Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, noviembre 20, 2019
  • Siguenos!

Carta abierta al Sr. Rajoy 

Sr. Presidente:

En REDMADRE hemos recibido como un mazazo su abandono del compromiso del Gobierno de sustituir la actual ley del aborto por una ley de protección de la vida y la mujer embarazada. Le puedo asegurar que miles de mujeres tenían puesta su confianza en usted y su Gobierno para acabar con —o, al menos, disminuir— el drama del aborto y las embarazadas en dificultades en nuestra sociedad. Su decisión me parece gravísima y de consecuencias dramáticas para muchas mujeres y sus hijos aún por nacer, pero no quiero ahora detenerme en la crítica de algo que no puedo entender.

Sí quiero recordarle que existe absoluto consenso —y este parece ser para usted el criterio para legislar— en torno al apoyo que debe darse a las mujeres para poder llevar a término libremente sus embarazos sin verse coaccionadas a abortar por las presiones económicas, laborales, afectivas y sociales a que se ven sometidas con toda frecuencia. Estas presiones, en más del 80% de los casos, son las que hacen abortar según comprobamos a diario en REDMADRE.

Por eso y en nombre de esas madres a las que la legislación del aborto que usted renuncia a derogar deja solas ante sus problemas y a las que ayudan instituciones como REDMADRE, le insto a que, con carácter de urgencia, someta a aprobación un proyecto de ley de medidas concretas y eficaces de apoyo a la maternidad. Ley que debe venir acompañada de serios compromisos presupuestarios, perfectamente posibles aun en épocas de ajuste como la presente. No hay disculpa para negar apoyo a las embarazadas que necesitan apoyo para ser madres: si hay recursos para sostener guerras en lugares lejanos —y no discuto ese gasto— no podemos decir que no los hay para las embarazadas que en nuestro entorno se ven abandonadas y solas.

Apoyados en la experiencia del trato directo de nuestras voluntarias con las madres embarazadas en situaciones de riesgo de exclusión por toda España, le haremos llegar una propuesta de medidas concretas que pueden ayudar a su Gobierno a elaborar un anteproyecto de ley eficaz que consiga rescatarlas de la situación de abandono a las que las somete el Estado con una “ley del aborto” (la que usted no quiere cambiar) que les paga el aborto si optan por él, pero les niega toda ayuda si optan por continuar el embarazo. No quiero perder la esperanza, a pesar de su incomprensible decisión sobre la “ley del aborto”, en que mis palabras, en nombre de las miles de madres que nuestros voluntarios atienden a diario, no caerán otra vez en saco roto.

Sr. Rajoy, no entiendo su decisión sobre “la ley del aborto”, pero demuéstrenos con una buena ley de protección a la maternidad generosamente soportada presupuestariamente, que no subyace a la misma un desprecio explícito a la mujer embarazada y su hijo. Si atiende mi petición, seguiré pensando que ha tomado usted la decisión más injusta de su mandato, pero, al menos, constataré que no ha sido porque las madres en dificultades y los niños que llevan en su seno no le importen.

Añadir comentario