Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|domingo, junio 16, 2019
  • Siguenos!

Evangelios

Evangelios
Padre, Hijo y Espíritu

16 de Junio
Por Jesús Bayarri

Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os explicará lo que ha de venir.  Él me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo explicará a vosotros. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho: Recibirá de lo mío y os lo explicará a vosotros (Jn 16, 12-15). COMENTARIO La verdad de Dios uno, Padre, Hijo y Espíritu, comunión de amor, origen y meta de todo lo que existe, es completa en sí misma, y lo será en nosotros, cuando nos sea revelada por el testimonio de Cristo crucificado, y el Espíritu nos testifique interiormente el amor del Padre. Dios comienza revelándose a Abraham, y completa la revelación de la verdad de su amor en Cristo, que el Espíritu nos alcanza derramado en nuestro corazón por la fe. A través de la fe comenzamos a ser su pueblo, y él nuestro Dios; comienza la vida divina en nosotros, que se abre a una plenitud cada vez mayor de su conocimiento. El Padre envía al Hijo, el Hijo revela al Padre, y envían el Espíritu Santo. La fe en el Hijo nos une al Padre, por el Espíritu, … Full article

Vosotros no jureis

15 de Junio
Por Buenanueva

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No jurarás en falso” y “Cumplirás tus votos al Señor.” Pues yo os digo que no juréis en absoluto: ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, que es estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del Gran Rey. Ni jures por tu cabeza, pues no puedes volver blanco o negro un solo pelo. A vosotros os basta decir “sí” o “no”. Lo que pasa de ahí viene del Maligno» (San Mateo 5, 33-37).

El amor de Dios y el matrimonio

14 de Junio
Por Javier Leceta Martínez

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído el mandamiento “no cometerás adulterio”. Pues yo os digo: El que mira a una mujer casada deseándola, ya ha sido adúltero con ella en su interior. Si tu ojo derecho te hace caer, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en el infierno. Si tu mano derecha te hace caer, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero al infierno. Está mandado: “El que se divorcie de su mujer, que le dé acta de repudio.” Pues yo os digo: El que se divorcie de su mujer, excepto en caso de impureza, la induce al adulterio, y el que se case con la divorciada comete adulterio» (San Mateo 5, 27-32). COMENTARIO Esta lectura habla sobre el matrimonio a la luz del evangelio. Un asunto problemático a lo largo de toda la historia de la humanidad. Cuando Cristo habla del matrimonio, porque se lo preguntan, su doctrina es un escándalo. Hasta sus mismos discípulos le dicen: si esta es la condición del hombre respecto a su mujer, es mejor no casarse. Porque hay que mirar el matrimonio cristiano (en la Iglesia, por la Iglesia y para la Iglesia) como un sacramento. Un sacramento en el que Dios nos da su gracia. El matrimonio …

Mundanidad

13 de Junio
Por Francisco Jiménez Ambel

Levantando los ojos al cielo, oró Jesús diciendo: “Padre, ha llegado la hora, glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti y, por el poder que tu le has dado sobre toda carne, dé la vida eterna a todos los que tú le has dado. Te ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por estos que tu me diste, porque son tuyos. Yo les he dado tu palabra, y el mundo los ha odiado porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los retires del mundo, sino que los guardes del maligno. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Santifícalos en la verdad: tu palabra es verdad. Como tu me enviaste al mundo, así los envío yo también al mundo. Y por ello yo me santifico a mí mismo, para que ellos también sean santificados en la verdad. No solo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú Padre, en mí y yo en ti, que ellos sean también uno en nosotros, para que el mundo crea que tu me has enviado. Yo les he dado la gloria que tu me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno: yo en ellos y …

