Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, julio 27, 2021
  • Siguenos!

Evangelios

Evangelios
Dios ama al pecador

27 de Julio
Por Ramón Domínguez

En aquel tiempo, Jesús dejó a la gente y se fue a casa. Los discípulos se le acercaron a decirle: «Acláranos la parábola de la cizaña en el campo.» Él les contestó: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del Maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles. Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será al fin del tiempo: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los corruptores y malvados y los arrojarán al horno encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga» (San Mateo 13,36-43). COMENTARIO Jesús está explicando a sus oyentes, por medio de parábolas, el significado del Reino de Dios. Una de ellas es la parábola de la cizaña, que muestra la realidad de lo que pasa en el mundo cada día. En nuestro mundo observamos la existencia del mal junto con la del bien. ¿Cómo es posible si Dios todo lo ha hecho bueno? Hay un enemigo, el diablo, que ha … Full article

“Un grano de mostaza que uno siembra en su huerta”

26 de Julio
Por Olga Alonso Pelegrín

En aquel tiempo, Jesús propuso esta otra parábola a la gente: “El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas, y vienen los pájaros a anidar en sus ramas”. Les dijo otra parábola: “El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, y basta para que todo fermente”. Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les exponía nada. Así se cumplió el oráculo del profeta: “Abriré mi boca diciendo parábolas, anunciaré lo secreto desde la fundación del mundo” (San Mateo 13, 31-35). COMENTARIO Hoy, el Señor en su Evangelio llama a nuestra puerta de nuevo con una imagen de la naturaleza que Él ha creado y donde se refleja la inmensidad de su sabiduría. De un grano de mostaza, de una semilla, es del lugar que Jesús parte para dirigirse a nuestro corazón y hacernos comprender en toda su inmensidad algo tan inabarcable como “el reino de los cielos”. Siempre rompiendo moldes, siempre sorprendiéndonos, Jesús utiliza lo más pequeño para abrir nuestros ojos y nuestro corazón a lo más grande, ese es el secreto de su doctrina: …

COMO SER FELICES

25 de Julio
Por Juanjo Guerrero

En aquel tiempo, se acercó a Jesús la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: ¿«Qué deseas?» Ella contestó: «Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda». Pero Jesús replicó: «No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber?» Contestaron: «Podemos». Él les dijo: «Mi cáliz lo beberéis; pero sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mi concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre». Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra los dos hermanos. Y llamándolos, Jesús les dijo: «Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos» (San Mateo 20, 20-28). COMENTARIO Esta escena es un fiel reflejo de la manera con que todos tendemos a comportarnos en el mundo. Destacar, ser los primeros, los mejores, los más considerados son los más profundos deseos que, …

El bien y el mal coexisten

24 de Julio
Por Miguel Iborra Viciana

En aquel tiempo, Jesús propuso otra parábola a la gente: «El reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo: “Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?” Él les dijo: “Un enemigo lo ha hecho.” Los criados le preguntaron: “¿Quieres que vayamos a arrancarla?” Pero él les respondió: “No, que, al arrancar la cizaña, podríais arrancar también el trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega y, cuando llegue la siega, diré a los segadores: ‘Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo almacenadlo en mi granero’”» (San Mateo 13, 24-30). COMENTARIO Esta es una escena de la vida cotidiana en el entorno agrícola, y el texto trae a colación la simiente sembrada y nos advierte que el enemigo siempre está al acecho y  cuando no lo esperamos siembra cizaña. Déjenlos crecer juntos hasta la hora de la cosecha. Entonces diré a los segadores: corten primero la cizaña, hagan fardos y arrójenlos al fuego. Después cosechen el trigo y guárdenlo en mis bodegas. El bien y el mal coexisten …

“Permaneced en mi”

23 de Julio
Por Rafael Luis Alcázar

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mi no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos» (San Juan 15, 1-8). COMENTARIO ¿Qué fruto puedo dar yo Señor sin tu ayuda? Cuanto mas me veo mas veo que te necesito. Tu eres realmente la única verdad. Tu la vid verdadera que puede dar sentido a esta torpe uva perteneciente al gran racimo de tu Iglesia. Hoy vuelvo a escuchar tu voz en lo …

