Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, enero 16, 2018
  • Siguenos!

Os llamo amigos 

“A vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No me habéis elegido vosotros a mi, sino que yo os he elegido a vosotros para que vayáis y deis fruto y vuestro fruto permanezca”. (Jn 15;15-16)

Hemos aprendido a ver nuestro mundo desde el Cielo, nuestra vida desde Ti. Y a la luz de tu mirada salimos de las tinieblas, de esta pobre oscuridad en la que está nuestra vida y nos despegas del mundo, nos enseñas quiénes somos: La pobreza y la grandeza.

La pobreza como origen. La grandeza como reto. La pobreza, el lugar desde donde ser conscientes de cuánto te necesitamos. La grandeza, nuestra meta. La grandeza para ver que hay otro mundo en este. La grandeza que no es nuestra, que solo viene de Ti y solo da fruto en Ti. No somos mejores… Simplemente descubrimos, ¿quién sabe por qué razón?, que no podemos vivir sin pedirte cada día que mantengas encendida la lámpara que nos diste que llena de luz el mundo y brilla en la oscuridad.

“Bendito el Señor, mi Roca, que adiestra mis manos para el combate, mis dedos para la pelea;… Señor, ¿qué es el hombre para que te fijes en él?, ¿qué los hijos de Adán  para que pienses en ellos?”. (Sal 143;1,3)

Olga Alonso

Añadir comentario