Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|domingo, agosto 25, 2019
  • Siguenos!

Evangelios

Evangelios
Dios es amor

24 de Agosto
Por Francisco Lerdo de Tejada

En aquel tiempo, Felipe encuentra a Natanael y le dice: «Aquel de quien escribieron Moisés en la Ley y los profetas, lo hemos encontrado: Jesús, hijo de José, de Nazaret.»  Natanael le replicó: «¿De Nazaret puede salir algo bueno?»  Felipe le contestó: «Ven y verás.»  Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: «Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.»  Natanael le contesta: «¿De qué me conoces?»  Jesús le responde: «Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.»  Natanael respondió: «Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.»  Jesús le contestó: «¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has ver cosas mayores.» Y le añadió: «Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre» (San Juan 1, 45-51). COMENTARIO Jesús comienza su vida pública no en solitario sino llamando a doce hombres. Con ellos ha de compartir estos años que su Padre Dios le concede para llevar la buena noticia de la salvación a todos aquellos que quieran acogerla. Y es que Dios, que posee la plenitud en sí mismo, busca siempre el amor . El en sí mismo es amor y le gusta más que cualquier otra cosa crear … Full article

ESCUCHA Y AMA

23 de Agosto
Por Javier Alba

“Los fariseos, al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron en un lugar y uno de ellos, un doctor de la ley, le preguntó para ponerlo a prueba: “Maestro, cuál es el mandamiento principal de la Ley?”.  Él les dijo: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente”.  Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. En estos dos mandamientos se sostienen toda la Ley y los Profetas” (San Mateo 22, 34-40). COMENTARIO Los fariseos se reúnen una vez más para preparar una trampa a Jesús y ponerle a prueba porque no creen en la gracia y la encarnación, y piensan que todos son simuladores e impostores como ellos. Y Jesús les responde con la Palabra del Shemá: “Escucha Israel, amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente”. El fariseo seguro que recitaba varias veces al día la oración del Shemá, y creería cumplirlo cada día en base a su compromiso, sus legalismos y cumplimientos, pero tenía delante de él al mismo Señor, al Hijo Único de Dios y no sólo era incapaz de reconocerle, sino, sobre todo, era incapaz de amarle. No amaba al Señor su Dios manifestado …

La Luz que María vio

22 de Agosto
Por Olga Alonso Pelegrín

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.  El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.  El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»  Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»  El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»  María contestó: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y la dejó el ángel (San Lucas …

La llamada de Dios

21 de Agosto
Por Juanjo Guerrero

Dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: “El reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos por un denario por jornada, los mandó a la viña. Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: “Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido”. Ellos fueron. Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde y encontró a otros parados y les dijo: “¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?” Le respondieron: “Nadie nos ha contratado”. Él les dijo: “Id también vosotros a mi viña”. Cuando oscureció, el dueño dijo al capataz: “Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros”. Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno. Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: “Estos últimos han trabajado solo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno”. Él replicó a uno de ellos: “Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en …

AJUSTAR NUESTRA VIDA A DIOS

20 de Agosto
Por Tomás Cremades

Dijo Jesús a sus discípulos: “En verdad os digo que difícilmente entrará un rico en el Reino de los Cielos. Lo repito: más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja que a un rico entrar en el Reino de los Cielos.” Al oírlo, los discípulos dijeron espantados:” entonces, ¿quién puede salvarse?”. Jesús les dijo: “Es imposible para los hombres, pero Dios  lo puede todo”. Entonces dijo Pedro a Jesús: “Ya ves, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué nos va a tocar?”. Jesús le dijo:” En verdad os digo: cuando llegue la renovación y el Hijo del hombre se siente en el trono de su gloria, también vosotros, los que me habéis seguido, os sentaréis en doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel. Todo el que por mí deje casa, hermanos o hermanas, padre o madre, hijos o tierras, recibirá cien veces más, y Vida Eterna. Pero muchos primeros serán últimos, y muchos últimos serán primeros” (San Mateo 19, 23-30). COMENTARIO En un mundo como el actual, donde tanto vales cuanto tienes, – como vemos muy poco diferente a la época que narra este Evangelio -, es espeluznante la contestación del Señor Jesús:  “En verdad os digo que difícilmente entrará un rico en el Reino de los Cielos. Por si hay dudas, …

¿Qué quieres Señor de mí?

