Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|sábado, noviembre 25, 2017
  • Siguenos!

Pizzaballa elogia el papel histórico de España en Tierra Santa al inaugurar la exposición en San Dámaso 

Hasta el martes 7 de noviembre puede visitarse en la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid (calle Jerte, 10) la exposición España en Tierra Santa, que el pasado 27 de octubre inauguró el administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, junto con el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid. La exposición cuenta con la colaboración de la Obra Pía de los Santos Lugares.

La exposición consiste en una muestra fotográfica en donde se recogen también testimonios de sacerdotes y religiosos españoles que trabajan en Tierra Santa, una presencia “real, histórica y cercana”, según afirmó monseñor Pizzaballa.

En declaraciones a ACI Prensa, el prelado aseguró que “las relaciones entre España y Tierra Santa no son una novedad de hoy sino el fruto de siglos de relaciones, que en el pasado fueron llevadas especialmente por la Obra Pía de los Santos Lugares. No son pocos los lugares, hoy parroquias, que fueron adquiridas por la Custodia de Tierra Santa gracias a España. Pienso en Ankara, Jaffa, Belén, Damasco… Y actualmente muchos hospitales e iniciativas son gestionados por congregaciones españolas o por religiosos españoles que hacen presente el apoyo de España en la realidad local de Tierra Santa”.

Por su parte, el cardenal Osoro recordó que la exposición “nos llama a abrir caminos y encontrarnos, porque España no está en Tierra Santa por casualidad, sino que es una opción que se ha mantenido a través de la Historia por la importancia que tiene para toda la humanidad el acontecimiento que allí sucede”.

Pincha aquí para ver el programa de actos de la exposición.

“Nada volverá a ser como antes”

Sobre las dificultades en la convivencia en Oriente, monseñor Pizzaballa aseguró que aunque han sido constantes a lo largo de los siglos, “nunca había presenciado una persecución religiosa del tipo que estamos presenciando hoy”: “No nos encontramos ante una de las múltiples crisis de Medio Oriente, sino ante un cambio de época, por lo que nada volverá a ser como antes y no se podrá retornar al situación previa social ni políticamente”.

Además advirtió de que la riqueza cultural y religiosa que siempre ha caracterizado a Oriente Medio “se encuentra en peligro por movimientos extremistas, fanáticos y sectarios, bien estructurados que pretenden devorar la identidad de Oriente Medio y uniformar todo a una idea particular del Islam”.

En ese sentido “de la presencia cristiana en Tierra Santa depende en gran medida la solución a los conflictos de Oriente Medio que hoy, más que nunca, son sinónimo de guerras, conflictos religiosos y tensiones políticas. La presencia de los cristianos es importante en Oriente Medio porque lleva dentro de estos países dinámicas de moderación social, obliga los musulmanes a pensar en una vida social que tenga en cuenta las minorías, los derechos de otros, y su presencia hace que haya elementos de fermento cultural que de otra manera no existirían”.

Añadir comentario