Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, octubre 26, 2021
  • Siguenos!

Evangelios

Evangelios
«…hasta que todo fermentó»

26 de Octubre
Por Olga Alonso Pelegrín

En aquel tiempo, decía Jesús: «A qué es semejante el reino de Dios o a qué lo compararé? Es semejante a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; creció, se hizo un árbol y los pájaros del cielo anidaron en sus ramas». Y dijo de nuevo: «¿A qué compararé el reino de Dios? Es semejante a la levadura que una mujer tomó y metió en tres medidas de harina, hasta que todo fermentó» (San Lucas 13, 18-21). COMENTARIO Es humano pensar en nuestro acercamiento al Evangelio que seguir a Cristo supone un esfuerzo inmenso por la imposibilidad que el hombre tiene, dentro de su pequeñez, de asumir sus enseñanzas como línea de vida. Frases como “bendecir a los que nos persiguen”, “renunciar a los bienes” “perdonar setenta veces siete” “ser como niños” …se nos presentan como un imposible cuando contemplamos estos principios desde la perspectiva humana. El Evangelio no es una utopía, ni un ideal. El Evangelio es la Palabra del Padre que como dice San Pablo (hebreos 4:12) “es viva y eficaz”, es decir que actúa dentro de nosotros más allá de nuestra propia voluntad. Por eso, ponerse delante del Evangelio, dejarse modelar por él es ponerse en manos de Jesús que, como alfarero, modela nuestro corazón para convertirlo en algo “nuevo” y nos sorprendemos incluso a al contemplar … Full article

FARISEÍSMO

25 de Octubre
Por Juanjo Guerrero

Un sábado, Jesús enseñaba en una sinagoga. Había allí una mujer poseída de un espíritu, que la tenía enferma desde hacía dieciocho años. Estaba completamente encorvada y no podía enderezarse de ninguna manera. Jesús, al verla, la llamó y le dijo: “Mujer, estás curada de tu enfermedad”, y le impuso las manos. Ella se enderezó en seguida y glorificaba a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había curado en sábado, dijo a la multitud: “Los días de trabajo son seis; vengan durante esos días para hacerse curar, y no el sábado”.  El Señor le respondió: “¡Hipócritas! Cualquiera de ustedes, aunque sea sábado, ¿no desata del pesebre a su buey o a su asno para llevarlo a beber? Y esta hija de Abraham, a la que Satanás tuvo aprisionada durante dieciocho años, ¿no podía ser librada de sus cadenas el sábado?”. Al oír estas palabras, todos sus adversarios se llenaron de confusión, pero la multitud se alegraba de las maravillas que él hacía (San Lucas 13, 10-17). COMENTARIO Efectivamente, Jesucristo pudo hacer la curación cualquier otro día, “respetando” el sábado. Si no lo hizo así fue porque quería dejar de manifiesto cómo se deben interpretar ciertos preceptos y el orden jerárquico de ellos. Lo primero que se debe tener en cuenta es a Dios, después a los hombres y las reglas …

¿Qué quieres que haga por ti?

24 de Octubre
Por Miguel Iborra Viciana

En aquel tiempo, mientras Jesús salía de Jericó acompañado de sus discípulos y de una gran muchedumbre, el hijo de Bartimeo, un mendigo ciego, estaba sentado junto al camino. Al enterarse de que era Jesús de Nazaret, se puso a gritar: ¡Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí! Muchos le increpaban para que se callara. Pero él gritaba mucho más: ¡Hijo de David, ten compasión de mí! Jesús se detuvo y dijo: Llamadle. Llaman al ciego, diciéndole: ¡Animo, levántate! Te llama. Y él, arrojando su manto, dio un brinco y vino donde Jesús. Jesús, dirigiéndose a él, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? El ciego le dijo: Rabbuní, ¡que vea! Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y al instante, recobró la vista y le seguía por el camino (San Marcos 10, 46-52). COMENTARIO Ante la actitud de alguien que es ciego, mendigo, ubicado al borde del camino, que pide misericordia y que grita a pesar de que todos quieren silenciarle, Jesús se detiene y le manda llamar. ¿Qué quieres que haga por ti? Es la misma pregunta que hizo a los Zebedeo. Estos pedían honores, poder y privilegios. El ciego no pide ningún signo de dominio, simplemente pide ver, vivir en plenitud que pueda ver para seguir a Jesús. Quien estaba al margen del camino, ahora sigue a Jesús, …

