Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|viernes, septiembre 25, 2020
  • Siguenos!

Celebrar la Hispanidad 

Cualquier otro país celebraría con orgullo un pasado como el que –naturalmente con sombras– puede exhibir España, una de las naciones que mayor impronta ha dejado en la historia. No hay, sin embargo, 12 de octubre que no termine envuelto en polémicas absurdas y artificiales. Claro que igualmente artificial es celebrar gestas americanas de hace siglos a la vez que se olvida –o peor, se desprecia– su herencia más tangible: la hermandad de los pueblos latinoamericanos. Gracias a los flujos migratorios de las últimas décadas conviven en España miles de personas originarias de esos países. Sin negar las peculiaridades culturales de cada cual –que deben ser puestas en valor como factor de enriquecimiento–, la llamada comunidad iberoamericana de naciones ofrece a la Humanidad una de las formas de entender la vida con mayor potencial para construir una cultura del encuentro a escala mundial. Si la evangelización de América dio origen a la moderna doctrina universal de los derechos humanos, el mestizaje latino podría ejercer hoy un poderoso influjo que enseñara a ver al que viene de otro lugar como un hermano.

Añadir comentario