Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, agosto 12, 2020
  • Siguenos!

Cristianos de “colores” 

Para “gustos, colores”… Lo que hay que oír en el mundo cristiano de por aquí ¡”Genial”!, cada uno va por libre, cogiendo lo que le interesa, hablando como quiere y echando la culpa a Dios de todo lo malo que acontece porque Dios, ni ve ni oye…

Y lo más curioso es que no saben lo que dijo, dice y dirá en los Evangelios -escritos por testigos directos: Juan y Mateo y, por otros dos apóstoles: Marcos, discípulo de Pedro y Lucas, amigo de Pablo de Tarso, que habló con María en Éfeso para saber todo sobre Jesús.

El lujo de hablar sin conocimiento… ¡Me altera!, ¡cómo gusta discutir lo indiscutible!, cuestionando y contestando con “lógica humana” a los grandes misterios de Dios… “Alucina vecina” ¡Ya no hay misterios que valgan o se lo inventan los curas! Como si los curas tuvieran poder para inventarse algo: O está escrito o no está escrito… ¡Anda que hay que pensar mucho!

Se resisten a CREER lo que no pueden entender… ¡Como si yo entendiera!, imposible, porque sobrepasa mi humano cerebro, pero sin embargo creo; no discuto, informo, expreso mi fe y confío en la Palabra de Jesús-Dios.

¿Cómo voy a poner pues, en tela de juicio los Evangelios? Sí, hay grandes misterios de los que fuimos advertidos que no entenderíamos ni en parábolas. Pues ni aún así, en cuanto digo que esto o aquello es un Misterio Divino… ¡Tate!, se fastidió.

Veo con pena que están encadenados a la vida terrenal y ser Cristiano es otra cosa: Quita cadenas para construirte una mente libre e ilimitada en creencias. ¡Fuera problemas existenciales, filosofías o búsquedas de “por qués”!, pierdes los miedos y te duermes rezando con Dios. No es comodidad, sino todo lo contario: La extraordinaria batalla diaria por el Don de la Fe.

Yo me pregunto: ¿Qué sucede a millones de cristianos en países de tradición católica y, en tierras musulmanas donde son perseguidos, torturados, quemados y asesinados, NO renuncian a su fe cristiana?

¡Qué contrariedad! con tantas facilidades como tenemos para ser Cristianos de pro y no somos conscientes. En cambio ellos… ¡Qué Grandes en Dios!

¡Arriba Cristianos Bautizados! Tenemos la casa de Dios en cada equina… Cuando hablamos de Él, Él nos premia con su asistencia (lo dijo). Gracias Dios por tu presencia y tu sonrisa y, danos la fuerza de aquellos que hoy están muriendo por NO negarte.

No hay más que un color para el CRISTIANO: Amar aunque no te amen y creer aunque no veas. “Amaos los unos a los otros como yo os he amado” y “Benditos los que creen sin ver”. Estas frases, son dos de mis preferidas-.

                                                                                                                                                                                                                                                            Enma Díez Lobo

Añadir comentario