Con tu auxilio podre llevar la cruz

23 de Octubre
Por Rafael Luis Alcázar

En una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían.  Jesús les contestó: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.». Y les dijo esta parábola: «Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: “Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?” Pero el viñador contestó: “Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas”» (San Lucas 13, 1-9). COMENTARIO Señor, cada mañana sé que vienes a buscar fruto a mi vida, el fruto del amor, ese amor que siempre me has mostrado desde que pensaste en mi para que naciera. Que importante es mirar hacia atrás para ver las maravillas que has hecho conmigo, las cosas que me …

¿Cómo no sabéis juzgar lo que se debe hacer?

22 de Octubre
Por Francisco Javier Sánchez Hita

En aquel tiempo, decía Jesús a la gente: «Cuando veis subir una nube por el poniente, decís en seguida: “Chaparrón tenemos”, y así sucede. Cuando sopla el sur, decís: “Va a hacer bochorno”, y lo hace. Hipócritas: si sabéis interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no sabéis interpretar el tiempo presente? ¿Cómo no sabéis juzgar vosotros mismos lo que se debe hacer? Cuando te diriges al tribunal con el que te pone pleito, haz lo posible por llegar a un acuerdo con él, mientras vais de camino; no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y el guardia te meta en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí hasta que no pagues el último céntimo» (San Lucas 12, 54-59). COMENTARIO Buenos días, hermanos en Cristo. No encuentro forma de comentar el Evangelio de hoy. Os sugiero una lectura orante invocando la asistencia del Espíritu Santo. Lo que sí quisiera comentaros es que hoy se celebra la memoria de San Juan Pablo II, Karol J. Wojtyla nació en Wadowice (Polonia) el 18/05/1920, a partir de 1942, sintiéndose llamado al sacerdocio, estudió en el seminario clandestino de Cracovia. El 01/11/1946 recibió la ordenación sacerdotal. El 04/07/1958, Pío XII le nombró obispo auxiliar de Cracovia y Pablo VI, en 1964, le destinó a esa misma …

La esencia del cristianismo se halla en la caridad

21 de Octubre
Por Carmen Montes López

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: He venido a prender fuego en el mundo: ¿y ojalá estuviera ya ardiendo! Tengo que pasar por un bautismo, ¡y que angustia hasta que se cumpla! ¿Pensáis que he venido a traer al mundo la paz? No, sino división. En adelante una familia de cinco estará dividida: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra (San Lucas 12, 49-53). COMENTARIO Jesús ya había pasado por un bautismo de agua y además por el del Espíritu Santo en su manifestación sobre Él. Ahora se angustia ante el conocimiento de lo que va a pasar y sabe que su pasión será motivo de escándalo Históricamente, este texto de Lucas era proclamado en una comunidad donde algunas personas habían sido abandonadas por sus familias al hacerse cristianas. El aquel tiempo, bautizarse y entrar en la comunidad era una decisión radical que cambiaba toda la vida. Hoy, en muchos países, todavía tenemos ese problema, y podríamos estar hablando también de futuros no muy lejanos. Según el papa Francisco: “…La Palabra de Dios divide, ¡siempre! Provoca una división entre quien la acoge y quien la rechaza. A veces también …