Santa María Magdalena

22 de Julio
Por Francisco Javier Sánchez Hita

El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. Fuera, junto al sepulcro, estaba María, llorando. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados, uno a la cabecera y otro a los pies, donde había estado el cuerpo de Jesús. Ellos le preguntan: «Mujer, ¿por qué lloras?» Ella les contesta: «Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto.» Dicho esto, da media vuelta y ve a Jesús, de pie, pero no sabía que era Jesús. Jesús le dice: «Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas?» Ella, tomándolo por el hortelano, le contesta: «Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo lo recogeré.» Jesús le dice: «¡María!» Ella se vuelve y le dice: «¡Rabboni!», que significa: «¡Maestro!» Jesús le dice: «Suéltame, que todavía no he subido al Padre. Anda, ve a mis hermanos y diles: “Subo al Padre mío y Padre vuestro, al Dios mío y Dios vuestro.”» María Magdalena fue y anunció a los discípulos: «He visto al Señor y ha dicho esto» (San Juan 20, 1.11-18). COMENTARIO Hoy celebramos la fiesta de Santa María Magdalena. Durante su vida fue una gran pecadora hasta el momento de su redención por Cristo. …

¿Quién me aleja hoy de la presencia de Dios?

21 de Julio
Por Carmen Montes López

Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a la barca; se sentó, y la gente se quedó de pie en la orilla. Les habló mucho rato en parábolas: “Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar. Un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra, y, como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y por falta de raíz se secó Otro poco cayó entre zarzas, que crecieron y la ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano; unos ciento; otros, sesenta; otros treinta. El que tenga oídos que oiga” (San Mateo 13, 1-9). COMENTARIO Jesús comienza a predicar al aire libre (fuera de la Sinagoga) y por medio de parábolas; esta será la primera de una serie de ellas. Parábola proviene de un término griego que literalmente significa “colocar al lado de” con el propósito de hacer una comparación o presentar una ilustración. Consiste en una historia humana que ilustra una lección espiritual. Jesús habla así por la reacción negativa de sus familiares (Mc 3,21) y los religiosos fariseos (Mc 3,6). El mismo Hijo de Dios había estado enseñando y llevando a cabo grandes …

LOS GENES DEL REINO SON PALABRA

20 de Julio
Por Manuel Requena

Todavía estaba hablando a la muchedumbre, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera y trataban de hablar con él. Alguien le dijo: «¡Oye! ahí fuera están tu madre y tus hermanos que desean hablarte.» Pero él respondió al que se lo decía: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?» Y, extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: «Estos son mi madre y mis hermanos. Pues todo el que cumpla la voluntad de mi Padre celestial, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre» (Mt. 12, 46-50). COMENTARIO Cinco veces nombra Mateo la madre y los hermanos de Jesús, su familia. Solo querían hablarle, según el recadero, pero quien hablaba al pueblo, cobijándolo en su voz y doctrina, era Él, y en esa intimidad de entrega no conviene interrumpirlo, ¡es su gran obra! Por eso situó las cosas en su sitio y estableció quienes son su familia, consagrando así la escucha de su Palabra como el protosacramento: “Éstos que me escuchan y cumplen, son mi hermano, mi hermana y mi madre.” Tema importante para encontrar y entender a Jesús, haciéndose familia suya, Iglesia en cercanía de escucha. Mucho se ha jardineado sobre “los hermanos y hermanas” físicos de Jesús. ¿Eran sus primos? ¿Hijos de anterior matrimonio de José? Que no eran hijos de María lo sabemos por el dogma. Por eso, …

