Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|sábado, septiembre 23, 2017
  • Siguenos!

Los diarios de Carmen Hernández 

 

“Sin Carmen Hernández, el Camino Neocatecumenal no existiría”, afirmaba el pasado mes de julio Kiko Argüello tras la muerte de la co-iniciadora de esta realidad eclesial extendida por los cinco continentes y que tiene más de millón y medio de miembros y más de 100 seminarios Redemptoris Mater.

Carmen fue la cara menos visible de este peculiar equipo y prefería dejar el protagonismo a Kiko, con un enorme empuje evangelizador y de predicación. Sin embargo, los cimientos del Camino Neocatecumenal fueron puestos en gran medida por esta mujer de gran personalidad y enamorada de la Iglesia.

Un pilar sin el cual no existiría el Camino Neocatecumenal
La base teológica y también el espíritu misionero que impregna fue una aportación de la experiencia de Carmen Hernández
 mientras que la vivencia de la fe en pequeñas comunidades proviene de la conversión de Kiko Argüello.

Si la experiencia de Kiko y sus palabras son más conocidas, Carmen es la ‘gran desconocida’ para muchos católicos que no conocen a fondo este carisma surgida en el albor del Concilio Vaticano II.

Por ello, al igual que en 2016 la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC), la editorial de la Conferencia Episcopal Española publicaba las anotaciones que entre 1988 y 2014 Kiko fue anotando en un cuaderno y en el que desnuda su alma, ahora verán la luz los pensamientos de Carmen.

Un libro con los diarios de Carmen
La BAC acaba de publicar Diarios 1979-1981 de Carmen Hernández, libro que puede adquirir pinchando AQUÍ. En sus escritos de estos años se pueden leer sus sufrimientos, su profunda relación con Cristo y su arrollador espíritu misionero en unos años claves para el Camino Neocatecumenal, cuando precisamente se expandía rápidamente por todo el mundo.

En el prólogo, el cardenal Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española, escribe sobre Carmen Hernández: “El sufrimiento interior fue vivido en comunión entrañable con Jesús. Relata sus pruebas en diálogo con Él. Su inmenso amor a Jesucristo va inseparablemente unido a su sufrimiento interior: ‘Jesús mío, te amo; no me abandones; ven y ayúdame’. Ha sido un dolor padecido en comunión íntima con Jesús crucificado y ya glorioso para siempre.

Los Diarios de Carmen se pueden adquirir a través de este enlace de la BAC

“Ha sido conmovedor” leer sus escritos
En la nota introductoria del libro, Kiko Argüello afirma que “ha sido conmovedor, y a la vez una gran sorpresa, leer estos Diarios de Carmen” y cita un extracto de los escritos de su gran compañera de batallas. “Un día dice: ‘Señor, en vísperas de persecución, no deseando ya nada de esta vida. Pobre y sin nada, me viene el deseo íntimo de tu presencia única. La santidad, Señor, deseos escondidos de santidad, de sacrificio, de llenar el día de tu presencia. Oración. Señor, ven Tú a llenar de sentido el bien, las cosas. Fortalece la fe a Kiko’”.

“Leyendo su amor a Cristo, me siento pequeño y pobre y no sé cómo agradecerle a Dios la gracia inmensa de haber tenido como compañera en la misión a Carmen”, escribe Kiko, que agrega que “tenéis derecho a conocer el corazón de Carmen, su inmenso amor a Jesucristo”.

La presentación, el 30 de junio en la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid
La presentación de los diarios de Carmen Hernández será el próximo 30 de junio a las 20 horas en el centro deportivo de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, cuyo aforo es de 1.500 personas.

La entrada al acto de presentación será libre y en él participarán Kiko Argüello, el cardenal Paul Josef Cordes. presidente emérito del Pontificio Consejo “Cor Unum”; Ángel Barahona, director del Departamento de Humanidades en la Universidad Francisco de Vitoria y el padre Carlos Granados, Director de la BAC.

 

Añadir comentario