19 de Agosto
Por Ernesto Julía Díaz

En aquel tiempo, se acercó uno a Jesús y le preguntó: «Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno para obtener la vida eterna?» Jesús le contestó: «¿Por qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es Bueno. Mira, si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.» Él le preguntó: «¿Cuáles?» Jesús le contestó: «No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y ama a tu prójimo como a ti mismo.» El muchacho le dijo: «Todo eso lo he cumplido. ¿Qué me falta?» Jesús le contestó: «Si quieres llegar hasta el final, vende lo que tienes, da el dinero a los pobres –así tendrás un tesoro en el cielo– y luego vente conmigo.» Al oír esto, el joven se fue triste, porque era rico (San Mateo 19, 16-22) COMENTARIO “Maestro, ¿Qué tengo que hacer de bueno para obtener la vida eterna? Con la misma disposición de este joven, hemos de preguntar nosotros al Señor: ¿Qué quieres Señor de mí? Con esa disposición y con esa confianza. ¡Con qué alegría habrá oído Jesucristo la pregunta! Y enseguida la responde: “¿Por qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es Bueno. Mira, si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos” Jesús le recuerda la tabla de la Ley. Quizá este joven no sabe Quién …

La misión del cristiano

18 de Agosto
Por Ramón Dominguez

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo! Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla! ¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división. Desde ahora estarán divididos cinco en una casa: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra la suegra» (San Lucas 12, 49-53). COMENTARIO Jesús se sincera con sus discípulos, él conoce mejor que nadie la triste situación del hombre  cuando está lejos de Dios y él viene a hacer nuevas todas las cosas. No viene a cambiar el mundo, viene a revolucionario, a incendiarlo con el fuego del Espíritu y tiene prisa porque el mundo esté ya ardiendo bajo el fuego del amor. Pero sabe que este mundo está bajo el poder del maligno y que la oposición será feroz y despiadada, por lo que la salvación no se dará sin sufrimiento y sin la entrega de la propia vida. Es la misma realidad con la que se van a encontrar sus discípulos, no les oculta las dificultades, no va a …

Con referencia a los niños

17 de Agosto
Por Miguel Iborra Viciana

En aquel tiempo, le acercaron unos niños a Jesús para que les impusiera las manos y rezara por ellos, pero los discípulos los regañaban. Jesús dijo: «Dejadlos, no impidáis a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el reino de los cielos.» Les impuso las manos y se marchó de allí (San Mateo 19, 13-15). COMENTARIO La acogida de los niños por parte de Jesús, es de nuevo un gesto que resalta la primacía que tienen en el reino los que se hacen como ellos. Los gestos de presentar, imponer las manos y orar, tienen un significado litúrgico de acogida. La nueva experiencia de Dios como Padre marcó la vida de Jesús y le dio una mirada nueva para percibir y valorar la relación entre las personas. Jesús se coloca del lado de los pequeños y asume su defensa. Nosotros, igualmente, estamos llamados a esta infancia espiritual, ejercicio pleno de cercanía a Jesús, descubriendo el secreto de la sencillez de la vida, de la riqueza que debemos compartir y devolver con gratitud todo lo que hemos recibido. Que fácil, nos lo pone Jesús y que difícil es seguirle, indudablemente que si tomamos como referencia a los niños, es posible que lo entendamos mejor.

Una sola carne

16 de Agosto
Por Jesús Bayarri

Y se le acercaron unos fariseos que, para ponerle a prueba, le dijeron: «¿Puede uno repudiar a su mujer por un motivo cualquiera?» Él respondió: «¿No habéis leído que el Creador, desde el comienzo, los hizo varón y hembra, y que dijo: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne? De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre.» Dícenle: «Pues ¿por qué Moisés prescribió dar acta de divorcio y repudiarla?» Díceles: «Moisés, teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón, os permitió repudiar a vuestras mujeres; pero al principio no fue así. Ahora bien, os digo que quien repudie a su mujer -no por fornicación- y se case con otra, comete adulterio.» Dícenle sus discípulos: «Si tal es la condición del hombre respecto de su mujer, no trae cuenta casarse.» Pero él les dijo: «No todos entienden este lenguaje, sino aquellos a quienes se les ha concedido. Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos que fueron hechos tales por los hombres, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda» (San Mateo 19, 3-12). COMENTARIO …