La señal de Jonás

19 de Julio
Por Jesús Bayarri

Entonces le interpelaron algunos escribas y fariseos: «Maestro, queremos ver un signo hecho por ti.» Mas él les respondió: «¡Generación malvada y adúltera! Un signo pide, y no se le dará otro signo que el signo del profeta Jonás. Porque de la misma manera que Jonás estuvo en el vientre del cetáceo tres días y tres noches, así también el Hijo del hombre estará en el seno de la tierra tres días y tres noches. Los ninivitas se levantarán en el Juicio con esta generación y la condenarán; porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás, y aquí hay algo más que Jonás. La reina del Mediodía se levantará en el Juicio con esta generación y la condenará; porque ella vino de los confines de la tierra a oír la sabiduría de Salomón, y aquí hay algo más que Salomón. (San Mateo 12, 38-42). COMENTARIO Para quien acoge la predicación todo se ilumina, mientras quien se resiste a creer permanece en las tinieblas. Dios se complace en un corazón que confía en él contra toda esperanza y lo glorifica poniendo su vida en sus manos: “Todo el que invoque el nombre del Señor, se salvará.” Dios suscita la fe para enriquecer al hombre mediante el amor, darle a gustar la vida eterna, y por su misericordia, dispone las gracias necesarias para la conversión …

Se puso a enseñarles con calma

18 de Julio
Por Javier Leceta Martínez

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: «Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco.» Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma (San Marcos 6, 30-34). COMENTARIO ¡Qué tiempos aquellos en los que las multitudes seguían a Jesús! La gente estaba expectante y esperaba la aparición del Mesías. Es verdad que muchos lo seguían porque les había dado de comer. Otros le buscaban para que solucionase sus problemas. Jesucristo envió a sus discípulos de dos en dos para que anunciasen el Reino de Dios, que no es ni comida ni bebida, sino la salvación y el perdón de nuestros pecados y la amistad con Dios. Los discípulos hacían milagros y expulsaban demonios y al volver contaron lo que habían hecho y dicho. El hombre de hoy no cree en Dios ni en el demonio, no espera ningún Mesías. Hoy …

En su nombre esperarán las naciones

17 de Julio
Por Francisco Jiménez Ambel

Al salir de la sinagoga, los fariseos planearon el modo de acabar con Jesús. Pero Jesús se enteró, se marchó de allí, y muchos le siguieron. El los curó a todos, mandándoles que no lo descubrieran. Así se cumplió lo que dijo el profeta Isaías: “Mirad a mi siervo, mi elegido, mi amado, en quien me complazco. Sobre él pondré mi espíritu para que anuncie el derecho a las naciones. No porfiará, no gritará, nadie escuchará su voz por las calles. La caña cascada no la quebrará, la mecha vacilante no la apagará, hasta llevar el derecho a la victoria; en su nombre esperarán las naciones” (San Mateo 12, 14-21). COMENTARIO La Encarnación del Verbo divino, la aparición sobre la Tierra del Hijo de Dios, tiene infinidad de implicaciones. Jesús manejaba los tiempos y sabía de los planes asesinos que se cernían sobre Él. Un personaje de esa fama, con tanto renombre, era un peligro para “el sistema”, y por tanto estaba justificado – a ojos de sus acomodados beneficiados –  acabar con tan claro adversario. Pero, atención, había que planearlo con mucha inteligencia, porque la multitud lo seguía. Hay que saber medir las fuerzas, y asestar el golpe cuando vaya a ser eficaz. Pero Jesús, antes de su inmolación y su triunfo mediante la resurrección, tenía que cumplir todo lo que su Padre …

LA FAMILIA DE JESÚS

16 de Julio
Por Horacio Vazquez

Estaba Jesús hablando a la gente, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera, tratando de hablar con él. Uno se lo avisó: “Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren hablar contigo”. Pero él contestó al que le avisaba: “¿Quién es mi madre y quienes son mis hermanos? Y, extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: “Estos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano, y mi hermana, y mi madre” (San Mateo 12, 46-50). COMENTARIO Qué manera más hermosa de recordarnos a todos los que creemos en él, que somos su familia, la más querida, su madre y sus hermanos. Y lo hace, para nuestra instrucción, extendiendo la mano hacia sus discípulos fieles, los que le siguen, los que el mismo eligió para la extensión del reino, los primeros depositarios de su promesa de salvación. Este hermanamiento con Jesús que nace de la fe en su naturaleza divina como hijo unigénito del Padre que lo envió para nuestra redención, nos debe llenar de esperanza, y es el propio Jesús el que luego nos lo reitera de su “Discurso de despedida”, Juan 20-21, cuando nos dice: “Entonces sabréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí y yo en vosotros. El que acepta mis …