LA LEY DE DIOS ES ETERNA

12 de Junio
Por Horacio Vázquez

“Dijo Jesús  sus discípulos: “No creáis que he venido a abolir la ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. En verdad os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que dejen de cumplirse hasta la última letra o tilde de la ley. El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes, y se lo enseñe así a los hombres, será el menos importante en el reino de los cielos. Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos” (San Mateo 5, 17-19). COMENTARIO Constantemente las leyes de los hombres deben ser modificadas y actualizadas, pues todos estamos de acuerdo que deben adaptarse a las cambiantes circunstancias sociales, o acaso, a la orientación política del gobierno de turno, y en eso consisten básicamente los conceptos de  “democracia, progresismo y modernidad” de los que tanto se alardea en el mundo de hoy. Es decir, nuestro ordenamiento jurídico es efímero y cambiante, y solo su constante modificación lo salva de perecer, incluso, en sus aspectos más básicos y fundamentales como son las normas constitucionales, nacidas en su día como principios para perdurar. Y entonces, Jesús, poco antes de pronunciar estas palabras del Evangelio de hoy, acababa de recitar las Bienaventuranzas, un discurso revolucionario que rompía todos los moldes del pensamiento antiguo, y que …

Un programa para toda la vida

11 de Junio
Por Gloria Mª Tomás y Garrido

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «ld y proclamad que el reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad demonios. Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis. No llevéis en la faja oro, plata ni calderilla; ni tampoco alforja para el camino, ni túnica de repuesto, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en un pueblo o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaos en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa, saludad; si la casa se lo merece, la paz que le deseáis vendrá a ella. Si no se lo merece, la paz volverá a vosotros» (San Mateo 10, 7-13). COMENTARIO Durante el mes de junio asistimos prácticamente cada domingo a una manifestación del Amor de Dios a través de una Solemnidad. La Ascensión, la venida del Espíritu Santo, el Corpus Christi… La caridad se desborda de modo patente en cada una de estas Fiestas. Nuestro corazón, tantas veces empequeñecido y cerrado, debe ¡y puede! restaurarse siguiendo la Liturgia de estos días. Aspiremos, debemos hacerlo, a amar con el amor de Dios e incluso llegar a quererle a Él como Él es quiere. Recuerdo una bella anécdota; le decía un niño pequeño a su madre: “te quiero con todo tu corazón”, a lo que la …

STABAT MATER DOLOROSA

10 de Junio
Por Manuel Requena

Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y junto a ella al discípulo al que amaba, dijo a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo». Luego, dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre». Y desde aquella hora, el discípulo la recibió como algo propio” (Jn 19, 25-27). COMENTARIO Pocos momentos tiene el Evangelio de Juan tan sublimes, y pocas escenas humanas han influido tanto en la piedad, el arte, la teología o la conciencia religiosa. De pie sobre el dolor estaba en pie la madre, y junto a ella, colgando de un madero, el fruto del amor más tierno y fuerte de la historia, Hijo de Dios, hijo suyo, engendrado en la “sombra” del Altísimo por el poder del Espíritu, y ahora muriendo en la oscura noche del pecado. Iba a ser madre de todo el hombre nuevo, y esta vez ni siquiera dijo “sí”. Solo lo hizo y lo hace. Como el Padre Santo, y como su esposo José, ya en silencio y haciendo, siendo. El profundo tirón de la maternidad no terminaba allí. Supo María, con esa forma de saber que tienen las madres, que cuando el fruto del árbol del martirio, madurase en plenitud de muerte, y la …

ESPÍRITU DE VIDA

09 de Junio
Por César Allende

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros». Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo». Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos» (San Juan 20, 19-23). COMENTARIO “Señor y Dador de vida” son los atributos del Espíritu Santo que profesa nuestro credo; uno de los pilares de la fe cristiana. Es importante subrayar que estos títulos  pneumatológicos caracterizan al Espíritu Santo mucho más en relación salvífica con nosotros que en su esencia divina trinitaria. Y de ello nos podemos y debemos aprovechar. Las perícopas Jn 7,37-39 (de la Vigilia de Pentecostés) y Jn 20,19-23 (de la Misa del día) abarcan, en magnífica síntesis, dos elementos del agua que nos son imprescindibles para vivir: satisfacen la sed y limpian de la suciedad. La conjunción y mutua implicación de dichos elementos hacen del agua un factor clave para comprender por qué San Juan la …

El destino del amigo

08 de Junio
Por Tomás González a.a.

