Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Domingo, Julio 23, 2017
  • Siguenos!

Intentan quemar la capilla de la Universidad Autónoma de Madrid 

DEJAN UNA PINTADA: «LA IGLESIA QUE ILUMINA ES LA QUE ARDE»

La capilla de la Universidad Autónoma de Madrid fue atacada este viernes con el lanzamiento de artefactos incendiarios para tratar de quemarla pues los asaltantes dejaron una pintada con el mensaje: «La iglesia que ilumina es la que arde».

) Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid informaron que los vigilantes de la universidad alertaron del ataque sobre las 7 horas de este viernes, avisando de que había cristales rotos y que se habían lanzado a través de las ventanas unos artefactos incendiarios. Estos artefactos no consiguieron quemar la capilla de la Autónoma, pero sí ha dañado una de las tallas que se encontraban en la estancia.

La archidiócesis de Madrid ha publicado el siguiente comunicado:

Este viernes, 23 de junio, de madrugada, la capilla de la Universidad Autónoma de Madrid ha sufrido un nuevo ataque: en esta ocasión ha habido un intento de incendiarla arrojando un objeto prendido por una de las ventanas.

Además de una pintada en el exterior y la ventana rota, hay daños en las paredes, el suelo, una imagen de san José y una puerta [imagen]. La Policía está investigando los hechos.

El Arzobispado de Madrid reza por los responsables y manifiesta su dolor por este tipo de actos que quiebran la verdadera convivencia en sociedad. La universidad debería ser el lugar por excelencia de búsqueda de la verdad y confrontación racional de ideas; un lugar donde siempre se defienda la verdadera libertad, cuya expresión más auténtica se manifiesta en la libertad religiosa como subraya la Iglesia y se reconoce en los Derechos Humanos.

El Arzobispado de Madrid agradece asimismo la condena del ataque por parte de las autoridades académicas de la Universidad Autónoma y su interés por esclarecer lo ocurrido.

Este es el segundo ataque desde junio de 2016, cuando la capilla de la UAM apareció con pintadas de aerosol rojo en sus paredes en las que podía leerse «educación laica» y «aborto libre», y con diversos folletos reivindicativos esparcidos por el suelo.

Añadir comentario