A los ricos los despide vacíos

15 de Agosto
Por Buenanueva

En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: –« ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.» María dijo: –«Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia –como lo había prometido a nuestros padres– en favor de Abrahán y …

Corrección fraterna

14 de Agosto
Por Javier Leceta

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos» (San Mateo 18, 15-20). COMENTARIO El evangelio de hoy propone el tema de la corrección fraterna. Es un tema delicado, porque frente a la ofensa o el pecado del hermano lo que nos sale es la acusación, ponerlo en evidencia. Pero lo que nos enseña Jesucristo en este evangelio es una cosa totalmente distinta. No se trata de acusar al hermano, sino de recuperar la concordia, la caridad y la paz con él. Tampoco se …

Cuidado con despreciar a un niño

13 de Agosto
Por Francisco Jiménez Ambel

Se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: “¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?”. Él llamó a un niño, lo puso en medio y dijo: “En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Por tanto el que se haga pequeño como este niño, ese es el más grande en el reino de los cielos. El que acoge a un niño como este en mi nombre me acoge a mí. Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles están viendo siempre en los cielos el rostro de mi Padre celestial. ¿Qué os parece? Suponed que un hombre tiene cien ovejas: si una se le pierde, ¿no deja las noventa y nueve en los montes y va en busca de la perdida? Y si la encuentra, en verdad os digo que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se habían extraviado. Igualmente, no es voluntad de vuestro Padre que está en el cielo que se pierda ni uno de estos pequeños” (San Mateo 18, 1-5, 10.12-14). COMENTARIO Cuando habla Jesús, es Dios quien habla. No es una opinión entre otras muchas, todas dignas – se dice – de igual respeto, que es la manera habitual, …

“PAGAR LOS IMPUESTOS”

12 de Agosto
Por Horacio Vázquez

“Mientras Jesús y los discípulos recorrían juntos Galilea, les dijo:” El Hijo del hombre será entregado en manos de los hombres, lo matarán, pero resucitará al tercer día.” Ellos se pusieron muy tristes. Cuando llegaron a Cafarnaún, los que cobraban el impuesto de las dos dracmas se acercaron a Pedro y le preguntaron: “¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas? Contestó: “Sí”. Cuando llegó a casa, Jesús se adelantó a preguntarle: “¿Qué te parece Simón?”. Los reyes del mundo ¿a quienes le cobran impuestos y tasas, a sus hijos o a los extraños?”. Contesto: “A los extraños”. Jesús le dijo: “Entonces, los hijos están exentos. Sin embargo, para no dar mal ejemplo, ve al mar, echa el anzuelo, agarra el primer pez que pique, ábrele la boca y encontrarás una moneda de plata. Tómala y págale por ti y por mí” (San Mateo 17, 22-27). COMENTARIO Solo Mateo se preocupa de narrar para nosotros esta singular historia del contribución religiosa de “las dos dracmas”, que nada tenía que ver con los impuestos establecidos por los romanos ocupantes del pueblo de Israel, pues el dinero recaudado por este concepto, y que debía pagar todo buen israelita, se destinaba en exclusiva al mantenimiento del templo y era conocido como “el dinero de redención”, es decir el precio del rescate “por la redención del alma de los fieles”. …

Estad preparados

11 de Agosto
Por Gloria Mª Tomás y Garrido

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No temas, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino. Vended vuestros bienes y dad limosna; haceos bolsas que no se estropeen, y un tesoro inagotable en el cielo, adonde no se acercan los ladrones ni roe la polilla. Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Tened ceñida vuestra cintura y encendidas las lámparas. Vosotros estad como los hombres que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame. Bienaventurados aquellos criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela; en verdad os digo que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y, acercándose, les irá sirviendo. Y, si llega a la segunda vigilia o a la tercera y los encuentra así, bienaventurados ellos. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, velaría y no le dejaría abrir un boquete en casa. Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre». Pedro le dijo: «Señor, ¿dices esta parábola por nosotros o por todos?». Y el Señor dijo: «¿Quién es el administrador fiel y prudente a quien el señor pondrá al frente de su servidumbre para que reparta la ración de alimento a sus horas? Bienaventurado aquel criado …

