Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Domingo, noviembre 23, 2014
  • Siguenos!

“El que obedece no se equivoca” ¿o se puede equivocar? 
¿Qué opinas?

Habrás oído:
“El que obedece no se equivoca”

¿o se puede equivocar?

8 Respuestas a “El que obedece no se equivoca” ¿o se puede equivocar?

  1. jose maria

    La obediencia suele concretarse a partir de obligaciones o prohibiciones que implican la realización u omisión de ciertas acciones. El concepto contempla la subordinación de la voluntad individual a una figura de autoridad,que puede ser tanto un individuo como un grupo o un concepto. Hay quienes, por ejemplo, cumplen obediencia a Dios o bien a una ideología.

     
  2. luis

    contestando a raquel, podemos llegar a la conclusión, por tanto, de que al único que se debe obedecer ciegamente es a Dios, pero el problema es cómo traducimos los hombres lo que Dios quiere, su voluntad, ya que por el pecado, nuestros deseos no coiciden con los de él. "Vuestros caminos no son mis caminos…"

     
  3. Almudena

    La obediencia implica humildad, depositar la conianza en alguien que ya nos ha precedido en un camino. Claro está que no se trata de una obediencia ciega o aborregada, sino basada en el amor de Dios.

     
  4. Ernesto Juliá

    El hombre ha de actuar siempre con "libertad y responsabilidad". El que obedece puede equivocarse, ciertamente. La obediencia, acto libre del hombre, supone una decisión precedida por un juicio. También la obedeciencia de la Fe. Se puede obedecer, y no equivocarse, cuando se trata de hacer el bien, aunque le contrarie e incluso no le guste hacerlo. En cambio, si uno obedece, no hace juicio de conciencia y realiza un mal descargando la responsabilidad en quien le manda, se equivoca siempre. Es el caso, por ejemplo, de diputados que votan a favor del aborto, por ejemplo, o de la manipulación en la educación, por obedeciencia al "partido".

     
  5. Luis

    La palabra de Dios no se equivoca, absolutamente de acuerdo, ¿pero cuando es a una persona a la que tienes que obedecer? Porque lo que te encuentras diariamente es esto, obedecer a alguien, a tu marido, a tu mujer, al jefe, al catequista, al sacerdote, a tus padres, a los gobernantes, a las leyes de la sociedad…

     
  6. victoria

    A mí lo primero que se me ha venido a la cabeza al leer esto, es que el Espíritu Santo viene por la obediciencia, según dice la Escritura. La obediencia a la Palabra de Dios. Esa sí que es eficaz, y esa sí que nunca se equivoca.

     
  7. raquel

    supongo que esa frase está sacada de un contexto, pues considerada de forma aislada es obviamente falsa; depende de quién sea la persona que te ordena y de qué es lo que te exige hacer. El único que no se puede equivocar es Dios; cualquier ser humano que tenga autoridad sobre ti puede estar errado a causa de su pecado, así que no hay que obedecer ciegamente a nadie…

     
  8. Álvaro Men&ea

    Recomiendo leer el artículo que el Catecismo de la Iglesia Católica titula 'La conciencia moral' (nn. 1776-1802). Cito algunas frases, de interés evidente:

    1790. La persona humana debe obedecer siempre el juicio cierto de su conciencia. Si obrase deliberadamente contra este último, se condenaría a sí mismo. Pero sucede que la conciencia moral puede estar afectada por la ignorancia y puede formar juicios erróneos sobre actos proyectados o ya cometidos.

    1794. La conciencia buena y pura es iluminada por la fe verdadera. Porque la caridad procede al mismo tiempo “de un corazón limpio, de una conciencia recta y de una fe sincera” (1 Tm 1,5; 3, 9; 2 Tm 1, 3; 1 P 3, 21; Hch 24, 16).

    «Cuanto mayor es el predominio de la conciencia recta, tanto más las personas y los grupos se apartan del arbitrio ciego y se esfuerzan por adaptarse a las normas objetivas de moralidad» (GS 16).

    1795. “La conciencia es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que está solo con Dios, cuya voz resuena en lo más íntimo de ella” (GS 16).

    ¿Y qué decir del brindis del beato cardenal Newman? Aunque es cierto que allí Newman se refiere a la obediencia debida al Papa… aunque haya algunos, incluso laicos, que exijan para sí mismos ser obedecidos con una obediencia que se debe rendir solo al Santo Padre y aún a éste en ciertas ocasiones: «Si algún Papa hablara en contra de la Conciencia, en el sentido auténtico de la palabra, estaría cometiendo un acto suicida. Ese Papa estaría cortándose la hierba de debajo de los pies» (Carta al Duque de Norfolk, 76). Así es entendible que la siguiente afirmación «las reformas dentro de la Iglesia nunca se han hecho a base de desobediencia [reform within the Church has never been wrought by disobedience]».

     

Añadir comentario