Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Domingo, Abril 23, 2017
  • Siguenos!

Ramón Domínguez Balaguer

Entradas del Ramón Domínguez Balaguer
19 Marzo, 2017(0)

En un momento del diálogo de Jesús con la mujer samaritana durante el encuentro de ambos junto al pozo de Jacob, Jesús le hará saber a la mujer: “Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, tú le pedirías a él y él te daría agua viva”. ¿En qué consiste este don de Dios? El evangelista nos lo ha dado a conocer un poco antes en la conversación con  Nicodemo: “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna” (Jn 3,16). Y en la primera carta de Juan leemos: “En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que envió al mundo a su Hijo único para que vivamos por medio de él” (1Jn 4,9). Ése es el don de Dios, su Hijo único entregado para nuestra salvación. Pero si el Hijo ha sido entregado por el Padre, éste juntamente con el Hijo nos ha enviado el Espíritu Santo como don suyo para que vivamos por medio de él y, como don, es gratuito. Por ello reprenderá Pedro a Simón Mago: “Vaya … Full article

27 Octubre, 2016(0)

El relato de la creación en el primer capítulo del Génesis especifica que el ser humano fue creado el sexto día, el último de la obra creadora de Dios, inmediatamente antes del atardecer y de entrar en el reposo sabático. Todo esto tiene un significado. El hecho de que el hombre haya aparecido una vez concluido todo el proceso creador indica que puede contemplar y admirar la obra de Dios. Quiere decir que el hombre ha sido creado para la contemplación y la adoración. Y, dado que emerge casi inmediatamente antes de que se inicie el reposo sabático, indica también que está llamado a gozar de la serenidad y el reposo divino. No hemos sido creados para la inquietud, el desasosiego, la preocupación, el afán y el estrés. No es nuestra principal tarea afanarnos por el dominio del mundo sino contemplar, admirar y bendecir a Dios que tan espléndidamente ha provisto para nosotros. Pero el hombre ha olvidado su verdadera naturaleza, alejado de Dios no conoce el reposo sino que ha de afanarse por entrar en una la dicha a la que está llamado sin tener en cuenta que dicha felicidad no es obra de su esfuerzo sino don …

30 Noviembre, 2015(0)

Los libros de Samuel presentan la figura de los dos primeros reyes de Israel: Saúl y David. Ambos fueron elegidos por Dios y consagrados por el profeta Samuel y, sin embargo, la trayectoria de los dos fue muy diferente e incluso divergente, pues mientras el primero fue rechazado, depuesto de su cargo y liquidada su descendencia, el segundo es ensalzado, se le promete un trono duradero y asegurada su descendencia para siempre. ¿A qué se debe suerte tan dispar? El relato de la ascensión al trono de ambos muestra sus cualidades y virtudes, pero no oculta tampoco sus defectos. Ambos salvaron a Israel en momentos difíciles de su historia y se reseñan las cualidades que les hicieron merecedores de tal honor, pero también se narran sus pecados. Los dos fallaron y pecaron. El pecado de Saúl, en apariencia, era de menos importancia que el de David, pues éste cometió los tres pecados más graves: adulterio con la mujer de Urías, asesinato de Urías para ocultar su crimen y apostasía, al ordenar el censo de la población usurpando, de este modo, la soberanía de Dios, ya que los reyes de Israel, como indica su nombre, eran enviados, lugartenientes de Dios …

25 Noviembre, 2015(0)

Habría que advertir a los partidarios del aborto a fin de que no argumenten con argucia, pues aseverar que “las iglesias deben respetar la vida de las mujeres dominicanas en el contexto de la interrupción del embarazo” es pura y simple demagogia. La mortalidad materna nada tiene que ver con la despenalización del aborto. Países abortistas como Haití o Bolivia tienen una de las tasas más altas de mortalidad materna de América Latina y el Caribe, en cambio otros no abortistas como Chile, registra el menor índice de dicha mortalidad. No depende de la despenalización del aborto sino de la eficacia del sistema sanitario de cada país. Por lo demás, los casos en los que pueda hallarse en peligro la vida de la madre ya están contemplados en nuestra legislación, sin confundir el mal llamado “aborto terapéutico” con un “aborto indirecto”. Me remito para ello a la editorial del Listín Diario del 16 de diciembre en curso titulado: “Diez años de abortos con el protocolo”, así como al Comunicado de las iglesias evangélicas en sus números 7, 8 y 9 en ese mismo periódico y día.  Tildar, por otro lado, a las iglesias de retrógradas por defender la vida …

