Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, julio 6, 2020
  • Siguenos!

Ataques a cristianos durante la Navidad: 

¿Noche de paz?

Mientras en una parte del mundo ir a la Misa del Gallo en Nochebuena es algo normal, en el otro lado, donde el extremismo islámico hace sus estragos, los cristianos celebran la Navidad con miedo. Y con razón
Esta vez, ha ocurrido en Nigeria. Al menos seis personas murieron la noche de Nochebuena, durante una ceremonia religiosa, en una iglesia del estado de Yobe; también en el estado de Borno fueron asesinados un diácono y cinco fieles que habían acudido a la celebración navideña en una iglesia Bautista. Y eso que se habían desplegado dispositivos de seguridad en el país para prevenir este tipo de ataques. Además, el ejército nigeriano ha informado de que había detonado, en la ciudad norteña de Kano, un paquete de explosivos, supuestamente propiedad de un grupo de terroristas que pretendían atentar durante las festividades navideñas. Aunque todavía no se tiene constancia de que ningún grupo terrorista haya reivindicado el atentado, la zona  y los objetivos cuadran con los elegidos habitualmente por Boko Haram.

También en Siria los cristianos afrontan una Navidad difícil. Un grupo insurgente de la región de Hama acaba de publicar un vídeo en el que amenaza con bombardeos y ataques a los habitantes de las localidades de Maharda y Al Sqeilabiya, de mayoría cristiana. El miliciano que aparece en la grabación, recogida por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, advierte que todas las zonas bajo control de las fuerzas del régimen son objetivos legítimos para los ataques de los sublevados, e insta a la población a rebelarse contra el régimen del Presidente Bashar al Assad. Asimismo, advierte a los civiles de que deben permitir a los milicianos entrar en sus casas y refugiarse en ellas durante los combates.

En Indonesia, donde otros años, milicias musulmanes han protegido iglesias en Navidad, se han registrado varios incidentes, como manifestaciones contra los cristianos, o protestas frente a las iglesias en Nochebuena, según denuncia Human Rights Watch. Los atacantes arrojaron piedras y huevos podridos a los cristianos, e incluso orina.

Luces y sombras en Pakistán

Pakistán no podía escaparse de la lista. El pasado 22 de diciembre, un ataque suicida talibán terminó con la vida de 9 personas, entre ellos Bashir Ahmad Bilour, ministro provincial de Peshawar y gran crítico de los talibanes en el país, y dejó 18 heridos.  El suceso instó a la comunidad cristiana de la zona a advertir a las iglesias que limiten las actividades planificadas para el tiempo navideño.

Aunque la cara amable pakistaní se materializa en los actos interreligiosos navideños que se han sucedido por todo el país. Por ejemplo, el Partido Pakistan Muslim League organizó hace unos días un encuentro interreligioso en Islamabad con motivo de la Navidad, dedicado a la figura de Jesucristo – considerado un profeta por la religión islámica-.  En el encuentro, el tema central fue la necesidad urgente de poner fin a la discriminación contra las minorías cristianas y religiosas, garantizando a todos los ciudadanos los derechos previstos en la Constitución. Según Chaudhry Shehzad, miembro musulmán del partido, «ni siquiera habría que utilizar el término minorías, porque el uso del mismo es discriminatorio en sí».

También el Dominican Peace Centrer de Lahore, tuvo una celebración interreligiosa el pasado día 20 que reunió a cristianos, musulmanes, hindúes y bahais. «La venida de Cristo trae la reconciliación entre el hombre y Dios», subrayó el padre James Channan, director del centro.

Añadir comentario