Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, mayo 22, 2019
  • Siguenos!

El Camino Neocatecumenal se hace con más de cinco mil metros cuadrados del Monte de los Olivos 

Según informa la Agencia Efe, un poco más de media hectárea del Monte de los Olivos, en Jerusalén, lugar sagrado para los cristianos, ha pasado a ser propiedad del Camino Neocatecumenal.

(Efe/InfoCatólica) Según ha podido comprobar Efe, la fundación católica Domus Jerusalén, con sede en Panamá, adquirió a través de una subasta en Milán el 31 de julio de 2018 este terreno de 5.173 metros cuadrados, que pertenecía a la italiana Monte Tabor, por 5 millones de euros, y lo ha donado a los neocatecumenales para que pongan en marcha un nuevo proyecto de centro internacional y misionero en Tierra Santa.

El terreno ha sido objeto de deseo por varias organizaciones religiosas, pero finalmente se decidió abrir una subasta que quedó al final reducida a tres posibles adquirentes: la fundación Domus Jerusalén, la Iglesia eritrea-ortodoxa y el Patriarcado Copto ortodoxo, según explica en un artículo el diario «Il Sole 24 ore».

Finalmente, explicaron a Efe fuentes cercanas a la operación, el terreno fue adquirido, a través de un intermediario, por el sacerdote Manuel Anselmo Díaz Ortiz, párroco de Nuestra Señora de Guadalupe, en Panamá, y que resulta ser el presidente de la fundación Domus Jerusalén.

Fuentes del Camino Neocatecumenal explicaron que la idea de la fundación Domus Jerusalén nació en Panamá y por ello tiene como presidente a este sacerdote y sede en este país.

Domus Jerusalén nació con la intención de crear un nuevo centro de retiro y centro ecuménico en la Ciudad Santa de Jerusalén, para recibir a peregrinos de todo el mundo, y basado en la experiencia de la Domus Galilee, en el Monte de las Bienaventuranzas, que ya gestionan los neocatecumenales.

El proyecto Domus Jerusalén ha tenido numerosos partidarios y benefactores como el cardenal Sean O’Malley de Boston, el cardenal Antonio Rouco de Madrid y el cardenal Christoph Schonborn de Viena, según se lee en la página web del proyecto.

En los últimos años se han ido recogiendo donaciones para el proyecto, pero faltaba un terreno donde construirlo hasta que la ocasión surgió con la venta de esta parcela en una de las zonas más emblemáticas del cristianismo.

De esta manera, el Camino contará con un nuevo centro en Tierra Santa, pues el proyecto incluye construir una casa de retiro de peregrinos, una biblioteca y una capilla en Jerusalén.

Añadir comentario