Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|Miércoles, Mayo 24, 2017
  • Siguenos!

Sufrí mucho, pero me alegré de ser cristiano 

Juan Carlos Sáinz de Rozas Poblet tiene dieciséis años, estudia 4.º de la ESO en el CEM (Centro de Estudios Mirasierra) y, pese a su juventud, ya sabe lo que es perder a un amigo de una forma trágica.

Te declaras cristiano, pero ¿has dado ya el salto a la fe adulta? ¿Has pasado de lo que que te han transmitido tus padres a tu fe propia, personal?
Estoy en ello. Hace un año más o menos, que empecé a descubrir esa fe adulta. Hasta entonces había escuchado a mis padres; ahora, además de esto, intento pensar por mí mismo, investigar por mi cuenta, acercarme más a ese Dios del que me han hablado tanto.

Eres adoptado y el mayor de seis hermanos. ¿Cómo has vivido esta realidad tuya?
La he vivido siempre de una forma muy natural; mis padres nunca me la han ocultado. Desde pequeño sé que soy adoptado. Nací en Guatemala; tengo otros dos hermanos adoptados también. “Está fenomenal”. El hecho de que mis padres fueran a buscarme a la otra punta del mundo me parece algo muy bonito. Yo soy muy feliz, intento no quejarme y ser agradecido.

Supongo que en la adopción habrás descubierto de alguna forma el amor que Dios te tiene.
Sí. Dios ha hecho algo enorme conmigo… Yo he nacido en otro continente, en un ambiente seguramente muy distinto al que ahora tengo. Y, sin embargo, estoy aquí en España, con unos padres que me quieren, con unos hermanos, en una comunidad de fe… Todo esto lo ha hecho Dios porque me quiere. Por otro lado, también veo la acción de Dios en el hecho de que mis padres no podían tener hijos, y ahora somos seis hermanos. Mi madre desde joven siempre quiso formar una familia y para ella era un dolor muy grande no quedarse embarazada; estoy seguro de que si no hubiera estado en la Iglesia no lo hubiera llevado de esa forma: con fe, con paz. Ahora somos seis y tengo claro que detrás de todo esto está Dios.

Has vivido hace relativamente poco una experiencia trágica: se murió un amigo tuyo y otra amiga estuvo muy grave…
Sí. El año pasado murió un amigo mío en un accidente de coche, y a la hermana de mi mejor amiga le amputaron una pierna, además de estar en coma dos meses. En el coche también iban otros dos jóvenes que también estuvieron ingresados en el hospital. Fue muy doloroso y nos unió a todos los compañeros del colegio. Sufrí mucho, pero me alegré de ser cristiano, porque veía a mis amigos que no creen desorientados, diciendo ¿y ahora qué?; no lo entendían… Yo lo viví de otra manera, sabiendo que la muerte no es el final. También hubo un momento muy impactante para mí: el accidente fue por la mañana y por la tarde se celebró una misa para rezar por mi amigo que había muerto y por los otros tres jóvenes que estaban en el hospital. En un momento de la celebración las monjas del colegio cantaron el Resucitó. Aquello me emocionó muchísimo, porque en ese instante yo me estaba preguntando el porqué de tanto sufrimiento… Pensé: Sí, Dios está detrás de todo esto.

¿Pudiste confortar a tus amigos?
Más bien fueron mis amigos creyentes los que me confortaron a mí. Yo estaba hundido porque a mi amiga tenían que amputarle la pierna y no entendía por qué Dios permite estas cosas. Un amigo mío vino hacia mí, me dio un abrazo y me dijo: “Venga, Juan Carlos, que a Dios no hay que entenderlo, hay que quererlo”. Aquello me ayudó muchísimo.

¿Qué tal está tu amiga?
Después de los dos meses en coma y de otros tantos en el hospital, ahora está bien…, siempre sonriendo. Con lo que le ha pasado, cualquier otra persona se hubiera encerrado en casa, sin salir, amargada… Ella no. Es increíble cómo lo han asumido ella y su familia. Están siempre dando gracias a Dios y contando a quien les pregunten que Dios es amor. Al ver a esta familia me he dado cuenta que sería imposible vivir de esta manera si Dios no estuviese sosteniéndolos.

¿A tus amigos les hablas de Dios?
La verdad es que me gustaría ser más valiente y hablarles de Dios, darles desde la fe alguna palabra de ánimo, pero no lo he hecho todavía porque no me veo capacitado. Tengo amigos de todo tipo, aunque no me dejo influir por las cosas que ellos me puedan decir… En general, nunca he tenido problemas por ser cristiano. Al revés, a veces han sido ellos los que han tenido que “enderezarme” a mí.

¿A raíz del accidente, has visto algún cambio en tus amigos?
Sí, algunos compañeros han cambiado en su forma de “entender” a Dios. Antes eran unos “viva la vida” que no se planteaban el tema de la muerte, ahora han madurado.