PREPARADOS Y VIGILANDO SU VENIDA

20 de Octubre
Por Manuel Requena

Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora iba a venir el ladrón, no dejaría que le horadasen su casa. También vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre.» Dijo Pedro: «Señor, ¿dices esta parábola para nosotros o para todos?» Respondió el Señor: «¿Quién es, pues, el administrador fiel y prudente a quien el señor pondrá al frente de su servidumbre para darles a su tiempo su ración conveniente? Dichoso aquel siervo a quien su señor, al llegar, encuentre haciéndolo así. De verdad os digo que le pondrá al frente de toda su hacienda. Pero si aquel siervo se dice en su corazón: “Mi señor tarda en venir”, y se pone a golpear a los criados y a las criadas, a comer y a beber y a emborracharse, vendrá el señor de aquel siervo el día que no espera y en el momento que no sabe, le separará y le señalará su suerte entre los infieles. «Aquel siervo que, conociendo la voluntad de su señor, no ha preparado nada ni ha obrado conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes; el que no la conoce y hace cosas dignas de azotes, recibirá pocos; a quien se le dio mucho, se le reclamará mucho; y a quien se confió mucho, se le pedirá más» (San Lucas. 12, 39-48). …

Vigilancia

19 de Octubre
Por Jesús Bayarri

«Tened ceñida la cintura y las lámparas encendidas, y sed como hombres que esperan a que su señor vuelva de la boda, para que, en cuanto llegue y llame, al instante le abran. Dichosos los siervos a quienes el señor, al venir, encuentre despiertos: yo os aseguro que se ceñirá, los hará ponerse a la mesa y, yendo de uno a otro, les servirá. Que venga en la segunda vigilia o en la tercera, si los encuentra así, ¡dichosos ellos! (San Lucas 12, 35-38). COMENTARIO Esta palabra nos habla de la vigilancia del corazón en espera del esposo: “Estén ceñidos vuestros lomos y las lámparas encendidas”. Se espera además con la puerta cerrada, para abrirla sólo al Señor cuando llegue y llame. Otros vienen a llamar (como el ladrón del v. 39), pero no encuentran franca la entrada del corazón, porque la verdadera vigilancia es la del corazón, como dice la esposa del Cantar: “yo dormía pero mi corazón velaba”, porque el corazón se va tras el bien que atesora. Por eso, “sea el Señor tu delicia, y él te dará lo que ansía tu corazón” adornado con la prudencia de las vírgenes del Evangelio (Mt 25, 1-13). Vigilar, es pues, vivir en el Señor cuando parece ausente. Tener el corazón en el Señor, esto es: amarlo. Vigilar y amar se corresponden, y se …

Fiesta de San Lucas Evangelista

18 de Octubre
Por Javier Leceta Martínez

En aquel tiempo, Jesús designó a otros setenta y dos discípulos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir, y les dijo: “La cosecha es mucha y los trabajadores pocos. Rueguen, por lo tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos. Pónganse en camino; yo los envío como corderos en medio de lobos. No lleven ni dinero ni morral ni sandalias y no se detengan a saludar a nadie por el camino. Cuando entren en una casa digan: ‘Que la paz reine en esta casa’. Y si allí hay gente amante de la paz, el deseo de paz de ustedes se cumplirá; si no, no se cumplirá. Quédense en esa casa. Coman y beban de lo que tengan, porque el trabajador tiene derecho a su salario. No anden de casa en casa. En cualquier ciudad donde entren y los reciban, coman lo que les den. Curen a los enfermos que haya y díganles: ‘Ya se acerca a ustedes el Reino de Dios’” (San Lucas 10, 1-9). COMENTARIO Celebra hoy la Iglesia la fiesta de San Lucas Evangelista. Nos invita el Evangelio de hoy a ser evangelizadores. En el círculo de los que seguían a Jesús había varios círculos: el más cercano eran los doce apóstoles, después los discípulos, luego …

Cargar con los agravios

17 de Octubre
Por Francisco Jiménez Ambel

Se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron: “Maestro, queremos que nos hagas lo que te vamos a pedir”. Les preguntó: “¿Qué queréis que haga por vosotros?”. Contestaron: “Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda”. Jesús replicó: “No sabéis lo que pedís, ¿podéis beber el cáliz que yo he de beber, o bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?”. Contestaron: “Podemos”. Jesús les dijo: “El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y seréis bautizados con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, sino que es para quienes está reservado”. Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús, llamándolos, les dijo: “Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y dar su vida en rescate por muchos” (San Marcos 10, 35-45). COMENTARIO No sabéis lo que pedís. En verdad, no tenéis mucha …