Mi yugo es llevadero y mi carga ligera

15 de Julio
Por Gloria María Tomás

En aquel tiempo, tomó la palabra Jesús y dijo: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera» (San Mateo 11, 28-30). COMENTARIO El yugo era una palabra que se utilizaba para referirse a la Ley de Moisés; con el paso del tiempo se había sobrecargado de minuciosas prácticas insoportables y lógicamente tanto precepto no facilitaba tener paz en el corazón. En este pasaje, vemos como Jesús, buen Pastor, y conocedor de esta tradición, e da la vuelta y abre un horizonte nuevo que supone carga y cumplimiento pero con una perspectiva que invita y envuelve en la compresión y en la misericordia. No hay que preocuparse por estar cansado o agobiado, no hay que darse vueltas a uno mismo sobre cómo se cumplen las cosas…hay que acudir a las enseñanzas y actitudes de Jesús, hay que aprender del Maestro, cuyas reales exigencias no sólo son llevaderas, sino ligeras. Es muy clarificador como lo explica San Agustín en el número 12 de su Sermón 126:”Cualquiera otra carga te oprime y abruma, mas la carga de Cristo te alivia el peso. Cualquiera otra carga tiene peso, pero la de Cristo …

EL MISTERIO REVELADO

14 de Julio
Por Antonio Segoviano

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar» (San Mateo 11, 25-27). COMENTARIO Después de las funestas profecías de Jesús a las ciudades del lago, por su resistencia al mensaje de salvación que El anunciaba, y que vimos en el pasaje de ayer, viene hoy como contraste, la posterior exultación al Padre, por la fe otorgada a los pequeños. Dios ha querido revelarse a los pobres, a los sencillos, a los incultos, a los pecadores. Así le ha parecido bien. El reconocer a Jesús como el Mesías, Dios y hombre en una sola persona, es un don gratuito. Un regalo inmenso, al que ninguno tendríamos derecho. El Padre se lo revela a quien quiere, y ha elegido a los más pequeños para darles la fe en El. Porque, sin duda, son los más receptivos, y acogen mejor el don, son agradecidos. No especulan con sus méritos, no racionalizan lo que escuchan, lo aceptan aún sin entender. No pretenden …

¿Piensas escalar el cielo?

13 de Julio
Por Mª Nieves Díez Taboada

En aquel tiempo, se puso Jesús a recriminar a las ciudades donde había hecho casi todos sus milagros, porque no se habían convertido: «¡Ay de ti, Corozaín, ay de ti, Betsaida! Si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, cubiertas de sayal y ceniza. Os digo que el día del juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras. Y tú, Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al infierno. Porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que en ti, habría durado hasta hoy. Os digo que el día del juicio le será más llevadero a Sodoma que a ti» (San Mateo 11, 20-24). COMENTARIO El evangelio de hoy nos lleva a recordar la parábola de los talentos. La medida de la justicia final será según lo recibido en todos los aspectos No solo por lo que se ha recibido individualmente de talentos y cualidades, o por la educación, sino por la circunstancia y el ambiente social donde se ha desarrollado la vida. El creyente vive en y de su fe, todo es evidencia de la presencia de Dios. Para el que se instala en situación de duda previa, nada es creíble. Esto les pasaba a los contemporáneos de Jesús, veían sus milagros, pero preferían idear absurdos …

¿Quién no desea una dicha semejante?

12 de Julio
Por Tomás González a.a.

Jesús dijo a sus apóstoles: “No penséis que he venido a traer la paz sobre la tierra. No he venido a traer la paz sino la espada. Porque he venido a enfrentar al hijo con el padre, a la hija con su madre y a la nuera con la suegra; y así el hombre tendrá como enemigos a los de su propia casa. El que ama a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí. El que encuentre su vida la perderá; y el que pierda su vida por mí la encontrará. Quien a vosotros recibe, a mí me recibe, y quien me recibe a mí recibe a Aquel que me ha enviado” (San Mateo 10, 34-11.1). COMENTARIO Palabras auténticamente de Jesús. Quien tenga de Jesús la imagen de una persona dulce y suave, llena de comprensión y tolerancia, ante estas palabras deberá corregir fuertemente su imagen. O al menos cambiar su idea de lo que es la paz. La palabra de Dios es como una espada de doble filo que penetra la entraña, hasta allí donde se alojan los pensamientos y deseos. Jesús …

