Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Sábado, Marzo 25, 2017
  • Siguenos!

Entra en vigor la tercera edición del Misal Romano y el ‘pro multis’ llega a España 

A partir de las misas vespertinas de este domingo I de Cuaresma entra en vigor la tercera edición del Misal Romano en castellano y el sacerdote, en la consagración del cáliz, ya no pronunciará las palabras “Por todos los hombres” que cambian por la fórmula “por muchos” (“pro multis”), cumpliéndose el mandato de la Santa Sede. 

El 17 de octubre de 2006 el Papa Benedicto XVI aprobaba un decreto por el que se establecía que en la parte de la Consagración, donde actualmente se dice la Sangre de Jesús “será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados”; se dirá que “será derramada por vosotros y por muchos”; en vez de “por todos”; para así reflejar mejor el original en latín:  “HIC EST ENIM CALIX SÁNGUINIS MEI… QUI PRO VOBIS ET PRO MULTIS EFFUNDÉTUR IN REMISSIÓNEM PECCATÓRUM.”.

En España, el 21 de abril de 2010, la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal dio el visto bueno al texto en lengua española de la tercera edición del Misal Romano -que introducía la traducción de las palabras pro multis- y recibió la confirmación de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos el 8 de diciembre de 2015.

Finalmente, diez años después de la aprobación del decreto, el pro multis llegará a las celebraciones litúrgicas en España. La publicación de la IIIª edición oficial del Misal Romano en castellano hace efectivas y obligatorias para todo el ámbito jurisdiccional de la Conferencia Episcopal Española la inclusión del nombre de san José en las plegarias eucarísticas IIª, IIIª y IVª y la introducción de la traducción de las palabras “pro multis” (“por muchos”) que sustituye a la expresión “por todos los hombres” en la fórmula para la consagración durante la celebración de la Santa Misa.

Esta última modificación pretende -según informa la Comisión Episcopal de Liturgia en un mensaje que puede leer en este enlace-, una mayor fidelidad a los textos originales del Nuevo Testamento (cf. Mt 26,28 y Mc 14,25) y a la tradición litúrgica de la Iglesia latina. En este sentido, explica la CEE, la expresión en uso no era realmente una traducción del texto sino una interpretación, “explicable en el clima de los primeros años de la reforma litúrgica y sujeta, por otra parte, a la variabilidad del texto en las diferentes lenguas modernas”.

La Comisión Episcopal de Liturgia -en su mensaje con consideraciones de carácter pastoral y espiritual en orden a una recepción más fructuosa y eficaz de la nueva edición del Misal Romano- ha instado a los sacerdotes a que “reciban con espíritu de generosa obediencia” esta variación y la expliquen a los fieles mediante una oportuna catequesis. En este sentido, la comisión recuerda que las palabras del Señor hacen referencia también a “vosotros”, es decir, a los presentes, ampliándose después el alcance de la salvación al que aluden las palabras del Señor. El “por vosotros”, continúa explicando la Comisión Episcopal de Liturgia, se proyecta sobre el “muchos” de manera inmediata y, ciertamente, está abierto a “por todos los hombres”.

Entre los argumentos a favor de una interpretación más exacta de la fórmula tradicional pro multis se encuentra que en los evangelios sinópticos (Mt 26:28; Mc 14:24) se hace referencia específica a “muchos” por quienes el Señor ofrece el Sacrificio y es la expresión usada en los relatos de Institución de los evangelios: “Ésta es mi Sangre de la Alianza que se derrama por muchos” (Mc 14, 24)

Asimismo, el Rito Romano en latín siempre ha dicho pro multis y nunca pro omnibus en la consagración del cáliz. “Por muchos” es la fiel traducción de pro multis, mientras que “por todos” es más bien una explicación del tipo que pertenece propiamente a la catequesis.

El 17 de octubre de 2006, el Cardenal Francis Arinze, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, les escribió a los presidentes de todas las conferencias episcopales respecto a la traducción de pro multis y en su carta explicaba que la expresión “por muchos” refleja “el hecho que esta salvación no ocurre en una forma mecánica sin la participación o voluntad propia de cada persona”. Es decir, no todos aprovechan los frutos de esta salvación que Cristo ofrece a todos, pues algunos pueden cerrarse a ella o pueden rechazarla.

Ahora, según decreto del presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Ricardo Blázquez, el uso de la tercera edición del Misal Romano será obligatorio a partir de este primer domingo de Cuaresma en todas las misas que se celebren en lengua española en las diócesis de España.

Las dos anteriores ediciones del Misal Romano se publicaron después del concilio Vaticano II, en el año 1970 y 1988 respectivamente. En esta nueva edición se guarda una continuidad con las anteriores, aunque se ofrece significativas mejoras: una traducción al castellano con abundantes cambios de expresión y otras precisiones; todo ello para preservar la fidelidad al texto latino original del año 2008. También se han enriquecido las rúbricas para facilitar su comprensión y desarrollo dentro de la celebración.

Añadir comentario