En aquel tiempo, Pedro, volviéndose, vio que los seguía el discípulo a quien Jesús tanto amaba, el mismo que en la cena se había apoyado en su pecho y le había preguntado: «Señor, ¿quién es el que te va a entregar?» Al verlo, Pedro dice a Jesús: «Señor, y éste ¿qué?» Jesús le contesta: «Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿a ti qué? Tú sígueme.» Entonces se empezó a correr entre los hermanos el rumor de que ese discípulo no moriría. Pero no le dijo Jesús que no moriría, sino: «Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿a ti qué?» Éste es el discípulo que da testimonio de todo esto y lo ha escrito; y nosotros sabemos que su testimonio es verdadero. Muchas otras cosas hizo Jesús. Si se escribieran una por una, pienso que los libros no cabrían ni en todo el mundo (San Juan 21, 20-25). COMENTARIO Este 8 de junio es sábado antes de Pentecostés. Es una gran Solemnidad. Hoy la Iglesia celebra una vigilia especial, la Vigilia de Pentecostés. Vamos a comentar el Evangelio del día, no el de la Vigilia. Se trata del final de Evangelio de san Juan. La escena es conocida: Jesús resucitado se encuentra con un grupo de discípulos al borde del lago de Galilea. Después de desayunar con ellos, los …

¿Te sientes amado por Jesús?

07 de Junio
Por Ángel Moreno

Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer con ellos, dice a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?»  Él le contestó: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»  Jesús le dice: «Apacienta mis corderos.»  Por segunda vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?»  Él le contesta: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»  Él le dice: «Pastorea mis ovejas.»  Por tercera vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?»  Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: «Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.»  Jesús le dice: «Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras.»  Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios.  Dicho esto, añadió: «Sígueme» (San Juan 21, 15-19). COMENTARIO No es indiferente el momento en el que Jesús solicita la confesión de amor del discípulo, después de comer. Es decir, después de la celebración de la mesa del Señor. Tampoco es insignificante el juego de los verbos “ama” y “querer”, que en castellano no tienen tanta diferencia como en el original griego. El verbo que traducimos por amar, en griego significa un …

Conocer el amor de Dios

06 de Junio
Por Alfredo Esteban

No solo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno; yo en ellos, y tú en mí, para que sean completamente uno, de modo que el mundo sepa que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amado a mí. Padre, este es mi deseo: que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy y contemplen mi gloria, la que me diste, porque me amabas, antes de la fundación del mundo. Padre justo, si el mundo no te ha conocido, yo te he conocido, y estos han conocido que tú me enviaste. Les he dado a conocer y les daré a conocer tu nombre, para que el amor que me tenías esté en ellos, y yo en ellos (San Juan 17, 20-26). COMENTARIO La buena noticia que nos trae el Evangelio trata sobre el amor y la unidad, y esta buena noticia en el día de hoy puede ayudarnos a reflexionar, a saber dónde estamos, a qué aspiramos y …

“Para que ellos mismos tengan mi alegría cumplida”

5 de Junio
Por Mª Nieves Diéz Taboada

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, oró, diciendo: «Padre santo, guárdalos en tu nombre, a los que me has dado, para que sean uno, como nosotros. Cuando estaba con ellos, yo guardaba en tu nombre a los que me diste, y los custodiaba, y ninguno se perdió, sino el hijo de la perdición, para que se cumpliera la Escritura. Ahora voy a ti, y digo esto en el mundo para que ellos mismos tengan mi alegría cumplida. Yo les he dado tu palabra, y el mundo los ha odiado porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los retires del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Conságralos en la verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así los envío yo también al mundo. Y por ellos me consagro yo, para que también se consagren ellos en la verdad (San Juan 17, 11b-19). COMENTARIO Es este de hoy  un breve pero precioso evangelio.  Jesús oró al padre y le pidió por sus discípulos.  Está próximo el momento de su marcha, cumplida su misión y quiere que los que se han arriesgado a seguirle, a los que ya llama amigos, oigan la petición al padre por ellos para darle a conocer cómo es …