19 Junio, 2015(0)

Desde el inicio de los días de los hombres hay entablada una guerra no declarada, pero no por ello menos despiadada, entre el Dragón y la Mujeri. Una lucha que se prolongará sin pausa hasta el fin de la historia. El primer asalto lo ganó el Dragón al sembrar la duda en el corazón del hombre e inducirlo a rebelarse contra su Hacedor. Sin embargo, de aquella primera derrota surge inmediatamente una promesa de victoria final, pues ha sido establecida una enemistad perpetua entre la Mujer y el Dragón y entre las descendencias de ambos; una lucha desigual, puesto que mientras el Dragón y su descendencia intentan morder el talón de la Mujer para seguir difundiendo la duda que lleva a la desobediencia, la Mujer acabará aplastándole la cabeza al Dragón. En esta lucha no está sola la Mujer sino que su descendencia, el Cordero de Dios combate a su lado. Tenemos, pues, los tres protagonistas del drama: el Cordero, la Mujer y el Dragón con sus respectivos aliados: la descendencia de la Mujer y las bestias controladas y al servicio de los designios del Dragón. A lo largo de la historia el Dragón se ha servido de innumerables …

3 Abril, 2015(0)

Ya decían los antiguos escolásticos que el obrar sigue al ser, es decir, que cada uno actúa según aquello que es, de modo que el actuar revela el ser de la persona. De modo semejante podríamos decir que Dios se manifiesta en su ser a través de su actuar. Es una constante de la Historia de la salvación y que ha sido grabado a fuego en Israel con la perentoria orden dada a Moisés: “No te harás ninguna imagen de mí”. De hecho, cuando el profeta pregunta su nombre al Dios que lo envía a sacar al pueblo de la esclavitud, recibe esta respuesta: “Yo soy el que soy”, es como si dijera: ya lo sabrás a medida en que yo me manifieste por medio de mis obras delante de ti y del pueblo. El hombre no puede ni debe forjarse una imagen de Dios según sus ideas, porque Dios no es como el hombre piensa o imagina, sino como Él es y su ser lo irá mostrando en su actuar, pues tal como es Dios en sí mismo, así mismo se muestra en su actuar hacia lo que no es Él. Las obras de Dios las podemos resumir …

24 Marzo, 2015(0)

Según nos enseña la doctrina y la práctica de la Iglesia, para que se dé el perdón de los pecados se requieren cinco condiciones: examen de conciencia, dolor de los pecados, propósito de la enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia. La última condición, sin embargo, queda muchas veces reducida a hacer lo que nos indica el confesor, limitado, la mayor parte de las veces, a rezar determinadas oraciones. Pero podemos olvidar el verdadero alcance que tiene, al considerarla como una especie de “multa” que se nos impone para satisfacer alguna deuda. Es necesario, por ello, especificar su auténtico significado. Todo acto humano lleva consigo unas consecuencias, positivas o negativas, según los casos. En el supuesto de una acción u omisión pecaminosa, se incide en terceras personas a las que hacemos daño o dejamos de hacerles favores, y aún en el caso de que se trate de un acto interior de la persona, también quedan perturbados los demás por nuestro estado de ánimo cambiante. La misma naturaleza queda afectada por el pecado, ya que la idolatría del dinero, por ejemplo, es la que provoca la mayor parte de los desastres ecológicos. La absolución sacramental perdona la …

