Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Lunes, Junio 26, 2017
  • Siguenos!

Juan José Guerrero

Entradas de Juan José Guerrero
Hipocresía

4 de Marzo
Por Juan José Guerrero

4 Marzo, 2017(0)

    Vio Jesús a un publicano llamado Leví, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió. Leví ofreció en su honor un gran banquete en su casa, y estaban a la mesa con ellos un gran número de publicanos y otros. Y murmuraban los fariseos y sus escribas diciendo a los discípulos de Jesús: “¿Cómo es que coméis y bebéis con publicanos y pecadores?”. Jesús les respondió: “No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores a que se conviertan”.(Lc. 5, 27-32) Una vez que Jesús llama, que se siente claramente su voz, la persona pone en juego su libertad para responder o no afirmativamente a esa llamada. Por una parte, el Señor propone, muestra cuál es su voluntad, es decir, qué es lo mejor para el elegido; pero sin conminar, sin obligar, sin amenazar. Por otra parte, la persona que se siente llamada toma la decisión de atender o no al Señor. En caso afirmativo, no procede más que dejar todo lo que aparte del seguimiento y ponerse inmediatamente en camino. Todo intento de dilación, de … Full article

14 Mayo, 2016(0)

Después de analizar la personalidad y las circunstancias de los diversos personajes públicos acusados de corrupción en España, durante estos últimos años, he podido observar que se dan en varios de ellos ciertos rasgos comunes, que poseen con distinto grado de intensidad. En primer lugar, me llamó la atención la prodigalidad con que la Providencia ha volcado sus dones sobre estos personajes: suelen tener buena presencia, atractivos rostros, una inteligencia fuera de lo normal –a veces, hasta con un coeficiente intelectual exclusivo de individuos superdotados-, pertenecen a familias de alto “standing” social, con desahogo económico notable y, además, han sido personas estudiosas, responsables, con buenas carreras, varios idiomas y, como consecuencia de todo ello, nunca les ha faltado un magnífico empleo generosamente remunerado. Con todo este bagaje de “virtudes”, cabría pensar que tenían asegurada una enorme felicidad que nada ni nadie podría arrebatarles. Sin embargo, no es así, pues tal superioridad sobre el resto de los mortales ha producido, sobre cada uno de estos individuos, una sensación de pertenencia a una casta muy por encima de la de cualquiera de los “gusanos” que les rodeaban y a los que en su fuero interno despreciaban. Esta egolatría se veía constantemente …

14 Enero, 2016(0)

Con frecuencia nos sorprende la prensa con un nuevo caso de niños que han perpetrado sendos asesinatos en sus centros de enseñanza. Las víctimas suelen ser compañeros e incluso profesores. Curiosamente, estos casos no solían ocurrir cuando en los colegios no se atendía a su “educación sexual”, no se impedía a los profesores la práctica del castigo corporal y se enfocaba a los chavales para que, mediante una educación adecuada, pudieran elegir sus opciones en la vida, sin el miedo que hay ahora a “coartar su libertad”. Estos casos invitan a meditar sobre la influencia que ha podido ejercer en tan lamentables comportamientos un conjunto de factores de los que debe responsabilizarse a los “mayores” como son: el aumento del número de familias rotas o con graves problemas matrimoniales de convivencia; la ausencia de diálogo con finalidad formativa entre padres e hijos; la irresponsabilidad de los padres que descargan su obligación educadora en los colegios; el abandono de los chicos que a todas horas pululan por las calles, el abuso de la televisión a la que se encomienda el papel de mantener a los niños sin que molesten y la desmesurada adición a móviles y todo tipo de maquinitas …