Los envía de dos en dos

11 de Julio
Por Ángel Moreno

“Llamó a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto. Y decía: «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, en testimonio contra ellos». Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban” (San Marcos 6, 7-13). COMENTARIO Resuena el eco de la noche en la que Israel salió de Egipto. En aquella ocasión Dios mandó a Moisés que cenaran con bastón en la mano y sandalias en los pies, equipamiento que Jesús recomienda a sus discípulos a la hora de enviarlos a predicar. En un contexto más amplio, el bastón es signo de autoridad, de poder, de sabiduría, pero también de apoyo y defensa. Si consideramos que normalmente el bastón es de madera, inmediatamente salta la conexión con el árbol de donde se extrae la materia para hacer el bastón. Y si nos referimos al árbol, cabe interpretar que el discípulo de Jesús debe apoyarse en el misterio de la Cruz. …

¡No tengáis miedo!

10 de Julio
Por Alfredo Esteban

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «Un discípulo no es más que su maestro, ni un esclavo más que su amo; ya le basta al discípulo con ser como su maestro, y al esclavo como su amo. Si al dueño de la casa lo han llamado Belzebú, ¡cuánto más a los criados! No les tengáis miedo, porque nada hay cubierto que no llegue a descubrirse; nada hay escondido que no llegue a saberse. Lo que os digo de noche decidlo en pleno día, y lo que escuchéis al oído, pregonadlo desde la azotea. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No, temed al que puede destruir con el fuego alma y cuerpo. ¿No se venden un par de gorriones por unos cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo; no hay comparación entre vosotros y los gorriones. Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre del cielo» (San Mateo 10, 24-33). COMENTARIO La Buena Noticia que nos trae el Evangelio de hoy …

«Testimonio por su Causa en el Espíritu»

09 de Julio
Por César Allende

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «Mirad que os mando como ovejas entre lobos; por eso, sed sagaces como serpientes y sencillos como palomas. Pero no os fiéis de la gente, porque os entregarán a los tribunales, os azotarán en las sinagogas y os harán comparecer ante gobernadores y reyes, por mi causa; así daréis testimonio ante ellos y ante los gentiles. Cuando os arresten, no os preocupéis de lo que vais a decir o de cómo lo diréis: en su momento se os sugerirá lo que tenéis que decir; no seréis vosotros los que habléis, el Espíritu de vuestro Padre hablará por vosotros. Los hermanos entregarán a sus hermanos para que los maten, los padres a los hijos; se rebelarán los hijos contra sus padres, y los matarán. Todos os odiarán por mi nombre; el que persevere hasta el final se salvará. Cuando os persigan en una ciudad, huid a otra. Porque os aseguro que no terminaréis con las ciudades de Israel antes de que vuelva el Hijo del hombre» (San Mateo 10, 16-23). COMENTARIO En el juicio a que Pilato sometió a Jesús, por instigación de los “judíos”, reconoció que no encontraba causa (“aitía”) para condenarlo a muerte. Este reconocimiento es clave para la fe y la vida cristianas, porque esta en la misma línea que la Verdad (en el …

LA PAZ, CERCANÍA DEL REINO

08 de Julio
Por Manuel Requena

Dijo Jesús  a sus Apóstoles: Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis. No os procuréis oro, ni plata, ni calderilla en vuestras fajas; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero merece su sustento. En la ciudad o pueblo en que entréis, informaos de quién hay en él digno, y quedaos allí hasta que salgáis. Al entrar en la casa, saludadla. Si la casa es digna, llegue a ella vuestra paz; más si no es digna, vuestra paz se vuelva a vosotros (San Mateo 10, 7-13). COMENTARIO El primer envío a proclamar la presencia, pero sólo a ovejas perdidas de Israel, ni paganos ni samaritanos (Mt.10,6). La primera prueba del poder de la Palabra que contiene la gran noticia -la cercanía del Reino-, con la primera técnica cristiana para las curaciones. La humanidad siempre desarrolló la ciencia médica, pero ni aún hoy hemos llegado al poder de la Palabra que transmitía salud por las manos. Era una panacea vital que lo mismo curaba la lepra o daba vista a un ciego, que hacía caminar un paralítico, resucitaba un muerto, expulsaba un demonio y evangelizaba a los pobres abriéndoles el cielo. Esa misma Palabra sigue con nosotros, porque el Reino sigue estando cerca; …

