Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|viernes, diciembre 14, 2018
  • Siguenos!

El alma agotada 

¡Qué soledad mas profunda! ¡Qué dolor a veces causa sentir que todo mi mundo se desvanece ante mí! Tal como Pedro sentía que se hundían sus pies entre las olas del mar. Y llamarte, y no escucharte y enfadarse, y temer que Tu nos has olvidado y que nuestro alma ya no encontrará mas descanso.

Nuestra pobre alma agotada llena de miedo y dolor y gritar como María: “Se han llevado a mi Señor”. Ahora, que no tengo mundo ahora, que no hay reposo ahora, que elegí el camino que quiero recorrer contigo. Siento que muero y levanto mis pobres ojos a Ti. Si dijiste que Tú harías este camino conmigo, dime Padre dónde estás. ¿Por qué me has abandonado? ¿Por qué no veo tu rostro? Quiero volver a tener llena mi alma de Ti.

Olga Alonso Pelegrín

Añadir comentario