cuanto ha de vivirse de forma ordenada (ya saben, lo opuesto al desorden) creo que debe de ser preciso sujetarse a alguna norma. Y desde este punto de vista, “háylas”: serán, digo, todas aquellas que procedentes de la jerarquía de la Iglesia en los órganos de esta competencia vayan …

26 Mayo, 2014(0)

Tengo a veces la impresión —y esta puede ser una más de las confidencias que acostumbro— de que pienso demasiado en la posterior escritura. La que gustosamente me obliga el blog(¿) y la afición. Por ello,  parece como si en tertulias, conversaciones, conferencias  u homilías a las que asisto estuviera a la que salta. Es decir, como a cazar gazapillos o grandes gazapos para rebatir posteriormente por escrito. Como no creo estar “a la altura” de los suficientemente preparados, mal haría con este espíritu crítico y chinchorrero. Aunque puede que no lo parezca, lo dicho tiene que ver y mucho con el enunciado. Desde los tiempos de crápula y orgías en los períodos de paz próspera en el imperio romano hubo un relajamiento tal de austeridad, disciplina y reciedumbre en las tropas legionarias y sociedad, que  tuvo repercusión inmediata con la aparición  de signos alarmantes de  “feminidad”. No; las muchas letras y  menos el poco comer —pues gracias a Dios conservo a mi edad  un apetito envidiable—  no me hicieron, como a don Quijote, perder el juicio. ¿Qué no…? pues lo parece. ¿O no es disparatada la sentencia que acaba de escribir?  ¿O es que acaso puede usted decir …

20 Mayo, 2014(0)

Si desde niños aprendimos en el Credo las verdades que el cristiano ha de creer, citamos esta del título como la gran desconocida: “la Comunión de los santos”. Recurro a San Gregorio Magno con el ejemplo que nos propone en una de sus homilías. San Gregorio Magno expone con gran sentido gráfico y pedagógico, la eficacia maravillosa de la Santa Misa. “Me parece —dice el Santo Doctor en una de sus homilías— que muchos de vosotros sabéis el hecho que os voy a recordar. Se cuenta que no ha mucho tiempo sucedió que cierto hombre fue hecho prisionero por sus enemigos y conducido a un punto lejano de su patria. Y como estuviese allí mucho tiempo y su mujer no le viera venir de la cautividad, le juzgó muerto, y como tal ofrecía por él sacrificios todas las semanas. Y cuantas veces su mujer ofrecía sacrificios por la absolución de su alma, otras tantas se le desataban las cadenas de su cautiverio. Vuelto más tarde a su pueblo, refirió con admiración a su mujer cómo las cadenas que le sujetaban en su calabozo se desataban por sí solas en determinados días de cada semana. Considerando su mujer los días …

11 Mayo, 2014(0)

Querido nieto Javier:  Les prometí a tus papis que te enviaría un cuento referido a tu próxima Primera Comunión. Parece un cuento pero no lo es, sucedió realmente. En un pueblecito, más pequeño que Playa Blanca, un cura preparaba a muchos niños para recibir a Jesús por primera vez. Lo hacía muy bien, porque recibir a Jesús es lo más importante de la vida. Pero no contaba con que el Sr. Obispo viniera a su pueblo a comprobar si estos conocían todo lo necesario para recibirlo y si sabían bien lo que iban a hacer. Era un obispo muy bueno pero también muy exigente. Vamos, que quería que los niños supieran mucho de Jesús. El cura y los catequistas tenían miedo de que alguno no hubiera estudiado y no supiera contestar a las preguntas. Sin embargo, todos los niños respondieron muy bien al Padrenuestro, Avemarías y el Credo. Finalmente, el obispo, con cara de “profe” muy exigente, les dijo: —A ver, niño —dirigiéndose a uno cualquiera. El cura del pueblo y los catequistas, se miraron pálidos. El niño al que preguntó, tenía síndrome de Down—: en Ese que está ahí en la Cruz encima del altar, ¿está realmente, Jesús, …

25 Abril, 2014(0)

Acudo solícito a la invitación de que he sido objeto para colaborar con mis nuevos amigos de la Asociación que edita la Revista Buenanueva. Será insignificante mi aportación pero solo por la voluntad puesta en ello, tal vez valga la pena. Me perdonarán si no fuera así. Esta primera idea me viene de cierto programa-concurso televisivo mientras, ajeno pero no siempre, leía un libro de interés: “Don Álvaro del Portillo”. Próximo beato que lo será muy pronto si Dios es servido (27-IX-2014). Casualmente… dice así en una “Carta apostólica”, muy a propósito del programa en cuestión: «Entre otras muchas precauciones, os he insistido tanto, y os seguiré insistiendo, en que seleccionéis muy bien los programas televisivos; más aún: es necesario superar esa especie de dependencia casi morbosa de la pequeña pantalla, que muchas personas experimentan y que se hace presente en el último rincón del pueblo más pequeño. Además, para una persona que ha de santificarse trabajando, resulta absurdo perder el tiempo —¡que es de Dios!— viendo diariamente programas de televisión: os planteo —prosigue— la posibilidad de ofrecer una pequeña mortificación más al Señor, yendo contracorriente del propio gusto o de lo que se puede estar tentado de justificar …