Victoria Luque
Periodista

9 Respuestas a Sufrí mucho, pero me alegré de ser cristiano

  1. Gloria, Xavier, y Daniel

    Somos de una familia en misión en Odessa. Te felicitamos por tu entrevista. Animo, colega

    Vamos Barça

     
  2. Rafa Alvarez

    Hola Juan Carlos. Soy un muy antiguo amigo de Pipe y me han emocionado tus sentidas respuestas y tu fe tan profunda, pero mucho mas los comentarios de tu abuelo. Nunca había mostrado sus sentimientos y su fe de forma tan tierna como lo hace contigo. Tienes un abuelo maravilloso, del que me enorgullece ser su amigo y debemos dar muchas gracias a Dios por tenerlo a nuestro lado. No me importa que seáis del Atleti. Un madridista también os quiere.

     
  3. Cholo Simeone

    Hola Juan Carlos,
    Eres un ejemplo. Harían falta muchos jóvenes como tú. Seguro que los hay, aunque no lo manifiesten. Enhorabuena a tus padres. Mucho ánimo. Aupatleti!

     
  4. Macarena Mora

    Hola Juan Carlos:
    Soy Maca, la profe de tus hermanos y amiga de tus padres. No sabes lo mucho que me ha emocionado leer tu entrevista. A medida que la iba leyendo no paraba de pensar en el ejemplo maravilloso que son tus padres en tu vida, sois una familia increíble y no dudes de lo afortunado por pertenecer a esa tan querida familia que es para mí.
    Ánimo Juan Carlos, sigue creciendo y profundizando en tu fe. Con todo cariño te mando un abrazo muy fuerte.

     
  5. Paloma

    Juan Carlos, soy Paloma, una tía tuya que a veces a aparece. Nos hemos visto poco pero al leer tu entrevista mis lazos familiares contigo se han estrechado. Tenemos en común la experiencia de la ternura y el cuidado de Dios en nuestras vidas y la de mucha gente que nos importa. Ánimo en tu fe y no dejes de compartirla a tu manera con quienes te pregunten el porqué del sentido que le das a la vida. Que seas muy feliz descubriendo mejor a Dios cada día a través de Jesús. Él es el único que lo conoce bien.

     
  6. Begoña Mata

    Hola Juan Carlos, soy la madre de Nacho, el amigo de tu amigo Ignacio de Santa María la Blanca. Me recuerdas a mi cuando tenía tu edad, con mucha Fe pero a veces un poco "cortado" .¿Sabes? Creo que esa Fe la conservarás siempre, con las alegrias y las penas de la vida. Aprovecho para decirte que tienes unos padres muuuuuyyyyy buenos, que además deben rezar mucho por ti. Queremos mucho en casa a Ignacio, es un tesoro.

     
  7. pipe

    Hola Juan Carlos:
    Soy Pipe, sí tu abuelo ¡Qué sorpresa!. Me ha gustado mucho todo lo que dices en la entrevista. También sé que no te gusta mucho que mamá te haga publicidad pero date cuenta de que puede ayudar a alguien. Ya que te cuesta hablar de Dios a otros, les hablas indirectamente. Es que tu hablas poquito, ya lo sé. Conmigo hablas poco, y nada de Dios, pero es que no hace falta porque mientras nos vemos flota Dios en el ambiente. Te entiendo porque a mí me pasa como a tí ¡con lo mayor que soy! Tu amigo tiene razón en lo de que a Dios no hay que entenderle hay que quererle. No vamos a entender lo de mis plaquetas pero sí se nota, por ejemplo, que todos rezáis por mí. Ya, en lugar de pensar por qué, pienso que como le quieres pides por mí y si no arreglamos el asunto será por algo,tengo esperanza. Y lo de adoptado también te entiendo. Es casi como un apellido más porque, por ser el mayor de los 23, y por la alegría de todos cuando llegaste, eres mi ojito derecho aunque lo mismo quiero a todos tus hermanos y primos. Pero ser el primero es un rango ¡Que caramba! Un beso y ,como decimos siempre ¡Aupa Atleti! Pero no quiero que se me olvide: Si, además de todo, le echas el resto a los estudios ¿Para qué queremos más?

     
  8. Felipe Poblet

    Ya lo he hecho pero ha desparecido. ¿Me pueden informar a mi mail? Me sería importante conocer la razón. Gracias

     
  9. Felipe Poblet

    Hola Juan Carlos:
    Soy Pipe, sí tu abuelo y me ha hecho mucha ilusión y me ha gustado mucho la entrevista. Ante todo entiendo que te dé respeto hablar a tus amigos de Dios porque hablas poquito. No te preocupes ocúpate de dar ejemplo. Conmigo tampoco hablas pero sabemos que está presente y que tú rezas para que mis plaquetas suban un poco y yo lo sé. Lo que te dijo tu amigo me lo hacéis vosotros sentir a mí porque lo de que a Dios no hay que entenderle sino quererle es así. Ya ves, todos le pedís que me recupere y ya habéis conseguido que yo piense que lo conseguiréis y no ando con más angustias. Pues eso que tú y yo hablamos de fútbol y no de Dios pero es que eso flota en el ambiente.
    Lo de adoptado es como un apellido, eres el mayor de mis 23 nietos y sabes que eres mi ojito derecho. ¡Ay si además echas el resto en los estudios! sería… bueno eso: sería la guinda del pastel Un beso ¡Aupa Atleti!

     

Añadir comentario