16 Diciembre, 2015(0)

Insultos, provocaciones, mentiras, interrupciones, cifras sin justificar. Con tan “interesante” contraste de opiniones ¿qué pretendían los aspirantes a dirigir el próximo gobierno? En mi opinión, creo que descalificar al contrario ante un público intoxicado por las sesgadas informaciones a las que los medios de comunicación de masas le tienen sometido, para obtener sus votos en las próximas elecciones. Votos partidistas, viscerales, irreflexivos, inducidos únicamente por ideas preconcebidas, atractivo personal de los litigadores y ancestral toma de posición de cada persona adicta a determinada ideología. Pero nada de eso importa con tal de lograr el voto. Si estuviésemos en un país con un mínimo de sentido común, todos estaríamos de acuerdo en que lo importante es que los gobernantes cumplan con su deber produciendo las mayores cotas de bienestar de todos los ciudadanos. Para conseguirlo, también estaríamos de acuerdo, todos, en que se habría de tender a obtener la mayor cantidad posible de bienes materiales para repartirlos de manera que a nadie faltase nada de lo necesario, dada su dignidad de persona. Además, querríamos que se combatiese implacablemente la corrupción, se consiguiese un nivel de seguridad ciudadana óptimo, se respetasen todas las libertades democráticas de cada uno (entre ellas la …

16 Noviembre, 2015(0)

Poco se puede añadir a lo mucho que ya se ha dicho sobre la barbarie sufrida por los franceses. Sin embargo, al pensar en las enseñanzas de Jesús, tal como se relatan en los Evangelios, me ha surgido una duda razonable sobre la “calidad” de mi cristianismo. En efecto; si entre los fallecidos o heridos graves se encontrara alguno de mis hijos ¿pondría en práctica los consejos evangélicos?:  “Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano? ¿Hasta siete veces? Dícele Jesús: `No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete´”(Mt. 18,21-22) “…y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores” (Mt. 6,12) “Pues yo os digo (Jesús): Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan” (Mt. 5,44) Francamente, tengo serias dudas sobre cuál sería mi comportamiento. Desde luego, seguir a rajatabla el camino marcado por el Maestro para todos sus seguidores, no creo que me fuera posible hacerlo. Perdonar es tanto como olvidar, no tener en cuenta el mal recibido, abrir los brazos al hermano ofensor. Por otra parte, si espero que Dios me perdone todas mis ofensas tal como yo perdono… ¡aviado estoy! Y ya, lo …

4 Noviembre, 2015(0)

“Me llamo Noemí Herrera o de cualquier otra forma. ¿Qué importa eso? Acabo de llegar de una noche extraña para mí a la cual asistí movida por la curiosidad: la llamada Vigilia de Pentecostés. Soy atea, pero he leído mucho y sigo leyendo; en realidad soy una buscadora afanosa del sentido de la vida. Experimenté en dicha ceremonia una mezcla de asombro, emoción y rabia. Y me dije: “Voy a escribir una página contra los cristianos tan pronto llegue a casa. No hay derecho…”. Sí, no hay derecho a que ustedes, cristianos, despilfarren el tesoro que se halla oculto en sus libros guías, en el Evangelio de Cristo, especialmente.   Ustedes son cobardes, hipócritas, presuntuosos y mezquinos. Viendo su vida, Carlos Marx no tenía más remedio que afirmar que la religión es el opio del pueblo y que, si lo que ustedes viven es la religión, no se puede vacilar en desterrarla del corazón de los hombres. ¿Con que creen en Jesucristo? Pero, ¿saben quién es Él? ¿Qué hizo? ¿Cómo vivió? ¿Contra quienes y a favor de quiénes se pronunció? ¿Quiénes lo mataron y por qué? ¿Lo saben? No. Definitivamente, no los reconozco como discípulos de Cristo. ¿Cómo se …

5 Septiembre, 2015(0)

Por naturaleza, estamos condenados a vivir en compañía. En efecto: nadie quiere estar solo, salvo en los casos en que el individuo esté “zumbado”, profundamente desengañado ante el trato que ha recibido de los demás o tenga una vena mística tan infrecuente como envidiable. Y digo “condenados” porque casi nadie logra satisfacer sus deseos de amor, paz y comprensión por parte de los demás, por el hecho de vivir rodeado de gente. Pero donde mayor es el desencuentro y la frustración es a nivel político. En efecto: esa tendencia a la compañía, innata en toda persona, nos lleva a formar amplios conjuntos sociales, cada día con intereses más diversos, relaciones más sofisticadas y necesidades más heterogéneas. Por eso, es imprescindible que alguien se haga cargo de cada conjunto social para tratar de lograr los objetivos que hayan de producir mayor grado de satisfacción; a ser posible a todos, pero, al menos, a la mayoría. Como en todos los grupos sociales lo básico es la persona individual y no hay dos personas que sean iguales en ninguno de los casi infinitos aspectos que las constituyen; las formas de ver la vida son múltiples, los intereses o lo que cada uno …