EL ESPÍRITU DEFENSOR

16 de Octubre
Por Horacio Vazquez

“Dijo Jesús a sus discípulos: “Todo aquel que se declare por mi ante los hombres, también el Hijo del hombre se declarará por él ante los ángeles de Dios, pero si uno me niega ante los hombres, será negado ante los ángeles de Dios. Todo el que diga una palabra contra el Hijo del hombre podrá ser perdonado, pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no se le perdonará. Cuando os conduzcan a las sinagogas, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de cómo o con que razones os defenderéis o de lo que vais a decir, porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir” (San Lucas 12, 8-12). COMENTARIO Terribles palabras las de Jesús en esta admonición que hace a sus discípulos sobre la necesidad de dar testimonio “sincero, valiente y público” de Dios ante los hombres. En otras muchas ocasiones, los evangelios contienen estas claves para la salvación del hombre que, básicamente, se refieren a la necesidad ineludible de reconocer a Jesús como enviado del Padre: “Esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en él tenga vida eterna y yo lo resucitaré en el último día”. Pero ahora se establece una consecuencia directa entre el reconocimiento o la negación de Jesús ante los hombres, …

“Venid a Mi los que estáis cansados…”

15 de Octubre
Por Gloria María Tomás

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera» (San Mateo 11, 25-30). COMENTARIO Permíteme querido lector que, hoy, comience de modo curioso para narrarte alguna de las riquísimas enseñanzas de este pasaje evangélico. Se trata de recordar algo de un modisto famoso, Balenciaga (1895-1972); fue uno de los creadores de la alta costura, que desempeñó su trabajo principalmente en París durante más de tres décadas. Su buen hacer ha engalanado desde novias famosas a reinas; bueno, pues se cuenta que lo primero que hizo cosiendo fue un abrigo para su perro… Venía de una familia sencilla –padre pescador y madre costurera- pero él siguiendo su vocación profesional sostenía un interesante lema: “un modisto debe ser arquitecto …

¡AY DE VOSOTROS!

14 de Octubre
Por Antonio Segoviano

En aquel tiempo, dijo el Señor: «¡Ay de vosotros, que edificáis mausoleos a los profetas, después que vuestros padres los mataron! Así sois testigos de lo que hicieron vuestros padres, y lo aprobáis; porque ellos los mataron, y vosotros les edificáis sepulcros. Por algo dijo la sabiduría de Dios: “Les enviaré profetas y apóstoles; a algunos los perseguirán y matarán”; y así, a esta generación se le pedirá cuenta de la sangre de los profetas derramada desde la creación del mundo; desde la sangre de Abel hasta la de Zacarías, que pereció entre el altar y el santuario. Sí, os lo repito: se le pedirá cuenta a esta generación. ¡Ay de vosotros, maestros de la Ley, que os habéis quedado con la llave del saber; vosotros, que no habéis entrado y habéis cerrado el paso a los que intentaban entrar!» Al salir de allí, los escribas y fariseos empezaron a acosarlo y a tirarle de la lengua con muchas preguntas capciosas, para cogerlo con sus propias palabras (San Lucas 11, 47-54). COMENTARIO Terribles amenazas las que dirige Jesús a los escribas y doctores de su pueblo, en el pasaje de hoy. ¿Será tal vez, demasiado duro con ellos? El conoce bien lo que esconden en el fondo de su corazón: la envidia, el rencor, los deseos de acabar con su presencia. Sabe que bien …

¡Ay de vosotros fariseos…!