LLAMADOS PARA LA MISIÓN

07 de Julio
Por Francisco Javier Alba

En aquel tiempo, Jesús, llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad para expulsar espíritus inmundos y curar toda enfermedad y dolencia. Éstos son los nombres de los doce apóstoles: el primero, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago el Zebedeo, y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé, Tomás y Mateo, el publicano; Santiago el Alfeo, y Tadeo; Simón el Celote, y Judas Iscariote, el que lo entregó. A estos doce los envió Jesús con estas instrucciones: «No vayáis a tierra de gentiles, ni entréis en las ciudades de Samaria, sino id a las ovejas descarriadas de Israel. Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca» (San Mateo 10, 1-7). COMENTARIO Es Jesús el que llama y el que da autoridad a los que llama. Y siempre llama para la misión: para curar toda enfermedad y toda dolencia, todo sufrimiento, y para expulsar espíritus inmundos. Y llama a cada uno por su nombre. Jesús no llama de un modo anónimo. Nos conoce por nuestro nombre desde el primer día de la creación. Y llama siempre primero a la cabeza: Pedro. Después a los demás discípulos.  Y muchas veces llama por familias, por hermanos, por amigos. Porque la santidad es contagiosa, es difusiva, como el amor. El Espíritu Santo es difusivo. San Bernardo de Claraval ingresó en el monasterio con más …

«COMO OVEJAS SIN PASTOR»

06 de Julio
Por Juanjo Calles

En cuanto se fueron los ciegos, le presentaron a un mudo que estaba endemoniado. El demonio fue expulsado y el mudo comenzó a hablar. La multitud, admirada, comentaba: «Jamás se vio nada igual en Israel». Pero los fariseos decían: «Él expulsa a los demonios por obra del príncipe de los demonios». Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias. Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: «La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rogad al dueño de la mies que envíe trabajadores a su mies» (San Mateo 9, 32-38). COMENTARIO A Jesús se le conmueven las entrañas al ver el abandono y la desidia en que se encuentra el rebaño de Dios y nos hace hoy una petición: “Rogad al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies”. Sí, la situación de nuestra Iglesia hoy es muy preocupante: la mayor parte de los sacerdotes son de edad avanzada, en  las Diócesis españolas, de aquí a diez años, la mayor parte de los presbíteros estarán jubilados y quedarán reducidos a la mitad y en el horizonte no se atisba la posibilidad real de un relevo generacional; nuestras asambleas …

Mira Señor, la fe de tu Iglesia

05 de Julio
Por Ángel Pérez Martín

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, se acercó un personaje que se arrodilló ante él y le dijo: «Mi hija acaba de morir. Pero ven tú, ponle la mano en la cabeza, y vivirá.» Jesús lo siguió con sus discípulos. Entretanto, una mujer que sufría flujos de sangre desde hacía doce años se le acercó por detrás y le tocó el borde del manto, pensando que con sólo tocarle el manto se curaría. Jesús se volvió y, al verla, le dijo: «¡Animo, hija! Tu fe te ha curado.» Y en aquel momento quedó curada la mujer. Jesús llegó a casa del personaje y, al ver a los flautistas y el alboroto de la gente, dijo: «¡Fuera! La niña no está muerta, está dormida.» Se reían de él. Cuando echaron a la gente, entró él, cogió a la niña de la mano, y ella se puso en pie. La noticia se divulgó por toda aquella comarca (San Mateo 9, 18-26). COMENTARIO Como suelo hacer, comienzo el comentario encuadrando este evangelio en su ámbito histórico. Mateo escribe y predica para judíos convertidos al cristianismo; presenta a Jesús como el Mesías prometido en las Escrituras. El evangelio que la Iglesia proclama hoy —y que ya escuchamos hace dos domingos en la versión de Marcos, que es más extensa—, se encuentra entre diez milagros que el evangelista propone …

¿No es éste el carpintero?

