Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|domingo, julio 15, 2018
  • Siguenos!

La iglesia del Santo Sepulcro reabre sus puertas tras el paso atrás de Israel 

Los representantes de las iglesias cristianas en Jerusalén anuncian la reapertura de la iglesia después de que las autoridades israelíes hayan comunicado su decisión de suspender la recaudación de tasas municipales sobre inmuebles no dedicados al culto y de crear un comité que se reunirá con los líderes cristianos.

Los representantes de las Iglesias cristianas que custodian el Santo Sepulcro en Jerusalén han anunciado que este miércoles 28 de febrero reabrirán sus puertas y los peregrinos podrán acceder al lugar de la crucifixión y Resurrección de Jesucristo.

El anuncio de la reapertura del Santo Sepulcro se produce pocas horas después de que las autoridades israelíes comunicaran su decisión de suspender la recaudación de tasas municipales sobre inmuebles no dedicados al culto de las iglesias cristianas en Jerusalén. “La Alcaldía de Jerusalén está suspendiendo las acciones de recaudación que había llevado a cabo en semanas recientes”, señalaron las autoridades en un comunicado difundido por la oficina de prensa del jefe del gobierno.

Asimismo, el Parlamento israelí ha suspendido la tramitación de un proyecto de ley que, según denuncian los líderes cristianos, permitiría la expropiación de las tierras de las iglesias.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, han acordado establecer un comité encabezado por el ministro de Cooperación Regional, Tzachi Hanegbi, que se reunirá con los representantes de las iglesias cristianas.

“Después de la intervención constructiva del primer ministro, las Iglesias esperan comprometerse con el ministro Hanegbi y con todos los que aman Jerusalén para garantizar que Nuestra Ciudad Santa, donde nuestra presencia cristiana sigue enfrentando desafíos, siga siendo un lugar donde las tres religiones monoteístas puedan vivir y prosperar juntas”, se lee en una declaración conjunta firmada el 27 de febrero por el patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Jerusalén, el patriarca armenio y el Custodio de Tierra Santa.

El pasado domingo, en una medida sin precedentes, los representantes de las Iglesias cristianas en Jerusalén anunciaron su decisión de cerrar el Santo Sepulcro como señal de protesta ante lo que consideraban un “ataque sistemático contra los cristianos en Tierra Santa” y un “intento de debilitar la presencia cristiana”.

En una declaración conjunta, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Jerusalén, el patriarca armenio y el Custodio de Tierra Santa aseguraban que la campaña contra la comunidad cristiana había alcanzado un nivel sin precedentes y denunciaban las órdenes de confiscación de activos, propiedades y cuentas bancarias de las iglesias por parte de las autoridades, así como la promoción de un “discriminatorio” proyecto de ley “que, de aprobarse, haría posible la expropiación de las tierras de las iglesias”.

Según informa la Agencia EFE, la municipalidad de Jerusalén había ordenado congelar las cuentas y algunos bienes de las iglesias, a las que acusaba del impago del impuesto sobre bienes inmuebles del que estaban exentas históricamente y que ahora las autoridades de la ciudad pretendían aplicar sobre los bienes no utilizados para el culto.

En declaraciones a Vatican News, el Padre Francesco Patton, Custodio de Tierra Santa, señalaba que “la cuestión del pago de impuestos a edificios de las Iglesias con valor retroactivo” es “una solicitud que no tiene en cuenta el hecho de que nosotros no trabajamos para obtener ganancias, sino para ofrecer también servicios sociales que alivianan, además, las cargas del municipio mismo”.

Añadir comentario