UN GRANO QUE SIRVE

10 de Agosto
Por Manuel Requena

“En verdad, en verdad os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto. El que se ama a sí mismo, se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este mundo, se guardará para la vida eterna. El que quiera servirme, que me siga, y donde esté yo, allí también estará mi servidor; a quien me sirva, el Padre lo honrará” (San Juan 12, 24-26). COMENTARIO Juan tenía grabada en su alma, como cumbre de todas las riquezas, el gesto de entrega hasta la muerte de su Maestro amado. Y también aquel momento cumbre, cuando al resucitar a Lázaro el sereno Nazareno “tenía el alma turbada”, sabiendo que su gloria supondría la muerte, suya y del que quisiera seguirlo. Era el amor en que la muerte que se transforma en vida, como el grano de  trigo sembrado en la tierra. No usó Jesús una comparación de pescadores, ni del mar donde había pasado la mayor parte de su vida pública como el mismo evangelista, —pescador toda su vida— nos proclama. Tampoco usó parábolas de carpintería o madera en la que tanto había trabajado, y eso que bien trabajada por un buenos maestros como José y él, es instrumento útil para ejemplarizar la vida de los hombres  que se dejan trabajar …

La búsqueda de la Verdad

09 de Agosto
Por César Allende

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí la encontrará. ¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? ¿O qué podrá dar para recobrarla? Porque el Hijo del hombre vendrá entre sus ángeles, con la gloria de su Padre, y entonces pagará a cada uno según su conducta. Os aseguro que algunos de los aquí presentes no morirán sin antes haber visto llegar al Hijo del hombre con majestad» (San Mateo 16, 28-28). COMENTARIO Como si contestara a la pregunta que la Sabiduría hace acerca de “¿Qué hombre conocerá el designio de Dios?”, San Pablo escribió que él creía tener también el “pensamiento” del Señor. El texto de Sab. 9,13ss conecta perfectamente con el Evangelio de hoy y con una frase del Señor Jesús en el lavatorio de los pies (Jn 13,13s). Los mismos discípulos reconocen en él al Señor y al Maestro, ambas cosas a la vez. Lo mismo que hizo Santa Teresa de la Cruz, antes Edith Stein. Edith Stein fue judía, discípula de Husser y otros grandes pensadores del XX, atea… y conversa. En el Carmelo cambió su nombre de …

La clarividencia de Jesús

08 de Agosto
Por Tomás González a.a.

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?» Ellos contestaron: «Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.» Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?» Simón Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.» Jesús le respondió: «¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo.» Y les mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías. Desde entonces empezó Jesús a explicar a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén y padecer allí mucho por parte de los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, y que tenía que ser ejecutado y resucitar al tercer día. Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo: «¡No lo permita Dios, Señor! Eso …

Tener presente al Señor

07 de Agosto
Por Ángel Moreno

“Jesús salió y se retiró a la región de Tiro y Sidón. Entonces una mujer cananea, saliendo de uno de aquellos lugares, se puso a gritarle: «Ten compasión de mí, Señor Hijo de David. Mi hija tiene un demonio muy malo». Él no le respondió nada. Entonces los discípulos se le acercaron a decirle: «Atiéndela, que viene detrás gritando». Él les contestó: «Solo he sido enviado a las ovejas descarriadas de Israel». Ella se acercó y se postró ante él diciendo: «Señor, ayúdame». Él le contestó: «No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos». Pero ella repuso: «Tienes razón, Señor; pero también los perritos se comen las migajas que caen de la mesa de los amos». Jesús le respondió: «Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas». En aquel momento quedó curada su hija (San Mateo 15, 21-28). COMENTARIO Observa la ubicación del relato: fuera de Israel, pasada la frontera, en tierra pagana… Y observa, además, la identidad de la persona que se beneficia de la acción de Jesús: una mujer cananea. El grito de auxilio, la súplica entrañable de la madre por su hija enferma, aunque aparentemente no llaman la atención de Jesús, en realidad hacen más evidente su entrañable misericordia, que no se limita a los hijos de Israel. Una vez más, …

