Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, agosto 11, 2020
  • Siguenos!

El calvario de los cristianos de Pakistán, falsamente acusados de blasfemia 

Cuando un tribunal de Pakistán acaba de dejar visto para sentencia el caso de la niña falsamente acusada por un imán de blasfemia, la agencia vaticana Fides llama la atención sobre El calvario de Younis Masih, cristiano condenado a muerte por insultar al profeta Mahoma, que tenía 26 años cuando fue arrestado y que ya lleva en prisión siete, es emblemático para todos los casos de falsas acusaciones de blasfemia que afectan a las minorías religiosas
Noticia digital (15-XI-2012)

Younis es un hombre acusado injustamente al que han arruinado la vida, marcado por años de encarcelamiento y sufrimiento. El 13 de noviembre, se celebró ante el Tribunal Superior de Lahore la audiencia de apelación por el juicio de Younis Masih, condenado a muerte el 30 de mayo de 2007 por un tribunal de primera instancia por supuesta blasfemia contra Mahoma. La denuncia en su contra fue presentada el 10 de septiembre del 2005, y al día siguiente Younis fue arrestado. Desde entonces está tras las rejas y su familia, compuesta por una esposa y cuatro hijos menores de edad, vive la trágica ausencia del padre y lucha cada día por sobrevivir.

Durante el proceso de primer grado, Younis Masih trató de disculparse, declarando su pleno respeto por el Mahoma y exponiendo las razones por las que sus acusadores habían lanzado maliciosamente falsas acusaciones en su contra. De hecho, el denunciante, Hafiz Abdul Aziz, entonces con 27 años de edad, musulmán, a menudo frecuentaba la colonia cristiana, donde vivía Younis, para acosar a las chicas cristianas. Younis y otros amigos le habían advertido y habían tenido una pelea con él. Sin embargo, el juez no le creyó y lo condenó a muerte.

Según ha informado a la Agencia Fides, el abogado católico y defensor de los derechos humanos, Naeem Shakir, que ahora ha tomado el caso, está preparando el proceso de apelación. En la audiencia de ayer, la acusación no compareció y la Corte ha establecido el reenvío, fijando la próxima audiencia para el 17 de diciembre 2012. «Después de siete años de prisión y de inmenso sufrimiento para él y su familia, esperamos que pronto se establezca la verdad», dice el abogado Naeem Shaker a Fides. El caso de Rimsha y la toma de conciencia de la opinión pública sobre pakistaní sobre el abuso que se hace de la ley sobre la blasfemia, explica, podría beneficiar a Younis Masih.

Caso Rimsha

Con respecto al caso de Rimsha Masih, la chica cristiana, discapacitada mental, acusada de blasfemia y puesta en libertad bajo fianza porque las pruebas en su contra eran falsas, el Tribunal Superior de Islamabad celebró el miércoles 14 de noviembre la última audiencia de la fase de debate, recibiendo un informe escrito con las argumentaciones finales de las dos partes.

La defensa de Rimsha ha solicitado la anulación de la denuncia, y por lo tanto, «la absolución total, porque el delito no existe», dado que la niña fue «acorralada» por el imam Khalid Jadoon Chishti, que ya fue declarado culpable en base a tres testigos de haber fabricado las pruebas contra la niña.

El juez de la Corte, Iqbal Hamid Khan, ha recogido las posiciones de las partes y se ha reservado la decisión final. Según confirma a Fides el abogado de Rimsha, Tahir Naveed Chaudhry, católico, se espera que la sentencia se a dictaminada en breve, en los próximos días. El padre Emmanuel Yousaf, Presidente de la Comisión Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de Pakistán, presente en el tribunal, explica a Fides: «La defensa de Rimsha ha presentado argumentos muy sólidos. Esperamos y rezamos por su absolución. Confiamos en que este trágico suceso se concluya de la mejor manera posible y también pueda ser una enseñanza para toda la nación, sobre la manera de tratar los casos falsos de blasfemia».

Añadir comentario