Todo lo mío es tuyo

4 de Junio
Por Buenanueva

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: «Padre, ha llegado la hora, glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique y, por el poder que tú le has dado sobre toda carne, dé la vida eterna a los que le confiaste. Ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo. Yo te he glorificado sobre la tierra, he coronado la obra que me encomendaste. Y ahora, Padre, glorifícame cerca de ti, con la gloria que yo tenía cerca de ti, antes que el mundo existiese. He manifestado tu nombre a los hombres que me diste de en medio del mundo. Tuyos eran, y tú me los diste, y ellos han guardado tu palabra. Ahora han conocido que todo lo que me diste procede de ti, porque yo les he comunicado las palabras que tú me diste, y ellos las han recibido, y han conocido verdaderamente que yo salí de ti, y han creído que tú me has enviado. Te ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por éstos que tú me diste, y son tuyos. Sí, todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y en ellos he sido glorificado. Ya no voy a estar en el mundo, pero ellos están en el mundo, mientras yo voy …

Tened valor. YO HE VENCIDO AL MUNDO

3 de Junio
Por Francisco Javier Sánchez

En aquel tiempo, aquel tiempo, los discípulos dijeron a Jesús: «Ahora sí que hablas claro y no usas comparaciones. Ahora vemos que lo sabes todo y no necesitas que te pregunten; por ello creemos que has salido de Dios». Les contestó Jesús: «¿Ahora creéis? Pues mirad: está para llegar la hora, mejor, ya ha llegado, en que os disperséis cada cual por su lado y a mí me dejéis solo. Pero no estoy solo, porque está conmigo el Padre. Os he hablado de esto, para que encontréis la paz en mí. En el mundo tendréis luchas; pero tened valor: yo he vencido al mundo» (San Juan 16, 29-33). COMENTARIO Buenos días hermanos en Cristo: La cincuentena pascual avanza y nos acercamos a Pentecostés. En esta última semana de Pascua y de los Santos Carlos Luanga y compañeros mártires, la iglesia nos propone un pasaje del Evangelio de San Juan. Los cristianos vivimos tiempos cada vez más difíciles. Según los datos de la Institución Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada la persecución a los cristianos aumenta en todo el mundo. Somos la confesión religiosa más perseguida. Cuando Satanás se toma tantas molestias por algo será. En cuanto a España, los datos del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia nos revelan que la hostilidad hacia los cristianos aumenta sin cesar. A la vista de ello, fijémonos …

“…levantó los ojos al cielo…”

2 de Junio
Por Rafael Luis Alcázar

En aquel tiempo, Jesús levantó los ojos al cielo y dijo: “Padre, no sólo te pido por mis discípulos, sino también por los que van a creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí y yo en ti somos uno, a fin de que sean uno en nosotros y el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno. Yo en ellos y tú en mí, para que su unidad sea perfecta y así el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amado a mí. Padre, quiero que donde yo esté, estén también conmigo los que me has dado, para que contemplen mi gloria, la que me diste, porque me has amado desde antes de la creación del mundo. Padre justo, el mundo no te ha conocido; pero yo sí te conozco y éstos han conocido que tú me enviaste. Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que me tenias esté en ellos, y yo en ellos’’ (San Juan 17, 20-26). COMENTARIO Que importante es levantar los ojos al cielo. Mirarte siempre a ti Padre …

“YO ROGARÉ AL PADRE POR VOSOTROS”

1 de Junio
Por Juanjo Calles

<<En aquel día no me preguntaréis más sobre nada. En verdad, en verdad, os digo, lo que pidiereis al Padre, Él os lo dará en mi nombre. Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre. Pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea colmado. Os he dicho estas cosas en parábolas; viene la hora en que no os hablaré más en parábolas, sino que abiertamente os daré noticia del Padre. En aquel día pediréis en mi nombre, y no digo que Yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre os ama Él mismo, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que Yo vine de Dios. Salí del Padre, y vine al mundo; otra vez dejo el mundo, y retorno al Padre>> (San Juan 16, 23-28). COMENTARIO En el evangelio de hoy, Jesús sigue profundizando tanto en su relación con el Padre como en las consecuencias que esta unión tiene para nosotros, sus seguidores: esta vez respecto a su oración. Ahora que Jesús «vuelve al Padre», que es el que le envió al mundo, nos promete a sus discípulos que la oración que dirijamos al Padre en su Nombre será eficaz. El Padre y Cristo están íntimamente unidos. Los discípulos de Jesús, al estar unidos a él, también lo estamos con el Padre. El Padre mismo nos ama, porque hemos aceptado a Cristo. …