El asombro y la tienda

06 de Agosto
Por Alfredo Esteban

Tomó a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto del monte para orar. Y mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió y sus vestidos brillaban de resplandor. De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su éxodo, que él iba a consumar en Jerusalén. Pedro y sus compañeros se caían de sueño, pero se espabilaron y vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras estos se alejaban de él, dijo Pedro a Jesús: “Maestro, ¡qué bueno es que estemos aquí!”. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías. No sabía lo que decía. Todavía estaba diciendo esto, cuando llegó una nube que los cubrió con su sombra. Se llenaron de temor al entrar en la nube. Y una voz desde la nube decía: “Este es mi Hijo, el Elegido, escuchadlo”. Después de oírse la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por aquellos días, no contaron a nadie nada de lo que habían visto (San Lucas 9, 28b-36). COMENTARIO Para este mes de agosto, no está nada mal la buena noticia que nos trae el Evangelio de hoy. Jesús manifiesta su gloria a los discípulos nada más y nada menos que mostrándoles el recorrido que iba a realizar …

Dadles vosotros de comer

05 de Agosto
Por Mª Nieves Diéz Taboada

En aquel tiempo, al enterarse Jesús de la muerte de Juan, el Bautista, se marchó de allí en barca, a un sitio tranquilo y apartado. Al saberlo la gente, lo siguió por tierra desde los pueblos. Al desembarcar, vio Jesús el gentío, le dio lástima y curó a los enfermos. Como se hizo tarde, se acercaron los discípulos a decirle: «Estamos en despoblado y es muy tarde, despide a la multitud para que vayan a las aldeas y se compren de comer.» Jesús les replicó: «No hace falta que vayan, dadles vosotros de comer.» Ellos le replicaron: «Si aquí no tenemos más que cinco panes y dos peces.» Les dijo: «Traédmelos.» Mandó a la gente que se recostara en la hierba y, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y se los dio a los discípulos; los discípulos se los dieron a la gente. Comieron todos hasta quedar satisfechos y recogieron doce cestos llenos de sobras. Comieron unos cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños (San Mateo 14, 13-21). COMENTARIO Según los textos evangélicos Jesús da dos veces de comer a la multitud multiplicando los panes y los peces. Sin embargo muchos escrituristas (Andrés Manrique) creen que estas son dos versiones del mismo signo, variadas en la predicación posterior según sea …

¿De quién será lo que has preparado?

04 de Agosto
Por Buenanueva

En aquel tiempo, dijo uno de entre la gente a Jesús: «Maestro, dije a mi hermano que reparta conmigo la herencia». Él le dijo: «Hombre, ¿quién me ha constituido juez o árbitro entre vosotros?». Y les dijo: «Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes». Y les propuso una parábola: «Las tierras de un hombre rico produjeron una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos, diciéndose: “¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha”. Y se dijo: “Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el trigo y mis bienes. Y entonces me diré a mí mismo: alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe, banquetea alegremente”. Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche te van a reclamar el alma, y ¿de quién será lo que has preparado?”. Así es el que atesora para SÍ y no es rico ante Dios» (San Lucas 12, 13-21).

La verdad de San Juan el Bautista

03 de Agosto
Por Francisco Javier Sánchez

En aquel tiempo, el rey Herodes oyó lo que contaban de Jesús, y dijo a sus cortesanos: «Es Juan el Bautista, que ha resucitado de entre los muertos y por eso actúan en él fuerzas milagrosas». Es que Herodes había apresado a Juan y lo había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, mujer de su hermano Filipo, porque Juan le decía que no le estaba permitido tenerla por mujer. Y aunque quería quitarle la vida, tenía miedo a la gente, porque creían que Juan era un profeta. El día del cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías bailó delante de todos, y le gustó tanto a Herodes, que juró darle lo que pidiera.  Ella, aconsejada por su madre, le dijo: «Dame, ahora mismo, en una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista». El rey se entristeció, pero a causa de su juramento y por no quedar mal con los invitados, ordenó que se la dieran; y mandó degollar a Juan en la cárcel. Trajeron, pues, la cabeza en una bandeja, se la entregaron a la joven y ella se la llevó a su madre. Después vinieron los discípulos de Juan, recogieron el cuerpo, lo sepultaron, y luego fueron a avisarle a Jesús (San Mateo 14, 1-12). COMENTARIO Buenos días hermanos en Cristo. En este pasaje del Evangelio de San Mateo vemos el …

¡NO SEAMOS INCRÉDULOS!

