Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, enero 16, 2018
  • Siguenos!

Finaliza el Año Jubilar de Caravaca de la Cruz con el triple de peregrinos que en su anterior edición 

El Año Jubilar de Caravaca de la Cruz ha concluido con el triple de visitantes que en su edición de 2010, según informó ayer el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, antes del acto religioso de clausura del mismo.

(El Diario/InfoCatólica) En declaraciones a los medios, López Miras ha señalado que el Año Jubilar ha sido «intenso» y ha cumplido con «todas las expectativas», con más de un centenar de actividades y una generación de más de 4.000 contratos, con el objeto de convertirlo en referente de turismo religioso.

En este año que termina se han expedido unas 14.000 credenciales del peregrino o «caravaquensis», entre ellas a las monjas de clausura murcianas que viajaron a Caravaca gracias a una dispensa especial.

Unos 6.500 grupos de peregrinos, la mitad murcianos, han visitado la Basílica y se han celebrado mil misas del peregrino.

Misa presidida por el cardenal Blázquez

El cardenal Ricardo Blázquez ha señalado durante la homilía que clausuró el Año Jubilar que ejercicio como éste «son aldabonazos a la conciencia cristiana».

«Ha sido una experiencia fantástica», resumió el obispo de Cartagena-Murcia, José Manuel Lorca Planes, y añadió que la mitad de los cien mil euros recaudados serán donados al «Proyecto Hombre» para ofrecer soluciones en materia de tratamiento y rehabilitación de las drogodependencias y otras adicciones a los jóvenes.

Blázquez subrayó que la Cruz de Caravaca, astilla del madero usado por los romanos para crucificar a Jesús de Nazaret, se encuentra entre las reliquias custodiadas y veneradas con mayor devoción.

En una basílica repleta de autoridades civiles y militares, el cardenal hizo una referencia histórica a la Cruz cristiana que los romanos emplearon como forma de suplicio «más infame y cruel que hemos inventado los hombres» que mas tarde se convertiría en una «cruz gloriosa para nosotros» ante la que se postran los fieles.

«No fue exclusivamente un instrumento infamante en el que Jesús murió como un malhechor», advirtió Blázquez, en alusión al símbolo «por el que se entregó a nosotros voluntariamente aceptando el suplicio de la cruz».

Tras la ceremonia solemne, se apagó el faro encendido hace ahora un año como símbolo de guía al peregrino desde lo alto del templo barroco construido en 1617 para acoger la reliquia. El domingo posterior a Reyes de 2024 volverá a encenderse.

La presencia del ministro y portavoz del Gobierno Íñigo Méndez de Vigo al acto de clausura se suma a la realizada en noviembre pasado por los Reyes para clausurar la exposición ‘Signum. La Gloria del Renacimiento’, así como a la visita del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el 27 de diciembre.

La formación murciana ‘La tempestad’ y la actriz Nuria Espert pondrán esta noche el broche de oro al cierre de la festividad con un espectáculo que tendrá lugar en la Iglesia de El Salvador.

Hay siete lugares que cuentan con año jubilar y la mayor parte de ellos se encuentran en España, donde lo tienen Santiago de Compostela (Galicia) -tumba del apóstol Santiago-; Liébana (Cantabria) -‘lignum crucis’, madera de la cruz-; Caravaca -‘lignum crucis’-, Urda (Toledo) -imagen del Cristo de la Vera-Cruz- y Valencia -cáliz Grial-.

El de Caravaca fue concedido por Juan Pablo II en 1998 y se celebra cada siete años.

 

Añadir comentario