Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, marzo 20, 2019
  • Siguenos!

Caritas España: la iniciativa «Iglesia por el Trabajo Decente» se refuerza en 2019 

Entre los ejes de trabajo están la convocatoria del 1º de Mayo y la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, del 7 de octubre.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

El empleo creado en España, tras cinco años de recuperación económica sigue marcado por la precariedad y la exclusión.

Caritas española advierte que desde 2014, más del 90% de los contratos registrados son de duración limitada, lo que unido al incremento de la volatilidad de los contratos temporales, la reducción de su duración, el aumento del encadenamiento de contratos y de la jornada parcial, ha generado un escenario donde «disponer de un empleo ya no es sinónimo de integración», como dice el último análisis de la Fundación FOESSA, Exclusión estructural e integración social.

Una situación social que se agrava por el elevado y profundo número de personas en situación de desempleo (3,3 millones; 47% con más de 1 año en paro) y con más de 1 millón de hogares (1.052.800) con todos sus miembros activos en paro. (EPA, 4T 2018).

 

En este contexto, en 2019 se reforzará «Iglesia por el Trabajo Decente» (ITD), una iniciativa promovida por Cáritas España, junto con la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), y otras entidades como Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica (JEC) y Juventud Obrera Cristiana (JOC).

La prioridad este año será abordar la precariedad laboral, su impacto en la trayectoria vital de los trabajadores, de las familias, y en la propia cohesión social. Asimismo, este proyecto pretende articular de forma transversal, en todos sus ámbitos de incidencia previstos, la denuncia sobre la indecente precariedad que descarta a millones de personas del acceso a un «oficio decente y no de cualquier modo», tal y como afirma el Papa Francisco.

Día internacional de los trabajadores

Un primer eje de esta propuesta será realizar, por segundo año consecutivo, la celebración del Primero de Mayo, fiesta de san José obrero y Día internacional del trabajo, con la convocatoria de vigilias de oración, la elaboración de un manifiesto sobre el sentido creador del empleo y para denunciar las causas de la desocupación, así como para animar a participar en las actividades programadas, en esta línea, por las organizaciones sindicales.

Comunicación y adhesión

Un segundo eje se centrará en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, el 7 de octubre, para insistir en la importancia de cumplir con el objetivo número 8 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 relacionado con la extensión del empleo digno, clave para el progreso humano, la reducción del hambre, la pobreza, las desigualdades, y el cuidado de la casa común.

 

Se trata del quinto año consecutivo en que este proyecto social se compromete con esta jornada, que es además compartida con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el movimiento sindical mundial y el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, la cual convoca en las diócesis del país durante ese mes de octubre, numerosos gestos y actividades de sensibilización y denuncia.

Trabajo para todos

Para ello, ha diseñado su estrategia de comunicación para ofrecer y acercar las acciones, los materiales y las reflexiones tanto a la comunidad cristiana como a la sociedad civil. También persiste en su empeño de aproximarse a entidades, grupos o realidades parroquiales para presentar sus objetivos, sus tareas y favorecer la adhesión a esta idea.

En definitiva, esta iniciativa surge en España en el año 2015 haciendo suyo el objetivo impulsado por la Santa Sede, la OIT y organizaciones de inspiración católica, de colocar explícitamente el «trabajo decente para todas las personas» entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Añadir comentario