Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|sábado, noviembre 25, 2017
  • Siguenos!

La izquierda radical intensifica sus ataques a la Iglesia Católica 

Desde querer convertir la Catedral de Barcelona en un economato a quitar la Misa en TVE y eliminar la X del IRPF

La Iglesia Católica sufre el setenta por ciento de las amenazas contra la libertad religiosa

 

La petición de la izquierda radical catalana de expropiar la Catedral de Barcelona y convertirla en un economato es la última ocurrencia de una larga serie de ataques a la Iglesia Católica.

El laicismo agresivo que impulsan los partidos políticos de la izquierda radical fueron una de las principales amenazas a la libertad religiosa durante 2016. Y su principal blanco fue la Iglesia católica (70% de los casos).

Según un informe del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC), el año pasado se registraron 208 agresiones contra este derecho fundamental, frente a los 187 del año anterior. De ese total, alrededor de 97 fueron impulsadas por partidos políticos como Podemos y sus distintas confluencias —Ahora Madrid, Compromís, Ganemos— y coaliciones de gobierno de extrema izquierda de las que forma parte el PSOE.

Estos son los principales hitos de la ofensivade Podemos contra la Iglesia Católica:

Catedral de Barcelona

La petición de la CUP de expropiar la Catedral de Barcelona para reconvertirla en un economato municipal y una escuela de artes escénicas y música ha quedado en nada. El pleno del distrito de Ciutat Vella de la capital catalana rechazó la propuesta que la formación anticapitalista presentó con la intención de conseguir, como defendían, que el templo vuelva a ser «para las clases populares» porque se ha convertido en un foco de la masificación.

La medida no consiguió ni un apoyo: solo uno de los quince concejales de Ciutat Vella –el único de la CUP, que fue quien expuso los argumentos–, arropó la iniciativa. El resto de grupos reprocharon el plan y especialmente el hecho de que se debiera a una voluntad de captar la atención mediáticay de conseguir notoriedad.

Misa en TVE

El Grupo Parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea registró una Proposición no de Ley que va a traer cola. Y es que el partido de Pablo Iglesias quiere que la televisión pública estatal, TVE,deje de emitir misas dentro de su programación habitual de la cadena, pese a sus aceptables datos de audiencia.

La iniciativa apunta a que el carácter de televisión pública de RTVE debe representar a toda la ciudadanía «sin favorecer a ninguna creencia, religión o ideología. La sociedad española es muy diversa y plural», añade la formación política.

Capellanes castrenses

José Julio Rodríguez, miembro del consejo ciudadano de Podemos y ex jefe del Estado Mayor de la Defensa, propuso «quitar» a los capellanes castrenses del Ejército. Y contradiciéndose a sí mismo señaló que «es un servicio que hay que prestar» pero «igual que habría que prestar de otras confesiones religiosas».

Sin sacerdotes en colegios y hospitales

Las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron una Proposición no de Ley conjunta de PSOE y Podemos, que no contó con el voto favorable del PP, en la que se insta al Gobierno central a suspender la obligación de las comunidades autónomas de financiar servicios religiosos en el ámbito de los servicios públicos como la sanidad, la educación o el bienestar social.

La presidenta del Partido Popular de Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación a nivel nacional, María Dolores Cospedal, calificó de «inconcebible» que el presidente de la comunidad, Emiliano García-PagePage, para que Podemos le apoye los presupuestos, vaya contra «un derecho fundamental como es la libertad religiosa y el derecho de culto de las personas que se encuentran en los hospitales».

Más impuestos

El programa electoral de Podemos propone, entre otras medidas, la anulación de los acuerdos con la Santa Sede y lo que los líderes de este partido denominan «privilegios» de la Iglesia católica y de los demás credos.

En concreto, Podemos pide la anulación de los cinco acuerdos que firmó el Estado español con la Santa Sede en 1976 y 1979, así como los consignados con otras confesiones religiosas. Asimismo, Podemos se compromete a derogar los artículos del Código Penal que tipifican como delito la ofensa a los sentimientos religiosos y a suprimir «privilegios fiscales», como el pago del IBI, o la financiación estatal a través de lacasilla del IRPF o por medio de exenciones fiscales.

 

Añadir comentario