Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, diciembre 13, 2017
  • Siguenos!

Myanmar y Bangladesh: Rostros probados por la vida, pero nobles y sonrientes 

 Al día siguiente de su regreso del viaje apostólico a Myanmar y a Bangladesh, el Papa Francisco ha evocado  “tantos rostros probados por la vida pero nobles y sonrientes”. Durante el Ángelus del 3 de diciembre de 2017, aseguró: “Los llevo a todos en el corazón y en oración”.

Después de la oración mariana en la Plaza de San Pedro, el Papa ha expresado su agradecimiento por este viaje “que me ha permitido encontrarme con esta gente, especialmente a las comunidades católicas, y ser edificado por su testimonio”.

Aquí está nuestra traducción de las palabras pronunciadas por el Papa después del Ángelus.

Palabras del Papa después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas:

Esa noche he regresado del viaje apostólico a Myanmar y Bangladesh. Agradezco a todos aquellos que me han acompañado en la oración, y los invito a que se unan a mí en acción de gracias al Señor, quien me ha permitido conocer a estas personas, especialmente a las comunidades católicas, y ser edificado por su testimonio. El recuerdo de tantos rostros probados por la vida, pero nobles y sonrientes, está impreso en mí. Los llevo a todos en el corazón y en la oración.

En mi oración, también recuerdo en particular a la gente de Honduras, para que puedan pasar el momento de dificultad pacíficamente.

Dirijo mis saludos a vosotros, romanos y peregrinos, aquí presentes. Saludo en particular a los fieles de Bratislava (Eslovaquia) y Ludwigshafen en Alemania.

Saludo al grupo de Pregaziol (Treviso) y a los jóvenes confirmados de Mestrino (Padua); así como a la comunidad rumana que vive en Italia y hoy celebra el Día Nacional de Rumania.

A todos os deseo un buen domingo y un buen camino de Adviento. Por favor, no os olvideis de rezar por mí. Buen apetito y adiós!

Añadir comentario