Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, junio 25, 2019
  • Siguenos!

147 mártires católicos reclaman un hueco en el callejero de Carmena 

  • El Ayuntamiento aprueba hoy el Comisionado de la Memoria Histórica. Cultura reconoce en un informe que la mitad de las propuestas recibidas para renombrar las calles son de religiosos asesinados en la Guerra Civil

El Ayuntamiento de Madrid aprobará hoy la creación del Comisionado de la Memoria Histórica. Tras apartar a Celia Mayer del cometido de retirar las huellas franquistas del callejero, Carmena le retiró las competencias y prometió un Comisionado presidido por Francisca Sauquillo. Además de aplicar la Ley de Memoria Histórica, este órgano elaborará un mapa de lo sucedido durante la guerra en Madrid. Tras detectar las calles que deben ser renombradas, el equipo de Carmena afrontará el trabajo de buscar nuevas denominaciones para las vías «purgadas». Para esta labor, tiene 335 propuestas alternativas de vecinos y asociaciones sobre la mesa, tal y como refleja un informe elaborado por Cultura al que ha tenido acceso este diario. De ese total de propuestas, 147 son nombres de mártires católicos asesinados en Madrid durante la Guerra Civil.

El documento elaborado por el equipo de Mayer –bajo el título «Propuestas de asignación de una denominación a viales en aplicación de la Ley de Memoria Histórica»– incluye las 147 propuestas presentadas por la Asociación Enraizados. Sus impulsores señalan que esta iniciativa pretende reconocer «a los mártires de la persecución religiosa del siglo XX». La batería de propuestas cumple, además, con el objetivo prioritario hecho público por la propia alcaldesa de dar más visibilidad en el callejero a las mujeres, ya que especifica el nombre de hasta 50 monjas que fueron asesinadas por ser católicas. Ejemplo de ello son los nombres de 24 de las adoratrices que fueron asesinadas por grupos de milicianos comunistas en el cementerio de La Almudena en noviembre de 1936 después de que todas ellas encontraran refugio durante los mes es posteriores desde el estallido del conflicto en un piso de la calle Costanilla de los Ángeles.

Otras de las hermanas cuyos nombres podrían tener dedicada una calle o una plaza si el equipo de Ahora Madrid apoya estas propuestas de la asociación son Dorotea Llamazares, Juliana González y María del Consuelo Remuiñán, asesinadas en Hortaleza; Engracia Andiarena, Clementina Arrambarri y Justa López, martirizadas en Aravaca; o Rita Josefa Pujalte, fusilada en Canillejas.

Entre las alternativas sugeridas para los viales cuyos nombres sean suprimidos por el comisionado de Sauquillo, también destacan por ejemplo los de Adalberto Vicente, Silvano Villanueva, Daniel García, Bartolomé Andrés, Aurelio García, Ángel Sánchez, Ángel Reguilón y Francisco Pérez. Se trata de los ocho frailes carmelitas asesinados el 18 de agosto de 1936 y cuya placa de homenaje en la tapia del cementerio de Carabanchel fue retirada por el Gobierno de Carmena el 29 de enero y repuesta sólo unos días después tras reconocer Celia Mayer el error.

Asimismo, figura en el listado un santo, el fundador de la Institución Teresiana San Pedro Poveda, canonizado por 2003 por Juan Pablo II. Fue fusilado en las tapias del cementerio de la Almudena el 28 de julio de 1936. La Fundación Enraizados también propone dedicar una vía a Manuel Basulto Jiménez, obispo de Jaén, martirizado el 12 de agosto de 1936 en el Pozo del Tío Raimundo junto al deán de la Catedral de Jaén, Félix Pérez Portela.

El Comisionado de la Memoria Histórica que echa hoy oficialmente a andar tendrá que, además de elaborar el listado con las calles a rebautizar, confeccionar un mapa con lo que sucedió en Madrid durante la guerra. Y precisamente para este cometido también puede serle muy útil a Sauquillo y a sus colaboradores conocer en detalle las propuestas realizadas por la Asociación Enraizados. De esta forma, podrán incluir en su mapa de la Memoria algunos de los lugares en los que fueron fusilados estos religiosos, como Paracuellos, las Vistillas, la pradera de San Isidro, los Altos del Hipódromo, Casa de Campo, la cárcel de Ventas, el camino de Maudes, la calle Méndez Álvaro, Arganzuela, el Cuartel de la Montaña, la checa de Fomento o la cárcel Modelo.

Al margen de los ya mencionados, el Ayuntamiento también tiene encima de la mesa propuestas para dedicar espacios públicos a algunas de las Hijas de la Caridad asesinadas entre septiembre y noviembre de 1936 en Vallecas, así como a varios de las decenas de salesianos, maristas, capuchinos, dominicios o miembros de los Sagrados Corazones fusilados durante el conflicto.

En el documento que recoge todas las propuestas, en la que son mayoritarias las que apuestan por estos mártires católicos, también figuras otras alternativas presentadas por vecinos y asociaciones como Alfredo Di Stefano, Alfredo Landa, Ana María Matute, Tony Leblanc o Dolores Ibárruri.

Añadir comentario