6 Abril, 2015(0)

Como era de esperar, el reciente accidente aéreo del A320 sobre los Alpes franceses ha causado una verdadera conmoción en toda Europa. La magnitud de esta catástrofe no era para menos. Todos nos hemos hecho multitud de interrogantes y hemos buscado explicaciones a lo sucedido con las que mitigar el dolor, especialmente el de familiares y allegados a las víctimas. Sin embargo, debo confesar que no he encontrado ninguna condolencia que superase el límite de lo superficial, lo banal, de los convencionalismos sociales con los que se suele cumplir pero que no sirven de consuelo a los verdaderamente afectados. “Mi apoyo, les acompaño en el sentimiento, estoy consternado, etc.”, son las reacciones más frecuentes. A lo sumo, alguien más piadoso se ha atrevido a apuntar: “rezo por ellos”. De la misma manera, en los consejos de los psicólogos tampoco he visto ninguna palabra de verdadera esperanza, de sólido consuelo –que sin mitigar la pena, ayude a soportarla- en base a llevar a la mente y al corazón de los más afectados que las personas fallecidas no están perdidas para siempre; que Jesucristo es garante del reencuentro en la verdadera vida, en la que nos espera a todos con una …

7 Marzo, 2015(0)

Con la palabra amor estamos acostumbrados a designar una multitud de sentimientos que, curiosamente, son todo lo contrario a lo que es la esencia del AMOR, así, con mayúsculas. Generalmente, ese sentimiento de complacencia que se tiene cuando se está con amigos con los “que se pasa bien”; cuando se comparten ciertos momentos dichosos con la pareja; cuando se encuentra uno arropado por la familia, en buena armonía; cuando se disfruta de la presencia de un hijo amado; ese sentimiento, lleva aparejada una tremenda carga de egoísmo mediante la cual, lo que suele llamarse amor no pasa de ser complacencia en la propia felicidad.  A poco que las cosas vengan mal dadas, se diluye la “gratificante sensación” amorosa vivida en el pasado, anegada por una  amargura en el presente que se vuelve en reproches hacia los seres que se creía amar: en la desgracia, cuando más se necesitan los amigos con los que uno se divertía, desaparecen como por ensalmo; cuando la pareja de turno no nos satisface plenamente, se la despacha y se trata de buscar otra; falla la familia en cuanto hay intereses contrapuestos, por ejemplo, al tener que repartir una herencia –no en vano decía Muñoz …

7 Febrero, 2015(0)

Muchos cristianos se han sentido ofendidos cuando han interpretado las palabras del Papa que, más o menos, decían: “Los cristianos no deben tener hijos como si fueran conejos.” En mi opinión, han malinterpretado al Santo Padre. Han pensado que el Papa ha pretendido que los matrimonios con varios hijos limiten los sucesivos nacimientos; y que en eso consiste la paternidad responsable. Creo que no es así. No se deben tener hijos como conejos en el sentido en el que los conejos los tienen: los paren, los amamantan y los dejan a su aire. Por el contrario, los cristianos, además de eso que hacen los conejos, deben ocuparse de su formación en todos sus aspectos, de su educación, de transmitirles la fe y de compartir sus vidas formando “familia”. Estas misiones ocuparán toda la vida, suponen sacrificar muchos planes de pareja y, en definitiva es actuar con una gran responsabilidad.

31 Octubre, 2014(0)

Panorama actual Ante los modos laicistas de entender la vida que predominan hoy en el Occidente —tradicionalmente denominado cristiano— y los foráneos impuestos en especial por la inmigración musulmana, que cada día se están afirmando con mayor osadía; si Dios no existiera o si, existiendo, no se interesara por nada de lo que pasa en el mundo, cabría sacar la consecuencia de que en poco tiempo habrá de extinguirse la humanidad, porque el hombre está empeñada en actuar en contra de su naturaleza. En efecto, con una natalidad decreciente en todas las sociedades del “primer mundo”, que, además, han convertido el crimen del aborto provocado en un “derecho” y, por si fuera poco, abogan por hacer lo mismo con la eutanasia; todo esto durante años y sin que se vislumbre un cambio de sentido en la tendencia, se están sentando las bases para la desaparición del mundo Occidental. Si a esto se añaden unas campañas publicitarias suicidas entre las poblaciones tercermundistas para que eviten la procreación —a veces mediante imposiciones que ahogan la libertad personal— también se está obstruyendo la fuente de vida humana que podría provenir de esos países para paliar el descenso del índice de natalidad en …