EL MAGNIFICAT EN PASCUA

31 de Mayo
Por Manuel Requena

En aquellos mismos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel de Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó: «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Pues, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá». María dijo: «Engrandece mi alma al Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humildad de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: “dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia —como lo había prometido a nuestros padres— en favor de Abrahán …

LA CRISIS NECESARIA

30 de Mayo
Por Antonio Segoviano

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Dentro de poco ya no me veréis, pero dentro de otro poco me volveréis a ver». Comentaron entonces algunos discípulos: «¿Qué significa eso de “dentro de poco ya no me veréis, pero dentro de otro poco me volveréis a ver”, y eso de “me voy al Padre”?». Y se preguntaban: «¿Qué significa ese “poco”? No entendemos lo que dice». Comprendió Jesús que querían preguntarle y les dijo: «¿Estáis discutiendo de eso que os he dicho: “Dentro de poco ya no me veréis, y dentro de otro poco me volveréis a ver”? En verdad, en verdad os digo: vosotros lloraréis y os lamentaréis, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría» (San Juan 16, 16-20). COMENTARIO El Evangelio de hoy nos sitúa, como en los días anteriores, en el marco de la Ultima Cena, en la intimidad del diálogo de Jesús con sus discípulos. En éste, el Maestro les anuncia su inmediata partida de este mundo hacia el Padre. Separación que es necesaria para que los suyos reciban el Espíritu, y con El, una presencia Suya interior, más fuerte, más sólida y segura que la mera cercanía de su persona. Los discípulos están desconcertados: no entienden nada, no conciben ya su vida sin Jesús. Las preguntas que van haciendo demuestran que no logran, ni …

La verdad se descubre poco a poco

29 de Mayo
Por Jerónimo Barrio

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues no hablará por cuenta propia, sino que hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir. Él me glorificará, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso os he dicho que recibirá y tomará de lo mío y os lo anunciará» (San Juan 16, 12-15). COMENTARIO Los apóstoles compartieron tres años de convivencia personal con Jesús y este les dice, al final de ese tiempo: “Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora”. Pues si a los mismos apóstoles que convivieron con Jesús todo ese tiempo no se les comunicó todo lo referente a la fe, ¿qué será a nosotros, pobres cristianos de a pie en el año 2019? Y es que las cosas de Dios tienen sus tiempos y sólo el Señor las conoce y las dosifica porque sabe lo que podemos o no “cargar” en cada momento. Jesús no nos cuenta toda su Verdad a la vez, de golpe y lo hace así porque nos quiere, por aliviar la carga de esa responsabilidad. Un joven …

Os conviene que yo me vaya

28 de Mayo
Por Valentin De Prado

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Ahora me voy al que me envió, y ninguno de vosotros me pregunta: “¿Adónde vas?” Sino que, por haberos dicho esto, la tristeza os ha llenado el corazón. Sin embargo, os digo la verdad: os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito. En cambio, si me voy, os lo enviaré. Y cuando venga, dejará convicto al mundo acerca de un pecado, de una justicia y de una condena. De un pecado, porque no creen en mí; de una justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis; de una condena, porque el príncipe de este mundo está condenado» (San Juan 16, 5-11). COMENTARIO Hoy el Evangelio nos ofrece una comprensión más profunda de la realidad de la Ascensión del Señor. En la lectura del Evangelio de Juan del Domingo de Pascua, Jesús le dice a María Magdalena que no se aferre a Él porque «aún no he subido a mi Padre» (Jn 20,17). En el Evangelio de hoy Jesús se da cuenta de que «por haberos dicho esto, vuestros corazones se han llenado de tristeza», por eso indica a sus discípulos que «os conviene que yo me vaya» Jesús debe ascender al Padre. Pero esta despedida de Jesús, sin embargo, es necesaria e Incluye una promesa: «Si …

