Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|viernes, abril 23, 2021
  • Siguenos!

El 8-M de las Hermanas de la Madre Teresa 

 | (AsiaNews) – “La misión de devolver la dignidad a las 150 mujeres alojadas en la casa de la Madre Teresa, en Cuttack Bhubaneshwar, todas ellas pobres, vulnerables y marginadas, es la mejor celebración del Día de la Mujer”, dice a AsiaNews el arzobispo de de Cuttack-Bhubaneswa, monseñor John Barwa.

Las Hermanas de la Madre Teresa dirigen una casa para mujeres indigentes, las más pobres, marginadas y vulnerables. En declaraciones a AsiaNews, la hermana Phulibia MC dijo: “Cuidar a las mujeres es nuestra celebración diaria de la vida, cuidarlas es nuestra celebración del Día de la Mujer”.

“Esta – explica la hermana Phulibia – es una casa pobre. Nuestra celebración del Día de la Mujer es nuestra celebración diaria del Día de la Mujer en cuanto tal. Nos hemos comprometido a servir con amor a las mujeres pobres indigentes las 24 horas del día. Realizar las tareas diarias de lavarlas (bañarlas), darles de comer, lavar su ropa, vestirlas, curar sus heridas, limpiarlas y vendarlas, hacerles fisioterapia. Todas estas actividades se repiten todos los días. Algunas de ellas ni siquiera están en condiciones de alimentarse por sí mismas. Después de darles de comer, les limpiamos la boca, lavamos los platos … Así que, para nosotras, nuestra celebración es ocuparnos de ellas”.

Tenemos alrededor de 130 mujeres indigentes, sin contar el personal. Sus edades varían. La mayor de ellas debe tener alrededor de 80 años.

El 3 de marzo, Mons. John Barwa recibió a Madre Prema, MC, superiora general de las Misioneras de la Caridad. En declaraciones a AsiaNews, el arzobispo Barwa dijo que: “La madre Prema estaba visitando las comunidades de las hermanas MC en Bhubaneshwar y vino a verme al Obispado”.

“Le dije a la Madre Prema que las Hermanas de la Madre Teresa son un poderoso testimonio de fe, servicio, compromiso y dedicación. Agradecí a la Madre Prema y a la superiora regional por su servicio desinteresado a los últimos, a los más pequeños y a los desesperados de Odisha – por su servicio amoroso y el cuidado compasivo – sin discriminaciones de casta o credo”.

“Organicé un encuentro de los 8 sacerdotes de la curia de la arquidiócesis de Cuttack-Bhubaneswar para que estuvieran con la madre. El padre Mrutyunjaya Digal, el padre Laxmikant Pradhan y el padre Dibyasingh Parichha contaron su experiencia de persecución en agosto de 2008. La madre Prema estaba muy conmovida por sus testimonios. La Madre Prema alentó a mis sacerdotes y les dijo: ‘de esta experiencia, de este testimonio de fe que han dado ustedes, solo había escuchado hablar y les agradezco por todo lo que han pasado. Ustedes han vivido la fe. Tengan la seguridad de que rezaré por ustedes’”.

La Madre Prema agradeció al arzobispo John y a los sacerdotes “por el estímulo y el servicio que brindan a nuestras comunidades de Misioneras de la Caridad en la diócesis, por la amabilidad que han mostrado a las Misioneras de la Caridad y por trabajar juntos para construir el Reino de Dios”.

El padre Dibyasingh Parichha Parichha, sacerdote y abogado del distrito de Kandhamal, compartió con la Madre Prema la cuestión de la justicia misionera, que ha requerido un gran esfuerzo, pero en algunos casos ha tenido éxito.

Publicado en Asian News.

Añadir comentario