Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Sábado, diciembre 3, 2016
  • Siguenos!
Vengo hoy, mi Dios contigo, no digo para mirarte porque eres el Invisible, pero sí para que tú me mires a mí. Cuando tu mirada me alcanza, los ojos de mi alma se cruzan con los tuyos. Parece un juego de palabras, mas no… o sí. Es cierto, es un juego, mas no de palabras sino de amores; es juego que abre la puerta a la Fiesta.

Publicamos tu historia

Si tienes una historia, una serie de pensamientos, ensayos, cuentos, narraciones, incluso ficción, que quieras trasmitir, puedes hacerlo ahora mediante la publicación de un libro en las colecciones que edita la Asociación Bendita María. Ponte en contacto con nosotros para enviarnos el texto, y después de leerlo te informaremos sobre la edición del mismo.