Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, mayo 23, 2018
  • Siguenos!

¡Sígueme! 
18 de Mayo
Por Rafael Luis Álcazar

Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer con ellos, dice a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?» Él le contestó: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»
Jesús le dice: «Apacienta mis corderos.»
Por segunda vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?»
Él le contesta: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»
Él le dice: «Pastorea mis ovejas.»
Por tercera vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?»
Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: «Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.»
Jesús le dice: «Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras.» Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios.  Dicho esto, añadió: «Sígueme» (San Juan 21,15-19).

COMENTARIO

Tú lo sabes todo; “Señor tú me escrutas y conoces sabes cuándo me siento y me levanto, mi pensamiento calas desde lejos” Salmo 139 1-3”. Si interiorizo tu pregunta me entristezco porque pienso en mis pecados, en mis desagradecimientos, en mis desconfianzas en mis nimias preocupaciones. ¡Señor! Tú lo sabes todo por eso tantas veces agacho mi mirada ante tus ojos escrutadores y me escondo en mis problemas. Sabes que me gustaría amarte, sentirte, abrazarme a ti pero a veces no te encuentro porque miro hacia abajo porque busco donde nada hay porque intento llenar mi vasija de barro con vanidades. Tú lo sabes todo y mucho mejor que yo me conoces. Llena con tu luz mis oscuridades para que brillen las gracias y dones que tu has querido poner en mi vida que es tuya porque sin ti nada soy. Ilumina las maravillas que me has regalado dándome la vida, la familia, el trabajo y ese largo etcétera material… y lo que es mucho  más importante la certeza de que eres el mejor padre, la esperanza de que solo en ti esta la vida y el amor que solo tú me puedes dar para poder decirte: “Te amo”.

¡Ayúdame a seguir tus huellas este día!

Añadir comentario