Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|viernes, septiembre 20, 2019
  • Siguenos!

El que se humille será ensalzado 
14 de Marzol
Por Rafael Alcázar

 

Entonces Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos y les dijo: «En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos. Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen. Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas. Todas sus obras las hacen para ser vistos por los hombres; se hacen bien anchas las filacterias y bien largas las orlas del manto; quieren el primer puesto en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, que se les salude en las plazas y que la gente les llame “Rabbí”. «Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar “Rabbí”, porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos. Ni llaméis a nadie “Padre” vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo. Ni tampoco os dejéis llamar “Directores”, porque uno solo es vuestro Director: el Cristo. El mayor entre vosotros será vuestro servidor. Pues el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado. Mateo 23, 1-12

 

Tu palabra Señor es sabiduría para mi y luz para mis pasos en este dia. Hablas… “a la gente y a tus discípulos” A todo hombre. Yo si que te escucho hoy alto… Desde pequeños buscamos el ser el que se nos reconozca y tú, que bien me conoces, sabes perfectamente lo que se cuece en mi interior. Tu sabes Señor que yo quiero ser tu discípulo que quiero seguirte, que quiero parecerme a ti por tu misericordia y porque me has llamado por mi nombre para seguirte. Por eso en este dia siento con agradecimiento que me vuelvas a hablar con esa verdad tuya que no admite medias tintas. Si quiero seguirte debo de buscar el último lugar. Como hiciste tú que quisiste mostrarnos el camino del amor desde la mas absoluta humildad. Desde tu nacimiento hasta tu muerte nos has mostrado lo que significa amar, “…se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz. Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre, que está sobre todo nombre…” Fl 2, 8-9  Que lejos estoy yo Señor de esa humildad, de esa obediencia… Por eso siento agradecimiento hacia ti que me has abierto ese camino de luz y discernimiento para buscar la Verdad que es la Humildad. Eso que no tengo y que ansío porque ya tengo experiencia de que ahí te encuentro siempre, ahí nadie me confunde para dar malos pasos. Desde ahí y cuanto mas abajo mas desde arriba se ven los problemas y sus soluciones. Pero necesito ayuda Señor. ¡No me dejes sólo para encontrarla en este dia…

¡Buen dia con el Señor!  

Añadir comentario