13 de Octubre
Por Mª Nieves Díez Taboada

En aquel tiempo, dijo el Señor: «¡Ay de vosotros, fariseos, que pagáis el diezmo de la hierbabuena, de la ruda y de toda clase de legumbres, mientras pasáis por alto el derecho y el amor de Dios! Esto habría que practicar, sin descuidar aquello. ¡Ay de vosotros, fariseos, que os encantan los asientos de honor en las sinagogas y las reverencias por la calle! ¡Ay de vosotros, que sois como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo!» Un maestro de la Ley intervino y le dijo: «Maestro, diciendo eso nos ofendes también a nosotros.» Jesús replicó: «¡Ay de vosotros también, maestros de la Ley, que abrumáis a la gente con cargas insoportables, mientras vosotros no las tocáis ni con un dedo!» (San Lucas 11, 42-46). COMENTARIO Pienso que quizá haya que darle un cambio, al tradicional comentario de este pasaje del evangelio, que señalaba agriamente el comportamiento de los hombres de iglesia en el tiempo de Jesús. Quizá deberíamos volver la mirada hacia nosotros mismos, porque también nuestra piedad es muchas veces rutinaria, basada en la costumbre, también nosotros alabamos al Señor con los labios y olvidamos el amor hacia él y hacia el prójimo. Por uno u otro llegamos al gran mandamiento: Amor a nuestro padre y creador y a nuestros hermanos como a nosotros mismos. Si lo analizamos cuidadosamente, el …

Un auténtico Maestro de vida

12 de Octubre
Por Tomás González a.a.

Un fariseo invitó a Jesús a cenar a su casa. Jesús entró y se sentó a la mesa. El fariseo se quedó admirado viendo que había omitido las abluciones antes de comer. Pero el Señor le dijo: “¡Bien! Vosotros, los fariseos, purificáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis llenos de rapiña y maldad. ¡Insensatos! El que hizo lo exterior, ¿no hizo también la interior? Dad más bien en limosna lo que tenéis, y así todas las cosas serán puras para vosotros” (San Lucas 11, 37-41). COMENTARIO ¿Qué pensar de las relaciones de Jesús con los fariseos? Jesús demuestra una libertad realmente admirable frente a todos. No desprecia por principio la invitación de un fariseo. Sin embargo por lo que vemos, la actitud no era totalmente confiada por parte de éste. No expresa lo que piensa y lo que siente. Es cierto que Jesús no necesita que le digan lo que piensan. Parece que lee sus pensamientos y conoce sus sentimientos mejor que si los expresaran. No por ello deshecha su invitación. Pero tampoco toma en cuenta las convenciones, las conveniencias sociales de siempre. Decir lo que le dice al fariseo cuando éste le ha invitado no parece lo más adecuado para una buena relación social. Una invitación a cenar en casa socialmente es un gesto si no de amistad …

¿Crees que Jesús es el Señor?

11 de Octubre
Por Ángel Moreno

«Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Pues como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para esta generación. La reina del Sur se levantará en el juicio contra los hombres de esta generación y hará que los condenen, porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón” (San Lucas 11, 29-31). COMENTARIO Jesús denuncia el deseo especulador que a la vez revela curiosidad de algunos de sus contemporáneos por ver y asistir a algún hecho prodigioso, no tanto por fe ni por confirmarse en el seguimiento del Maestro, sino como vanidad pretenciosa. Es un movimiento semejante al que manifestó el rey Herodes cuando dijo que quería ver a Jesús. El gran signo que nos da el Nazareno es el de su muerte y resurrección, núcleo y fundamento de la fe cristiana, y que de aceptarlo o no, de creerlo o no dependen la coherencia de ser discípulo y de seguir el Evangelio. Si en tiempos de Jesús, la falta de fe en Él fue motivo para sonrojar a quienes se resistían a considerarlo Señor y Mesías, cuánto más nos denunciará nuestra posible increencia, una vez …

¡Dios sí que puede!

