Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|jueves, julio 18, 2019
  • Siguenos!

¿Aún no tenéis fe? 
27 de Enero
Por Fernando Zufia

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: «Vamos a la otra orilla.»
Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón.
Lo despertaron, diciéndole: «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?»
Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: «¡Silencio, cállate!»
El viento cesó y vino una gran calma.
Él les dijo: «¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?»
Se quedaron espantados y se decían unos a otros: «¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!» (Marcos 4,35-41)

Comentario

Pasar a la otra orilla es lo que quiere el Señor que hagamos cada día, pasar de la vida de vivir para nosotros, a vivir para Aquel que murió y resucitó, pasando a la vida del espíritu.

Estar en la barca es ya una ayuda muy grande, aunque no estamos seguros del todo, pues tantas veces zozobramos, y pensamos que Jesús está dormido, pero está a nuestro lado y lo único que hay que llamarlo, pues está a nuestro lado. Una vez que lo llamas, que hace sino directamente increpar a tus vientos, tempestades, rencillas, murmuraciones y calmar la tempestad de tu corazón, para que experimentes este evangelio en tu vida, y eso sí, nos plantea para meditar ¿Aún no tenéis fe?

Añadir comentario