Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, octubre 26, 2021
  • Siguenos!

El obispo Reig Pla alerta del peligro de «lo políticamente correcto» 

El obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, Monseñor Juan Antonio Reig Pla, ha publicado su carta pastoral de septiembre llamada «Caminar juntos siguiendo fielmente a Cristo y a la Iglesia».

Reig Pla comienza la carta con un análisis sobre el documento publicado por la Conferencia Episcopal Española llamado “Fieles al envío misionero”, para posteriormente pasar a dar una respuesta adecuada a ese planteamiento. El obispo de Alcalá, centra su respuesta en tres ejes: regenerar el sujeto humano, es decir, la persona, regenerar el sujeto comunitario, la familia y la comunidad y por último regenerar la vida social y la política.

“No viene mal recordar que la comunión es en la Verdad y es fruto de la acción del Espíritu Santo. Al mismo tiempo conviene poner en evidencia que toda consulta sinodal es para profundizar en la fe contenida en la Palabra de Dios y en la Tradición, y expresada en el Catecismo de la Iglesia Católica, en los Rituales de los Sacramentos y en el Código de Derecho Canónico.” afirma el prelado de Alcalá de Henares. Reig Pla continúa diciendo que “no dudo que esta iniciativa del Santo Padre puede ser una ocasión de gracia para nuestra diócesis, siempre necesitada de cauces para la evangelización y que debe estar abierta a la colaboración entre los sacerdotes, la vida consagrada y los fieles cristianos laicos, llamados todos a ser fieles discípulos de Cristo y testigos de la fe”. Del mismo modo, el obispo insiste en la idea de que “una consulta sinodal no se puede confundir con una consulta sociológica, con un contraste de pareceres, ni la afirmación de las propias opiniones, cuyo origen puede ser la falta de información o formación”.

A la hora de abordar cómo dar una respuesta adecuada, afirma que “el diagnóstico establecido sobre la sociedad española, la situación eclesial y la transformación de la familia, habría que decir que de lo que se trata es de una crisis espiritual profunda y de una decadencia moral derivadas de la censura de Dios y de la pérdida de la fe”. Reig Pla explica, que cuando habla de “crisis espiritual profunda” hace referencia a la decadencia de la inteligencia y de la voluntad de la persona humana. Dicha crisis espiritual, continúa Reig Pla, “viene provocada por la censura de Dios que produce la secularización y por el silencio en la Iglesia de lo sobrenatural”.

Así mismo, Reig Pla anuncia que “esta crisis espiritual profunda conduce por la falsificación de la conciencia moral, a llamar al mal bien y a la perversión libertad” y para demostrarlo pone el siguiente ejemplo: las leyes españolas que tendrían que ejemplarizar el bien permiten, sin embargo, el aborto, es decir la muerte provocada en el seno de la madre; permiten la muerte del enfermo con la ley de la eutanasia; permiten la desvinculación del propio cuerpo con la transexualidad; desvirtúan la realidad del matrimonio con la equiparación de las uniones del mismo sexo; promueven la anticoncepción, la pornografía y presentan una nueva ley de educación, introduciendo la “ideología de género” y la teoría “queer”, que como hemos dicho deconstruye todo lo humano afirmando la fluidez tanto del sexo como del llamado género.

También ha querido alertar que esta crisis espiritual se propaga a gran velocidad por culpa de los medios de comunicación y del sistema educativo. El Obispo asegura que “de lo que se trata a través de lo llamado “políticamente correcto” es de imponer un pensamiento único, teniendo como aliados los partidos políticos y distintas organizaciones no gubernamentales que actúan como agentes de las iniciativas de la ONU, del Parlamento europeo, y de los gobiernos progresistas y liberales”.

El obispo de Alcalá concluye su carta pastoral diciendo que “sin las virtudes, obra de la gracia y de la colaboración nuestra, el hombre no puede ponerse en pie y que la virtud, debe ir unida a la oración y a los sacramentos que nos dan la vida del Resucitado. Para ello, especialmente en los más jóvenes, se hace necesaria la figura del Maestro y del Director espiritual que acompañe el camino del crecimiento de la vida interior hasta llegar a configurarse con Cristo, teniendo su mente, su corazón y sus sentimientos”.

Añadir comentario