10 de Octubre
Por Alfredo Esteban

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?» Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.» Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.» Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego síguerne.» A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.» Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?» Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, …

«Bienaventurados por la Palabra»

09 de Octubre
Por César Allende

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la multitud, una mujer del pueblo gritando, le dijo: «¡Dichosa la mujer que te llevó en su seno y cuyos pechos te amamantaron!» Pero Jesús le respondió: «Dichosos todavía más los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica» (San Lucas 11, 27-28). COMENTARIO La Verdad es que el Evangelio de hoy apenas necesita comentario alguno. Si grande es la Bienaventuranza de María por haber llevado al Hijo de Dios en su vientre, mayor le es a la misma Madre, y a todos nosotros, por escuchar la Palabra de Dios, que es también el Señor mismo. El Evangelio de las Bienaventuranzas, tanto en Mateo como en Lucas, termina declarando “prudente” a quien por escuchar y cumplir lo que Jesús enseña edifica su casa sobre roca, es la prudencia del “sabio”, la del “justo”, que pone en la base de su vida “cuanto sale de la boca de Dios”. Para loor de María Santísima, y de gloria de Dios, el Evangelio enseña que lo “mejor” es lo que la Virgen misma realizó: escuchar y cumplir la Palabra de Dios.

DIOS UNE, SATANÁS DIVIDE

08 de Octubre
Por Manuel Requena

Pero algunos de ellos dijeron: «Por Beelzebul, Príncipe de los demonios, expulsa los demonios.» Otros, para ponerle a prueba, le pedían una señal del cielo. Pero él, conociendo sus pensamientos, les dijo: «Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y casa contra casa, cae. Si, pues, también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo va a subsistir su reino? porque decís que yo expulso los demonios por Belzebú. Si yo expulso los demonios por Belzebú, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos serán vuestros jueces. Pero si por el dedo de Dios expulso yo los demonios, es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios. Cuando uno fuerte y bien armado custodia su palacio, sus bienes están en seguro; pero si llega uno más fuerte que él y le vence, le quita las armas en las que estaba confiado y reparte sus despojos.» «El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama. «Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda vagando por lugares áridos, en busca de reposo; y, al no encontrarlo, dice: “Me volveré a mi casa, de donde salí.” Y al llegar la encuentra barrida y en orden. Entonces va y toma otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí, y el final de aquel hombre viene a ser peor …

MARÍA ESCUCHÓ EL ANUNCIO, Y LA PALABRA SE HIZO CARNE

07 de Octubre
Por Francisco Javier Alba

“En el mes sexto, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David: el nombre de la virgen era María. El ángel entrando en su presencia, dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo: “No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre  y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin”. Y María dijo al ángel: “¿Cómo será eso, pues no conozco varón?” El ángel le contestó: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo  te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril “porque para Dios nada hay imposible”. María contestó: ”He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra”. Y el ángel se retiró. (San Lucas 1,26-38). COMENTARIO …

«ENSÉÑANOS A ORAR»

06 de Octubre
Por Juan José Calles

Un día, Jesús estaba orando en cierto lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos”. Él les dijo entonces: “Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano; perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquéllos que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación” San Lucas 11, 1-4). COMENTARIO “Estando él (Jesús) en cierto lugar, cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos, enséñanos a orar, como enseño Juan a sus discípulos” (Lc, 11, 1). En respuesta a esta petición, el Señor confía a sus discípulos y a su Iglesia la oración fundamental. San Lucas da de ella un texto breve (con cinco peticiones). San Mateo nos transmite una versión más desarrollada (con siete peticiones). El Evangelio de este día lo situamos en el contexto del viaje a Jerusalén. En él, Jesús va instruyendo a sus discípulos sobre qué significa seguirle y cuáles son los elementos imprescindibles para ello; Uno de los aspectos fundamentales para vivir el discipulado es la oración. Pero ¿Cómo entrar en relación con Dios? ¿Cuál es la manera de dirigirnos a Él? ¿En qué consiste la oración? Jesús nos invita a entrar en esta relación filial acogiendo el amor de Dios que nos crea y …

¡PEDID, LLAMAD, BUSCAD!