04 de Julio
Por Valentín De Prado

En aquel tiempo, fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada: «¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?» Y esto les resultaba escandaloso. Jesús les decía: «No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.» No pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando (San Marcos 6, 1-6). COMENTARIO El Evangelio de hoy nos habla precisamente de como Jesús no fue aceptado, ni creído por sus paisanos. El relato no deja de ser sorprendente. Jesús fue rechazado precisamente en su propio pueblo, entre aquellos que creían conocerlo mejor que nadie. Se preguntaban con asombro: ¿de dónde saca todo eso que nos dice?, ¿pero no es el hijo del carpintero?  Y no le creyeron. Se han hecho una idea de su vecino Jesús y se resisten a abrirse al misterio que se encierra en su persona Llega a decir el …

¿Cuál el ayuno que importa?

03 de Julio
Por José Manuel Mora Fandos

Los discípulos de Juan se le acercan a Jesús, preguntándole: «¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan?». Jesús les dijo: «¿Es que pueden guardar luto los amigos del esposo, mientras el esposo está con ellos? Llegarán días en que les arrebatarán al esposo, y entonces ayunarán. Nadie echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado; porque la pieza tira del manto y deja un roto peor. Tampoco se echa vino nuevo en odres viejos; porque revientan los odres: se derrama el vino y los odres se estropean; el vino nuevo se echa en odres nuevos y así las dos cosas se conservan» (San Mateo 9, 14-17). COMENTARIO Una vez más, Jesús toma las inteligencias todavía sin luz de quienes le preguntan, y les abre una nueva perspectiva. Ahora se trata del ayuno, y a los discípulos de Juan y a los fariseos no deja de extrañarles esta novedad de no ayunar en los discípulos de Jesús. ¿Cuál el ayuno que importa? El de no tener cerca, el de no ver a Jesús. Entonces, quienes estén habituados a su cercanía, sentirá que ayunan, les faltará lo más importante, llorarán. Y ese llanto será búsqueda y llamada del Maestro. Purificación del corazón y la inteligencia. Y volverán a verlo, con ojos renovados, y el vino …

«Sígueme»

02 de Julio
Por Ernesto Julia

En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: «Sígueme.» Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: «¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?» Jesús lo oyó y dijo: «No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa “misericordia quiero y no sacrificios”: que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores» (San Mateo 9, 9-13). COMENTARIO “Al pasar vio Jesús a un hombre llamado Mateo sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió”. Mateo reaccionó enseguida a la llamada del Señor. Seguramente había oído hablar de Él; y habría considerado en su interior algunas de las palabras y de los hechos que le contaban de Jesús. Seguramente el Señor había ya pasado varias veces delante del telonio, habría visto a Mateo desarrollar su trabajo, habría rezado por él para ir preparando su alma a la llamada de aquel día. “Sígueme”. Una palabra que el Señor nos dice a cada uno de nosotros todos los días de nuestra vida. Seguirle para …

«¡Ánimo, hijo!» tus pecados son perdonados

01 de Julio
Por Jerónimo Barrio

En aquel tiempo, subió Jesús a una barca, cruzó a la otra orilla y fue a su ciudad. Le presentaron un paralítico, acostado en una camilla. Viendo la fe que tenían, dijo al paralítico: «¡Ánimo, hijo!, tus pecados están perdonados.» Algunos de los escribas se dijeron: «Éste blasfema.» Jesús, sabiendo lo que pensaban, les dijo: «¿Por qué pensáis mal? ¿Qué es más fácil decir: “Tus pecados están perdonados”, o decir: “Levántate y anda”? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados –dijo dirigiéndose al paralítico–: Ponte en pie, coge tu camilla y vete a tu casa.» Se puso en pie, y se fue a su casa. Al ver esto, la gente quedó sobrecogida y alababa a Dios, que da a los hombres tal potestad (San Mateo 9, 1-8). COMENTARIO Siempre que leo este pasaje del Evangelio pienso en la reacción de ese pobre paralítico que busca a Jesús, aquel hombre que hacía milagros extraordinarios y en el que seguramente tenía puestas todas sus esperanzas de sanación, y cuando está por fin delante de EL, escucha de su boca esa sentencia sorprendente: ¡Animo hijo, tus pecados te son perdonados! El pasaje del Evangelio relata en seguida lo que los Escribas que presenciaban la escena dijeron al escuchar a Jesús esa osadía: “éste blasfema” pero nada dice …

