Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|jueves, octubre 18, 2018
  • Siguenos!

Se aprueba el 70º milagro reconocido oficialmente en Lourdes 

El 11 de julio de 2008, días después de volver del santuario mariano francés, sor Bernadette Moriau se curó de la dolencia de columna que la obligaba a llevar corsé y caminar con muletas

La religiosa francesa Bernadette Moriau padecía un problema de columna desde los años 1960, y desde 1987 no podía caminar de forma autónoma. Sin embargo, cuando peregrinó a Lourdes, «no pedía la curación. Pedía la conversión del corazón y fuerza para proseguir mi camino como enferma», ha explicado a los medios esta franciscana oblata del Sagrado Corazón de Jesús.

Obtuvo eso… y mucho más. Este domingo 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes y Jornada Mundial del Enfermo, el obispo de Beauvais, diócesis de la hermana, ha anunciado que el 11 de julio de 2008 sor Bernadette se curó milagrosamente de su dolencia. Es el 70º milagro vinculado al santuario de Lourdes que la Iglesia reconoce oficialmente.

Sor Bernadette padecía síndrome de cola de caballo, una estenosis o estrechamiento del conducto por el que pasan los nervios situados al final de la médula espinal. En febrero de 2008, su médico la invitó a una peregrinación diocesana al santuario francés, del 3 al 7 de julio.

La curación no tuvo lugar allí, aunque allí sor Bernadette ya pudo sentir «la presencia misteriosa de María y de Bernardita», la vidente con la que comparte nombre. Con esa alegría volvió a Besles, donde vive con su comunidad.

Sin corsé ni muletas

El día 11 de julio, «durante nuestro tiempo de adoración, reviví en mi corazón el momento fuerte de la bendición de los enfermos con el Santísimo Sacramento en Lourdes, y advertí realmente esta presencia de Jesús. Al final de la adoración, sentí una sensación de calor en el cuerpo… Me sentía bien».

De regreso a su habitación, sintió el impulso de deshacerse de los aparatos de los que hasta entonces se ayudaba: el corsé, las muletas, el aparato neuroestimulador… y echó a andar sin ninguna ayuda. Inmediatamente, llamó a sus hermanas de comunidad para que fueran testigos del cambio.

El proceso de verificación del milagro se ha prolongado casi durante diez años. Primero lo estudió el Comité Médico Internacional de Lourdes, que después de ocho años de investigación concluyó en noviembre de 2016 que la curación «es inexplicable en el estado actual de nuestro conocimiento científico».

El caso pasó entonces al obispo de Beauvais, monseñor Jacques Benoit-Gonnin. Él convocó una comisión diocesana formada por él mismo, sacerdotes y religiosos prudentes, y un médico cirujano del hospital de la misma ciudad. Este volvió a constatar que sor Bernadette se curó de forma instantánea, completa y duradera, lo que llevó al obispo a ratificar, este domingo, que la curación tiene «un carácter prodigiosos y milagroso, y valor de signo divino».

Añadir comentario