05 de Octubre
Por Ángel Pérez Martín

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre. Si a alguno de vosotros le pide su hijo pan, ¿le va a dar una piedra?;y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Pues si vosotros, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre del cielo dará cosas buenas a los que le piden!» (San Mateo 7, 7-11). COMENTARIO Hoy la Iglesia —si no me equivoco— celebra no solo la eucaristía correspondiente a la vigésimo séptima semana, sino que concurren otras dos fiestas: «Témporas de acción de gracias y de petición» y la fiesta de santa María Faustina Kowalska. Aunque partiremos del Evangelio de la fiesta de «Témporas» haré referencia a los otros dos evangelios que están impregnados del mismo espíritu. En primer lugar me gustaría dar un pincelada anecdótica sobre esta fiesta de las Témporas. A los españoles nos encanta importar costumbres de los americanos como Halloween, Papá Noel, Black Friday y últimamente hasta el Baby shower. Algunos, desde su ignorancia, reclaman la celebración del famoso Thanksgiving day. La fiesta de las Témporas es celebrada en la Iglesia —según los Padres más antiguos— probablemente desde antes del siglo V. Se celebraba varias …

Anda, haz tú lo mismo

04 de Octubre
Por Valentín De Prado

En aquel tiempo, se presentó un maestro de la Ley y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?» Él le dijo: «¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?» Él contestó: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo.» Él le dijo: «Bien dicho. Haz esto y tendrás la vida.» Pero el maestro de la Ley, queriendo justificarse, preguntó a Jesús: «¿Y quién es mi prójimo?» Jesús dijo: «Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él y, al verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente, sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: “Cuida …

Corazones duros, corazones sencillos

03 de Octubre
Por José Manuel Mora Fandos

En aquel tiempo, acercándose unos fariseos, preguntaban a Jesús para ponerlo a prueba: «¿Le es lícito al hombre repudiar a su mujer?» Él les replicó: «¿Qué os ha mandado Moisés?» Contestaron: «Moisés permitió escribir el acta de divorcio y repudiarla». Jesús les dijo: «Por la dureza de vuestro corazón dejó escrito Moisés este precepto. Pero al principio de la creación Dios los creó hombre y mujer. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne. De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Pues lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre». En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo. Él les dijo: «Si uno se repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio». Acercaban a Jesús niños para que los tocara, pero los discípulos los regañaban. Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo: «Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis, pues de los que son como ellos es el reino de Dios. En verdad os digo que quien no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él». Y tomándolos en brazos …

Santos Ángeles Custodios

02 de Octubre
Por Ernesto Juliá Díaz

En aquel tiempo, se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: «¿Quién es el más importante en el Reino de los Cielos?» Él llamó a un niño, lo puso en medio, y dijo: «Os digo que, si no volvéis a ser como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos. Por lo tanto, el que se haga pequeño como este niño ése es el más grande en el Reino de los Cielos. El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí. Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles están viendo siempre en el cielo el rostro de mi Padre celestial (San Mateo 18, 1-5.10). COMENTARIO “El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí. Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles están viendo siempre en los cielos el rostro de mi Padre celestial” La Liturgia de este día nos invita a abrir nuestros ojos a una realidad que, en tantas ocasiones, se nos pasa inadvertida: la existencia de los Ángeles y en concreto, de los Ángeles de la Guarda, los Ángeles Custodios. Quizá de pequeños hemos rezado aquella oración que los padres enseñaban a sus hijos: “Ángel de mi guarda, dulce compañía, no me dejes sólo …

La conversión se sigue haciendo cada día

01 de Octubre
Por Jerónimo Barrio

En aquel tiempo, dijo Jesús: «¡Ay de ti, Corozaín; ay de ti, Betsaida! Pues si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, vestidos de sayal y sentados en la ceniza. Por eso el juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras. Y tú Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al abismo. Quien a vosotros escucha, a mí me escucha; quien a vosotros rechaza, a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado» (San Lucas 10, 13-16). COMENTARIO En este pasaje de San Lucas, Jesús reprocha a las ciudades su incredulidad. Resulta curiosa a primera vista esta crítica de Jesús, que no se dirige a alguien personal sino a un grupo humano. Se reprocha a una ciudad la incredulidad. ¿Puede una ciudad ser culpable y ser condenada? No parece posible. Jesús se refiere a los individuos que colectivamente allí viven y han compartido un ambiente propicio para la conversión y la transmisión de la fe y no la han aceptado. Jesús señala como algo muy grave las oportunidades favorables para seguirle que se desprecian. Y compara estas situaciones colectivas favorables con otras menos propicias que sin embargo fueron más fructíferas en conversiones, como Tiro y Sidón. Después de estos juicios colectivos, …