ALTURA DE MIRAS

30 de Junio
Por Hermenegildo Sevilla

En aquel tiempo, llegó Jesús a la otra orilla, a la región de los gerasenos. Desde el cementerio, dos endemoniados salieron a su encuentro; eran tan furiosos que nadie se atrevía a transitar por aquel camino. Y le dijeron a gritos: «¿Qué quieres de nosotros, Hijo de Dios? ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo?» Una gran piara de cerdos a distancia estaba hozando. Los demonios le rogaron: «Si nos echas, mándanos a la piara.» Jesús les dijo: «Id.» Salieron y se metieron en los cerdos. Y la piara entera se abalanzó acantilado abajo y se ahogó en el agua. Los porquerizos huyeron al pueblo y lo contaron todo, incluyendo lo de los endemoniados. Entonces el pueblo entero salió a donde estaba Jesús y, al verlo, le rogaron que se marchara de su país (San Mateo 8, 28-34). COMENTARIO Sobre el evangelio de hoy planea, como en tantas otras ocasiones a lo largo de la Sagrada Escritura, la libertad que Dios nos ha concedido, prueba irrefutable del amor que nos tiene. El amor que manifiesta el hombre tiende por naturaleza a ser posesivo, interesado y con condiciones de reciprocidad. Con resultados, a veces, trágicos o destructivos. El Señor, omnipotente por naturaleza, se auto limita en el ejercicio de su poder para respetar nuestra libertad. No se cansa de tendernos lazos para hacernos uno con …

LA CONFESIÓN DE PEDRO

29 de Junio
Por Francisco Lerdo de Tejada

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesárea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?» Ellos contestaron: «Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.» Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?» Simón Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.» Jesús le respondió: «¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás! porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo» (San Mateo, 16, 13-19). COMENTARIO Se trata de un texto fundamental para la Teología y le espiritualidad cristiana, por su contenido dogmático y por finura espiritual. El primado de Pedro, la confesión que hace de la personalidad mesiánica del Salvador y la vinculación divino-humana entre la Iglesia triunfante y la Iglesia militante en su capacidad para perdonar pecados, constituyen el núcleo dogmático del texto. Nos centramos más en el aspecto espiritual …

«RADICALIDAD EVANGÉLICA»

28 de Junio
Por Pablo Morata

En aquel tiempo, viendo Jesús que lo rodeaba mucha gente, dio orden de atravesar a la otra orilla. Se le acercó un escriba y le dijo: «Maestro, te seguiré adonde vayas.» Jesús le respondió: «Las zorras tienen madrigueras y los pájaros nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza.» Otro, que era discípulo, le dijo: «Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre.» Jesús le replicó: «Tú, sígueme. Deja que los muertos entierren a sus muertos» (San Mateo 8, 18-22). COMENTARIO Apenas tenía 8 años, en pleno apogeo de la carrera espacial, a un funcionario del ayuntamiento de mi pueblo, compañero de mi padre, no se le ocurrió otra cosa más que decirme que estaban organizando un viaje a la Luna y que yo era el encargado de reclutar voluntarios. El entusiasmo fue generalizado entre la chavalería. En intervalos que no llegaban a media hora, grupos de cinco o seis chiquillos corriendo hacia las oficinas municipales para añadirse a la lista. La nota discordante la puso Jesús “Poti” (Una réplica calcada en lo físico y en el carácter del “Piraña” de “Verano Azul”; cuando afirmó de forma asertiva: “Yo me apunto a lo del cohete, pero a dormir me voy a mi casa…” y tuve que decirle con todo el dolor de mi corazón: “Pues no sirves para nuestra …