30 Abril, 2014(0)

Santa Teresa decía: “Quien a Dios tiene nada le falta, solo Dios basta”. Y según parece, esta señora tenía una gran experiencia en estas cuestiones. La frasecita ha calado tanto en el vulgo que, después de casi cuatrocientos años, todavía es bastante conocida, y hasta hay mucha gente que dice que se la cree. No obstante, la inmensa mayoría de las personas, incluidas las que se confiesan católicas y practicantes, buscan su felicidad por otros derroteros. Como todo el mundo tiene como meta el ser feliz, lo lógico sería que creyendo que “solo Dios basta”, todos se volcaran en encontrar a ese Dios y, una vez hallado, descansaran en Él gozando de la inmensa felicidad que proporciona. Sin embargo, los caminos por los que se afana el común de los mortales en busca de esa felicidad tan deseada como huidiza, pasan por parajes tan inhóspitos como la acumulación de dinero con una voracidad insaciable, el deseo de poder y de prestigio sin límites, la pasión hedonista orientada hacia la satisfacción de un sexo cada día más exigente, y un cúmulo de sensaciones excitantes de los sentidos; que unos no logran jamás hacer realidad, por lo que han de conformarse …

26 Febrero, 2014(0)

¿Por qué la Iglesia prohíbe todo lo que, de forma espontánea, apetece a la mayoría de las personas? Para entender la contestación a esta pregunta es necesario establecer alguna premisa que es absolutamente cierta, guste o no guste y con independencia de que alguien lo crea o no, pues la verdad lo es en sí misma y no depende de ninguna ideología ni de la opinión o deseo de ningún hombre. En primer lugar, Dios conoce perfectamente la naturaleza humana y la personalidad e inclinaciones de cada ser individual, porque es su Creador y ha querido hacernos a su imagen y semejanza: es decir, libres, con capacidad de elección y un deseo, que nadie puede rechazar, de ser felices. Además, la plena realización de cada persona es imposible obtenerla en esta vida; está reservada para la Vida que se abre tras el paso por la muerte. Por otra parte, esa realización es directamente proporcional a la capacidad de amar que tenga cada persona. Amar solamente es posible a los seres libres; libres para optar por el amor, por la indiferencia o por el odio. En el caso de quienes eligen alguna de las dos últimas opciones, creyendo haber elegido …

20 Noviembre, 2013(0)

Estos días se está escribiendo mucho sobre la excarcelación de terroristas y el agravio que supone para las víctimas del terrorismo. Se pone de manifiesto la injusticia que esto supone, la falta de arrepentimiento de los verdugos, y la posibilidad de que reincidan en sus fechorías. Todo esto es cierto y sería de desear una justicia que verdaderamente mereciera el nombre de tal. Sin embargo, puntualizado lo que antecede, conviene advertir que las víctimas que aún siguen con vida y sus allegados, víctimas morales también, ante tanta burla de una supuesta justicia, se sienten engañados, ridiculizados y profundamente ofendidos. En el fondo de muchos de sus corazones late un deseo insatisfecho de venganza, un odio profundo hacia los causantes de su desgracia y un desprecio absoluto hacia los que manejan las riendas de la justicia. Más o menos, ante este planteamiento, habría que puntualizar una serie de consideraciones de las que no he oído hablar a lo largo de toda la historia del trágico terrorismo que ha contaminado a España. Me refiero y me dirijo a los que se consideran buenos cristianos entre las víctimas vivas del terrorismo y, además, participan de los sentimientos que acabo de exponer. Quienes …

