Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, octubre 17, 2017
  • Siguenos!

No reconocer que existe un “imperio gay” es estar ciego, asegura Cardenal Cañizares 

364
364

El Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia en España, aseguró que no tiene nada contra los homosexuales y precisó que pretender que no existe un “imperio gay” es “estar ciego”.

Según señala el diario El Mundo, así lo indicó el Purpurado en un encuentro con la prensa en el que le hicieron esta pregunta: “¿Entiende que el colectivo LGTBI se haya sentido ofendido por su referencia al Imperio Gay?”, a lo que el Cardenal respondió: “Es que es un imperio, no reconocerlo es estar ciego. No tengo nada contra los homosexuales, tengo amigos homosexuales y lesbianas”.

A la pregunta sobre qué quiso decir con “imperio”, el Purpurado resaltó que son “lobbies y los lobbies son imperios. Se ejerce un dominio en las legislaciones”.

Las declaraciones del Arzobispo de Valencia recuerdan una denuncia contra él por un supuesto delito de odio por haber señalado la existencia de un “imperio gay”.

En mayo de 2016, el Cardenal dijo en una homilía que la familia debe cuidarse ante el acecho de “los movimientos y acciones del imperio gay, de ideologías como el feminismo radical o la más insidiosa de todas, la ideología de género”.

Después de estas declaraciones, el grupo Lambda -colectivo de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales- denunció al Arzobispo por un supuesto delito de odio y pedían para él tres años de cárcel.

Finalmente, la Fiscalía rechazó la denuncia y archivó la causa por considerar que las palabras del Arzobispo están dentro del margen de la libertad de expresión.

En el reciente encuentro con la prensa, el Cardenal Cañizares indicó que es consciente de que “decir estas cosas no es lo que se lleva hoy en día. La verdad del Evangelio no puede ser encadenada y yo estoy al servicio del Evangelio y por tanto, la libertad mía nadie podrá hacerla callar. Si yo callase, sería un mal o bispo y no quiero serlo”.

Además apuntó que es “evidente” que nacemos hombre o mujer, aunque “parece que al género no le importa la biología” y el hecho de decir que el género está en la cabeza de las personas es “una invención”.

Aseguró en ese sentido que “uno puede ser lo que sea, pero eso no quiere decir que uno no tenga unas características de naturaleza. La ideología de género niega la propia naturaleza”.

Por eso calificó como “grotesco” que se afirme que hay 35 géneros distintos.

“Género no es igual a decir homosexual, lesbiana, transexual… A los transexuales hay que aceptarlos y acogerlos, que se sientan en la Iglesia como en su casa, sin ser rechazados”, aseguró, pero subrayó que “la ideología de género dice que no hay naturaleza, que no hay cuerpo, que no hay biología… ¡que no hay Dios! Y eso es terrible para la humanidad. La ideología de género no es feminista, ni mucho menos, la primera víctima de esa ideología es la mujer”.

El Arzobispo de Valencia insistió en que a las personas homosexuales “hay que acogerlas con la máxima amplitud y cariño. En la Iglesia no deben ser excluidos, Jesucristo no hubiese preguntado a una persona si es homosexual”.

El Cardenal declaró también que “hay que pedir perdón a los gays, pero no sólo a ellos, a mucha gente. Pero añado, la Iglesia es la única que pide perdón, los demás no piden perdón a la Iglesia”.

“Se persigue a miles de cristianos por el hecho de serlo y nadie se levanta contra eso ni se publica en los medios. Hay un control para que ciertas cosas no se digan”, lamentó.

El Cardenal también habló de las agresiones contra las mujeres y dijo que efectivamente “existe una violencia contra la mujer, pero no es de género. Esa es la trampa. Pensar así significa considerar a la mujer más débil y al hombre el macho. Se puede llamar de otra manera, pero no de género”.

Por eso alertó que se trata de “una manera que tiene la ideología de género de ir penetrando a través del lenguaje, pero no tiene nada que ver. Simplemente son unos animales que hacen eso con sus mujeres o compañeras, una barbaridad”.

El Cardenal dijo también que él no está “al margen de la sociedad”, sino que se “mete” en diversos asuntos porque “la relación de la Iglesia es con la sociedad, donde también están los políticos”.

 

Añadir comentario