Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, mayo 23, 2018
  • Siguenos!

Javier Prats, hijo de Xavi y Tere: “Papá, mamá, sois increíbles, estamos orgullosos de vosotros. Estamos preparados para salir adelante” 

Tiene 17 años y ha demostrado una madurez inusual a su eda

El tanatorio La Paz de Madrid, abarrotado: más de mil personas acompañan a los seis hermanos durante el entierro de sus padres

El dolor inmenso por la trágica muerte de Xavi Prats, Teresa Nebot y la madre de esta, María del Carmen, que reunió ayer a más de 1.000 personas en el Tanatorio La Paz (Tres Cantos, Madrid) se transformó en consuelo en forma de aplauso prolongado lleno de cariño, como abrazos, oración sonora llena de lágrimas, al final del funeral, tras las palabras que pronunció de manera espontánea Javier, el hijo mayor del matrimonio.

Con total serenidad, con una madurez inusual a sus 17 años y asumiendo el lugar que le corresponde como el mayor de los 6 hermanos, Javier Prats subió al altar tras terminar la misa de sufragio ofrecida por el alma de sus padres y de su abuela materna durante el entierro de sus padres, relatan a Religión Confidencial algunos amigos presentes en el entierro.

Lo primer que hizo fue agradecer a todos los presentes (como le enseñaron sus padres) por estar allí. “Me han dicho muchos amigos de mis padres que estarían orgullosos de nosotros, pero yo quiero decirle a mis padres que estoy, que estamos, orgullosos de ellos. Sois increíbles”.

Estas primeras palabras llenaron de consuelo y esperanza a todos los amigos y familiares que habíamos acudido al sepelio. El valor de Javier comenzaba a transformar  en esperanza las palabras iniciales del sacerdote durante la homilía: “Un dolor intenso por la muerte de un papá, de una mamá, de una abuela”.

“Es flipante”  

Y Javier continuó con sus palabras sin guión. Ante los féretros de sus padres y abuela, mirando de frente a los asistentes,  que abarrotaban el templo, con un inexplicable control de la escena, se dirigió a sus hermanos.

“Lo estáis haciendo muy bien. Es flipante. Nuestros padres nos prepararon toda su vida. Nos han transmitido unos valores y un enfoque de la vida que nos hace ahora estar serenos y fuertes”.

Ante esta serenidad, los padres y madres presentes, ojos llorosos, corazón encogido, soñaron con lograr al final de su vida lo que Xavi y Teresa han logrado con 42 años.

Apuntando a la diana del desconsuelo, respondiendo a una pregunta que nadie le había hecho, con la madurez labrada por una educación de unos padres de matrícula de honor, Javier resolvió: “Estamos preparados para salir adelante”.

Un prolongado aplauso

Sosteniendo a toda su familia y a ocho sacerdotes con los ojos brillantes, el templo sumido en silencio, el hijo mayor de Xavi y Tere añadió: “Lo que nos enseñaron no se va a perder. Lo vamos a poner en práctica siempre”.

más gracias a sus padres. Y más agradecimientos a los allí congregados, que quisieron devolvérselas con un sentido aplauso, largo, envolvente, aplauso directo al cielo a Xavi y Teresa, que empiezan a resolver el misterio de por qué se han marchado ya.

“Sé que mis padres han sido un referente para muchos de vosotros, pero espero que lo sigan siendo”. Y el aplauso – oración parecía no terminar nunca.

Después, entierro en la intimidad familiar en el cementerio de La Paz de Tres Cantos. A María del Carmen del Valle, la abuela de los seis niños, madre de Tere, que murió con 74 años, la han enterrado en Águilas (Murcia).

Xavier Prats era periodista, director de comunicación de Fomento de Centros de Enseñanza y Teresa Nebot era abogado. Ambos eran padres de colegios de Fomento.

Añadir comentario