CON CARÁCTER DE URGENCIA

30 de Septiembre
Por Hermenegildo Sevilla

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: «La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: “Está cerca de vosotros el reino de Dios.” Cuando entréis en un pueblo y no os reciban, salid a la plaza y decid: “Hasta el polvo de vuestro pueblo, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que está cerca el reino de Dios.” Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para ese pueblo» …

¿De qué me conoces?

29 de Septiembre
Por Francisco Lerdo de Tejada

En aquel tiempo, vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: «Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.» Natanael le contesta: «¿De qué me conoces?» Jesús le responde: «Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.» Natanael respondió: «Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.» Jesús le contestó: «¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores.» Y le añadió: «Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre» (San Juan 1, 47-51). COMENTARIO “Veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre”. Es hermosa y verdadera la escena. Es terrible la realidad actual del ser humano tan descreído. Uno se pregunta porqué cuesta tanto creer. Cuesta porque el pecado original ha deteriorado la capacidad de fiarse de Dios y asentir a todo lo que es, propone y dice. Cuesta porque las realidades espirituales son eso, espirituales, y a los ojos materiales les resulta complicado lanzar su información al cerebro de algo que no se ve. Y en tercer lugar la fe cuesta porque el mundo, como enemigo del espíritu, ha quemado poblaciones enteras y gran parte …

FUEGO DE LA TIERRA

28 de Septiembre
Por Pablo Morata

Cuando se iba cumpliendo el tiempo de ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros por delante. De camino, entraron en una aldea de Samaria para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron, porque se dirigía a Jerusalén. Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le preguntaron: «Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo que acabe con ellos?» Él se volvió y les regañó y dijo: «No sabéis de que espíritu sois. Porque el Hijo del Hombre no ha venido a perder a los hombres, sino a salvarlos.» Y se marcharon a otra aldea (San Lucas 9, 51-56). COMENTARIO En el pasaje del Evangelio de hoy Lucas subraya que comienza una nueva etapa. Hay un antes y un después. A partir de este momento es la marcha a Jerusalén. Se expresa como una decisión deliberada en su forma y firme en su objetivo: “Se completaron los días en que había de ser llevado al cielo”. (Lo que en el Evangelio de Juan sería la “Hora” de Jesús) Los discípulos siguen y lo siguen sin entender. Aferrados a la obtusa idea de un mesianismo triunfal, caminan por una ruta que además, normalmente era evitada por los peregrinos piadosos que se dirigían a Jerusalén para eludir el encuentro con los samaritanos con los que les unía un recíproco …

Dios renuncia a su poder por amor

27 de Septiembre
Por Ramón Domínguez

En aquel tiempo, los discípulos se pusieron a discutir quién era el más importante. Jesús, adivinando lo que pensaban, cogió de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo: «El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí acoge al que me ha enviado. El más pequeño de vosotros es el más importante.» Juan tomó la palabra y dijo: «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y, como no es de los nuestros, se lo hemos querido impedir.» Jesús le respondió: «No se lo impidáis; el que no está contra vosotros está a favor vuestro» (San Lucas 9, 46-50). COMENTARIO Los apóstoles discuten entre ellos, sobre quién es el mayor. Miran con ojos humanos. Buscan el sobresalir y triunfar -como la mayoría de los hombres-. No han comprendido todavía el misterio de Cristo: Dios hecho hombre, el todopoderoso que renuncia a su poder por amor. Jesús, como buen pedagogo, los conduce poco a poco hacia la verdad. Toma un niño como modelo y cambia las reglas del juego. No se trata de ganar ni de prevalecer a costa de los demás. Al contrario, el más pequeño es el mayor. Un niño es pequeño, no tiene poder por sí mismo, pero es totalmente poderoso porque …