Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Miércoles, Febrero 22, 2017
  • Siguenos!
María guardaba las cosas santas de Dios en su corazón (Lc 2,19). Ahora comprendemos su entereza al pie de la cruz, su morada de fe y de amor a su Hijo, también Hijo de Dios. Levantado como un criminal en el Calvario, permaneció junto a Él compartiendo el último lugar de la tierra. ¿No dejaremos guiar por ella hasta esta morada de fe y amor?

Publicamos tu historia

Si tienes una historia, una serie de pensamientos, ensayos, cuentos, narraciones, incluso ficción, que quieras trasmitir, puedes hacerlo ahora mediante la publicación de un libro en las colecciones que edita la Asociación Bendita María. Ponte en contacto con nosotros para enviarnos el texto, y después de leerlo te informaremos sobre la edición del mismo.