Estar con Jesús, estar con el Espíritu Santo

27 de Mayo
Por José Manuel Mora-Fandos

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando venga el Paráclito, que os enviaré desde el Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí; y también vosotros daréis testimonio, porque desde el principio estáis conmigo. Os he hablado de esto, para que no os escandalicéis. Os excomulgarán de la sinagoga; más aún, llegará incluso una hora cuando el que os dé muerte pensará que da culto a Dios. Y esto lo harán porque no han conocido ni al Padre ni a mí. Os he hablado de esto para que, cuando llegue la hora, os acordéis de que yo os lo había dicho» (San Juan 15, 26-16,4a). COMENTARIO “Porque desde el principio estáis conmigo”. A veces pensamos que a Jesús se le tiene, como se tiene la verdad. Pero, como dijo Benedicto XVI, “no somos nosotros quienes poseemos la verdad, es ella la que nos posee a nosotros”. Y no es un poseer tirano, porque la verdad es Jesús, y Él no se impone, no nos aprisiona en un puño ni anula nuestra libertad. Así, es un ser poseídos que es un estar-con, un con-vivir. En este pasaje del Evangelio el Señor fortalece a los discípulos ante lo que van vivir, recordándoles que desde el principio están con él, han vivido con Él, tienen esa experiencia indeleble en …

¿QUIÉN HABITA EN TU INTERIOR?

26 de Mayo
Por Ángel Pérez Martín

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: “Me voy y vuelvo a vuestro lado.” Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigáis creyendo» (San Juan 14,23-29). COMENTARIO No se puede decir más en tan pocas líneas. Juan hace una reflexión teológica de lo que es un verdadero cristiano. Nos invita a reflexionar en este tramo final del tiempo pascual, a preguntarnos: ¿qué es lo que amo yo hoy? Amar sí; por lo que doy la vida, por lo que estoy dispuesto a hacer cualquier cosa, …

“JORNADA DE REFLEXIÓN”

25 de Mayo
Por Pablo Morata

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya, pero como no sois del mundo, sino que yo os he escogido sacándoos del mundo, por eso el mundo os odia. Recordad lo que os dije: “No es el siervo más que su amo”. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra. Y todo eso lo harán con vosotros a causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió» (San Juan 15, 18-21). COMENTARIO Aquellos que están leyendo este comentario desde España (y desde los países de la CEE) saben que hoy es “jornada de reflexión” por las elecciones, entre otras que también se celebran, al Parlamento Europeo. Aunque tampoco nos viene mal a todos, europeos o no, que el hecho de comenzar día ante la Palabra de Dios hace que cada jornada sea “jornada de reflexión”. Pero, aunque el comentario se centre en el evangelio del día, quisiera comenzar haciendo referencia a la primera lectura de los Hechos de los Apóstoles, en la que contemplamos a Pablo de Tarso que tiene la “visión” de un macedonio que le rogaba: “Ven y ayúdanos”; y que provoca …

El amor

24 de Mayo
Por Francisco Lerdo de Tejada

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Este es mí mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros» (San Juan 15, 12-17). COMENTARIO Sobre esto trata el evangelio de hoy, sobre el amor. Se trata, se reconozca o no, de lo único que le importa al ser humano. Sí, de lo único realmente. Sean creyentes o no, todos atisban que en el amor está le felicidad y que esta felicidad debería y de hecho tiene vocación de eternidad. Por eso es lo que verdaderamente busca el hombre, porque el amor se sitúa en el centro vital de toda persona. Puesto que la realidad personal de Dios consiste en ser …

“Dijo Jesús a sus discípulos: “Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced  en mi amor. SI guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud” (San Juan 15, 9-11). COMENTARIO Decían los Padres de la Iglesia que Cristo el Hijo Único de Dios se ha hecho hombre, ha tomado la naturaleza humana para darnos a nosotros la naturaleza divina. Gran intercambio es ese, decían los primeros cristianos, que Cristo siendo verdadero Dios se haya hecho verdaderamente hombre para nuestra salvación, para librarnos de las penas del infierno y llevarnos al cielo. Esta es la buena noticia que los primeros cristianos llevaron a todos los rincones del mundo. Sólo así se entiende el Evangelio, no como un moralismo, no como una religión más con unas leyes que hay que cumplir para salvarse, sino como una Buena Noticia. Él ha muerto por nosotros, nuestros pecados han sido crucificados en la cruz de Cristo, y en su Resurrección hemos sido justificados al recibir el Bautismo, gratis, y por eso sabemos que no moriremos, que hemos recibido la vida eterna de su naturaleza divina, y al morir iremos con él al …