3 Julio, 2013(0)

Tal como se está llevando ahora la instrucción religiosa —concretamente la católica— se constatan graves deficiencias de diversa índole que impiden que los alumnos reciban la formación religiosa que desean para ellos sus padres. En primer lugar, es conveniente volver a plantearse la finalidad que se persigue con la enseñanza de la religión católica en el ámbito escolar, e incluso universitario, debido a las grandes transformaciones que ha sufrido la sociedad española durante los últimos decenios y a la falta de interés que ha suscitado la asignatura “Religión”, despectivamente llamada asignatura “maría” por los propios alumnos. El cambio social En los tiempos que precedieron a la democracia que ahora… ¿disfrutamos?, era relativamente fácil que los padres en las familias cristianas adoctrinaran a sus vástagos en los principios que a su vez heredaron de sus mayores. Después, las cosas cambiaron. En la vorágine de reformas políticas y sociales que zarandearon a los sufridos españolitos, a medida que se adentraban en esa tierra prometida llamada democracia, se propició un radical cambio de costumbres que dieron al traste con los despreciados conceptos de la moral tradicional. En aras de un progresismo cada vez más deslumbrante, se propició un ambiente de permisividad absoluta …

24 Abril, 2013(3)

Trabajar, trabajamos; pero, de verdad, creo que la inmensa mayoría, no. Para poder defender este punto de vista, conviene que deje claro lo que entiendo por un trabajo bien hecho, un trabajo “de verdad”. En primer lugar, debe ser vocacional. Es necesario que el individuo que lo realice se sienta fuertemente llamado a desarrollar ese tipo de actividad, pues, de lo contrario, el desgaste y cansancio que produce toda ocupación terminaría por hacer que ésta resultara insoportable, con lo cual la desgana y la rutina se apoderarían de la persona imposibilitándola para realizar su labor con verdadero aprovechamiento. Además, todo trabajo ha de tener como finalidad producir un bien a los demás y en ello ha de encontrar su realización personal quien lo lleve a cabo. Un trabajo así concebido produce auto-estima, compensa de todos los sinsabores que entrañe y redunda en provecho del que lo ejecuta; que puede sentirse orgulloso de ser útil. Por último, ha de estar adecuadamente remunerado para permitir una vida digna de quien lo ejerce y de las personas que tenga a su cargo. En el caso español se observa que estas condiciones no suelen cumplirse o, a lo sumo, están un tanto tergiversadas. …

9 Abril, 2013(1)

Uno de los fenómenos más llamativos de nuestra época se caracteriza por el deseo de información que acucia a una inmensa mayoría de personas. Saber lo que pasa y conocer las opiniones de comentaristas cualificados al respecto son necesidades de primer orden para el hombre moderno. Esta exigencia le hace vivir permanentemente en tensión, con una constante sed de información que nunca se ve satisfecha por completo, sobre todo considerando la variedad de aspectos en los que está interesado: político, económico, social, deportivo y, a veces, hasta religioso. La frenética actividad a que le lleva su ansia de estar informado, unida al desempeño de las tareas propias de su profesión, son las causantes del excitante ritmo de vida que lleva y que le impide encontrar momentos para una reflexión reposada, a veces tan necesaria ante las importantes decisiones que se ve obligado a tomar. Este deseo de conocer por conocer puede resultar contraproducente en muchos casos. Un hombre profunda y profusamente informado suele carecer de tiempo para la reflexión. Por eso, se encuentra indefenso ante el constante bombardeo de ideas al que es sometido diariamente por los diferentes medios de información. Lo peor de todo es que este hombre …

¿Qué es Europa?

Juan José Guerrero
20 Marzo, 2013(2)

En una conferencia que Paul Valéry impartió en Zurich, en 1922, se preguntó al ilustre poeta francés sobre ¿qué es Europa? Con notable acierto y gran poder de síntesis contestó: “Existe Europa allí donde las influencias de Roma en la administración, de Grecia sobre el pensamiento y del cristianismo sobre la vida interior se hacen notar las tres.” Entonces, yo me pregunto: La “progresía” hoy dominante en amplios sectores de nuestros círculos intelectuales, políticos y culturales que abjura del pensamiento tradicional griego, preciso y clarificador, en aras del relativismo y que ataca con saña al cristianismo con la ilusa idea de hacerlo desaparecer, ¿pretende acabar con Europa? ¿Acaso piensa que la “Alianza de civilizaciones” con predominio islámico sea la mejor solución de futuro?  De ser así, habremos de agudizar la imaginación al contemplar dentro de poco,  en aras del progreso, eso sí, a nuestras independientes mujeres luciendo sus “airosos” burkas.