02 de Agosto
Por Rafael Luis Alcázar

En aquel tiempo, Jesús llegó a su tierra y se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal forma, que todos estaban asombrados y se preguntaban: « ¿De dónde ha sacado éste esa sabiduría y esos poderes milagrosos? ¿No es el hijo del carpintero? ¿No es María su madre, y no son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿No viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde, pues, ha sacado todas estas cosas?» Y se negaban a creer en él. Entonces Jesús les dijo: «Un profeta no es despreciado más que en su patria y en su casa». Y no hizo muchos milagros allí por la incredulidad de ellos (San Mateo 13, 54-58). COMENTARIO La incredulidad, mi incredulidad me lleva de inmediato a la desconfianza y la desconfianza al desasosiego y muchas veces a la tristeza. Por eso se que debo estar atento y agradezco esta palabra tuya para mi en este día. Ya estoy en guardia. Se me vienen a la mente las palabras que tu mismo, Señor, le dijiste a tu discípulo Tomás: “Acerca aquí tu dedo y mira mis manos, trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente” (Jn 20,27). Yo quiero ser crédulo. No quiero que “el Maligno” me robe la fe, que me quite la luz de tu gracia …

<<El Reino de los Cielos se parece también a una red que se echa al mar y recoge toda clase de peces. Cuando está llena, los pescadores la sacan a la orilla y, sentándose, recogen lo bueno en canastas y tiran lo que no sirve. Así sucederá al fin del mundo: vendrán los ángeles y separarán a los malos de entre los justos, para arrojarlos en el horno ardiente. Allí habrá llanto y rechinar de dientes. ¿Comprendieron todo esto?». «Sí», le respondieron. Entonces agregó: «Todo escriba convertido en discípulo del Reino de los Cielos se parece a un dueño de casa que saca de sus reservas lo nuevo y lo viejo». Cuando Jesús terminó estas parábolas se alejó de allí>> (San Mateo 13, 47-53). COMENTARIO La Palabra de Dios de este primer día del mes de Agosto nos pone delante la última parábola del discurso parabólico del evangelista Mateo que comentaba así, en su conjunto, San Juan Pablo II en 1987: “La parábola de la cizaña en medio del trigo y la de la red para pescar se refieren, sobre todo, a la presencia, ya operante, de la salvación de Dios. Pero, junto a los hijos del reino, se hallan también los hijos del maligno, los que realizan la iniquidad: sólo al final de la historia serán destruidas las potencias del mal, y quien …

“El tesoro y la perla”

31 de Julio
Por Manuel Requena

El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante de perlas finas, que al encontrar una de gran valor se va a vender todo lo que tiene y la compra ( San Mateo 13, 44-46). COMENTARIO Con solo el criterio humano parece difícil entender que el mismo Jesús que proclamó el Reino de la pobreza, de la belleza de lirios silvestres más que todos los vestidos de Salomón engarzados en oro y perlas preciosas, compare ahora su Reino con el ansia de un comerciante de perlas o un tesoro escondido y encontrado, que apasionados con su hallazgo, venden todo lo que tienen y van a por ellos. Obviamente los quieren para ellos solos, no para compartirlos. La solución de los ejemplos de Jesús para entender la mecánica del Reino de los cielos, está precisamente en la pasión conductual de quien lo encuentra, tras una búsqueda larga o por casualidad. Es algo único que, por la alegría y fantasía que provoca, le llena totalmente. Los hallazgos de tesoro y perla, parecen más fruto de una casualidad que de un trabajo tranquilo o perseverante, ¡Y menos mal que …

LA CIZAÑA Y EL TRIGO

30 de Julio
Por Antonio Segoviano

En aquel tiempo, Jesús dejó a la gente y se fue a casa. Los discípulos se le acercaron a decirle: «Acláranos la parábola de la cizaña en el campo.» Él les contestó: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del Maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles. Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será al fin del tiempo: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los corruptores y malvados y los arrojarán al horno encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga» (San Mateo 13, 36-43). COMENTARIO Hoy Jesús nos da la interpretación de la parábola del trigo y la cizaña, que vimos el sábado pasado. Huelga, pues, intentar otra interpretación de la misma, pero sí conviene contemplarla en el contexto de la Iglesia de hoy. Porque este texto se refiere a la Iglesia de todos los tiempos. Pero quizá, especialmente, a la de este tiempo. En la Iglesia actual hay, como hubo siempre, …