Permaneced en mí

22 de Mayo
Por Olga Alonso Pelegrín

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos» (San Juan 15, 1-8). COMENTARIO La lectura de hoy nos permite reflexionar sobre uno de los principios más profundos de nuestra relación con el Padre, la idea de “permanecer en Él”. ¿Qué significa? ¿Por qué Jesucristo repite tantas veces y con palabras diferentes esta idea de pertenencia, de fusión con Él? El hombre por su naturaleza …

Paz verdadera

21 de Mayo
Por Juanjo Guerrero

Dijo Jesús a sus discípulos: “La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: “Me voy y vuelvo a vuestro lado”. Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es mayor que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis. Ya no hablaré mucho con vosotros, pues se acerca el Príncipe de este mundo; no es que él tenga poder sobre mí, pero es necesario que el mundo comprenda que yo amo al Padre, y que, como el Padre me ha ordenado, así actúo” (San Juan 14, 27-31a). COMENTARIO Jesús se está despidiendo de sus discípulos y les deja “La paz”. No se trata de una mera fórmula producto de una serie de convenciones sociales. Es algo mucho más profundo, algo desconocido para el mundo, pues lo que en esta sociedad se entiende por paz no es más que una situación pasajera sin violencia en la que, prácticamente, lo que se hace es tomarse un respiro para volver a enzarzarse en las luchas de siempre, reivindicaciones, desacuerdos, pendencias y toda una nueva serie de exigencias irreconciliables en una nueva espiral de fanatismo que acaba por perpetuar los odios. Todo esto …

LA VENIDA DEL PARÁCLITO

20 de Mayo
Por Tomás Cremades

Dijo Jesús a sus discípulos:”…el que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él”. Le dijo Judas, no el Iscariote:”Señor, ¿qué ha sucedido para que se revele a nosotros y no al mundo?”. Respondió Jesús y le dijo:” el que me ama guardará mi Palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos morada en él. El que no me ama, no guardará mis palabras. Y la Palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Paráclito, el espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho” (San Juan 14, 21-26). COMENTARIO Dos preceptos nos dice el Señor: Aceptar su Palabra, y guardarla. No guardarla como una “norma de conducta”, sino guardarla como María guardaba “estas cosas en su corazón” (Lc 2,16-21), meditándolas, haciéndolas suyas. De modo que ya sabemos cómo se ama a Dios. Y Judas, no el Iscariote, hace la pregunta que quizá hayamos hecho alguna vez: ¿qué ha sucedido para que se revele a nosotros y no al mundo?”. Es decir: ¿qué he hecho …

Amarnos como Él nos ama

19 de Mayo
Por Ernesto Julía Díaz

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: «Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en si mismo: pronto lo glorificará. Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros» (San Juan 13, 31-33a.34-35). COMENTARIO En estos domingos de Pascua, la liturgia de la Iglesia nos va preparando para vivir con el Señor su Ascensión al Cielo y recibir, después, el Espíritu Santo el día de Pentecostés. En los encuentros con los apóstoles y discípulos, el Señor quiere renovar su Fe, su Esperanza, su Caridad, para el día en el que desaparezca de su vista, y les deja señales muy claras de que les seguirá acompañando siempre, de que nunca les dejará solos en la misión que les va a encomendar, y en la que todos los cristianos anhelamos participar: “Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo cuanto os he mandado.” (Mt.  28, 19-20). El Jueves Santo se entregó a Sí …

Creed a las obras.

18 de Mayo
Por Ramón Dominguez

«Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto». Felipe le dice: «Señor, muéstranos al Padre y nos basta». Jesús le replica: «Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace las obras. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. En verdad, en verdad os digo: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aun mayores, porque yo me voy al Padre. Y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré» (San Juan 14, 7-14). COMENTARIO Felipe le pide a Jesús que les muestre al Padre. La respuesta de Jesús es clara y directa: “Quien me ha visto a mí ha visto al Padre”. Jesús es la imagen perfecta del Padre porque realiza las mismas obras del Padre. Jesús, el Verbo encarnado, se ha despojado de todo; siendo Dios no …