18 Diciembre, 2014(1)

He oído decir que el Real Madrid y el Barcelona han quitado la cruz de sus respectivos escudos para poder expandirse en el mundo musulmán. ¿Por qué renunciar a su identidad y a las propias convicciones? Es el reflejo de una actitud ya generalizada en el Occidente. ¿Es que nuestra civilización carece de identidad o ya no tiene convicciones? ¿Acaso los musulmanes renuncian a manifestar sus símbolos religiosos en sus banderas o escudos? Al contrario, hacen clara ostentación de ellos. ¿Por qué esta claudicación ante el Islam? Ellos huelen nuestra debilidad porque perciben que amamos más el dinero que nuestras certezas,  y no valoran a aquellos que no son capaces de mantener sus creencias. Estos, a sus ojos, merecen desprecio, no respeto. Pobre generación  nuestra que ha perdido por completo el rumbo de la vida y navega a la deriva. En estos caso, lo más probable es que se acabe naufragando o que el barco, privado de derrota,  caiga víctima de piratas ansiosos de botín. Nuestra civilización forjada en la luminosidad del cristianismo y en la fortaleza de la cruz, se halla sumida en el más completo desconcierto, porque engreída por sus logros ha abandonado la certeza del amor …

26 Noviembre, 2014(0)

El pasado 16 de octubre del 2014, tuvo lugar, en última instancia, la vista del juicio contra Asia Bibi, la esposa y madre cristiana pakistaní, falsamente acusada del delito de blasfemia que, según la ley anti-blasfemia de Pakistán se castiga con la pena de muerte. Desgraciadamente, y a pesar de la presión internacional, el tribunal, cediendo a las amenazas de los intolerantes, ha confirmado la pena de muerte a esta mujer. Se trata de una triste noticia porque ha prevalecido el odio de los fanáticos y la sinrazón de los intransigentes contra la verdad y el derecho. Esto no hace sino confirmar que en el  mundo islámico no hay lugar para la libertad religiosa en particular ni para la libertad en general. ¿Se trata tan solo de la exasperación de un grupo de radicales, o es otra nueva  manifestación de una semilla que está  sembrada en el ordenamiento jurídico del Corán?  Estamos viendo como la violencia intolerante se extiende  a lo largo y ancho de la geografía musulmana; desde los Boko Haram de Nigeria, las guerrillas musulmanas de Centroáfrica, los radicales libios o los “guerreros del califato” en Argelia, pasando por Al qaeda, el Estado Islámico, los talibanes afganos …

24 Noviembre, 2014(0)

Apreciado Sr. Rajoy: he de confesarle que hasta no hace mucho mi aprecio hacia Vd. era bastante considerable, porque confiaba en su política; pero esta confianza se ha sentido defraudada al retirar Vd. el anteproyecto de ley de la reforma del aborto. Me he dado cuenta de que Vd. carece de altura moral como para presidir un gobierno al anteponer los cálculos electoralistas a sus convicciones y, posiblemente, a su conciencia. Sr. Rajoy no se puede gobernar con el consenso sino que hay que gobernar con la conciencia. Me asusta la poca altura moral que, en general, manifiestan algunos de los gobernantes que rigen los destinos de los pueblos, porque, quizá, los que tienen verdadera altura moral no se dedican a la política, sino a dar la vida sirviendo a los demás, como estos dos hermanos misioneros de S. Juan de Dios, muertos por la enfermedad del ébola al haberse entregado al servicio de los demás.  Esto me recuerda que el verdadero cometido de los gobernantes es servir al pueblo y no servirse de él para sus intereses, y que este servicio consiste en hacer lo que es correcto aunque no sea popular. Su gobierno lo ha demostrado valientemente …

26 Septiembre, 2014(0)

Acaba de nacer una nueva constelación en la galaxia política española. Se trata de una fuerza que ha condensado en torno a sí el polvo cósmico de los autodenominados “indignados”. Una indignación que brota no tanto del descontento con el que la vieja clase política está conduciendo los asuntos de la sociedad —que también—, cuanto, sobre todo, del afán rupturista de todo lo establecido en nombre de una falsa concepción de la libertad. Obviamente, cuando se parte de una fe atea y se niega que el ser humano sea fruto de una libertad y está llamado a un fin determinado, cuando se desconoce cuál es su naturaleza y se rechaza que siquiera llegue a tenerla, se produce un total oscurecimiento de la condición humana y solamente queda el deseo de realizarse a sí mismo en total libertad sin impedimentos ni condicionamientos de ningún tipo. Los filósofos de la existencia, con Sartre a la cabeza, se han convertido en los corifeos de esta postura. Si el hombre no tiene nada detrás ni delante, no tiene origen seguro ni destino cierto; si tan solo le queda su existencia, únicamente le cabe la posibilidad de vivirla a tope, en tal caso, nada …