Yo soy la resurrección y la vida

29 de Julio
Por Jerónimo Barrio

En aquel tiempo, muchos judíos habían ido a ver a Marta y a María, para darles el pésame por su hermano. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa. Y dijo Marta a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.»  Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará.»  Marta respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día.»  Jesús le dice: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?»  Ella le contestó: «Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo» (San Juan 11, 19-27). COMENTARIO El dialogo de Jesús con Marta que el Evangelio de San Juan hoy nos ofrece, es una preciosa joya para reflexionar sobre el camino de la fe. Es muy fácil, para quien se ha criado en un ambiente cristiano decir: tengo fe, creo, soy creyente… También lo es, pero por motivos opuestos, oir decir a quien no ha recibido este don en la familia o en su ambiente escolar: no creo, no soy creyente. Esas creencias …

Señor, enséñanos a orar

28 de Julio
Por Valentin De Prado

Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: «Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos». Él les dijo: «Cuando oréis, decid: “Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos cada día nuestro pan cotidiano, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en tentación”». Y les dijo: «Suponed que alguno de vosotros tiene un amigo, y viene durante la medianoche y le dice: “Amigo, préstame tres panes, pues uno de mis amigos ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle”; y, desde dentro, aquel le responde: “No me molestes; la puerta ya está cerrada; mis niños y yo estamos acostados; no puedo levantarme para dártelos”; os digo que, si no se levanta y se los da por ser amigo suyo, al menos por su importunidad se levantará y le dará cuanto necesite. Pues yo os digo a vosotros: pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, y el que busca halla, y al que llama se le abre. ¿Qué padre entre vosotros, si su hijo le pide un pez, le dará una serpiente en lugar del pez? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Si vosotros, pues, que sois malos, …

Paciencia y confianza

27 de Julio
Por José Manuel Mora-Fandos

En aquel tiempo, Jesús propuso otra parábola a la gente: «El reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo: “Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?” Él les dijo: “Un enemigo lo ha hecho.” Los criados le preguntaron: “¿Quieres que vayamos a arrancarla?” Pero él les respondió: “No, que, al arrancar la cizaña, podríais arrancar también el trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega y, cuando llegue la siega, diré a los segadores: ‘Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo almacenadlo en mi granero’”» (San Mateo 13, 24-30). COMENTARIO El Señor vuelve a mostrar su querencia por las parábolas, esas breves historias que muestran a personas que actúan y cosechan el fruto de sus acciones. Las parábolas no declaran directamente su mensaje, siguen un camino indirecto: invitan a los oyentes a otro tipo de conocimiento que se alcanza entrando en ese pequeño mundo representado, tan cercano a la vida cotidiana, a un mundo que puede ser reconocido como propio, donde hay elementos con los que …

DA FRUTO EL QUE ESCUCHA LA PALABRA Y LA ENTIENDE

26 de Julio
Por Ángel Pérez Martín

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Vosotros oíd lo que significa la parábola del sembrador: Si uno escucha la palabra del reino sin entenderla, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón. Esto significa lo sembrado al borde del camino. Lo sembrado en terreno pedregoso significa el que la escucha y la acepta en seguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y, en cuanto viene una dificultad o persecución por la palabra, sucumbe. Lo sembrado entre zarzas significa el que escucha la palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas la ahogan y se queda estéril. Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende; ése dará fruto y producirá ciento o sesenta o treinta por uno» (San Mateo 13,18-23). COMENTARIO Hoy nos viene a refrescar este tiempo particular de verano —en todos los sentidos—, un Evangelio de San Mateo que el evangelista coloca en la sección IV titulada «El misterio del Reino de los Cielos». Mateo divide esta sección en dos partes: la primera la denomina «sección narrativa» y en ella describe a Jesús rechazado por “esta generación”, mientras que a la segunda la llama «discurso parabólico»-; esta parte consta de siete parábolas relacionadas con el Reino de los Cielos. La Palabra de hoy es una Palabra …