Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, marzo 20, 2019
  • Siguenos!

Escuelas Católicas sorprendidas por la presentación y aprobación precipitada del Proyecto de Ley Orgánica de Educación 

 

En el Proyecto contravienen los derechos y libertades de padres y titulares, obviando el carácter complementario de la enseñanza concertada en la prestación del servicio público y social de la educación.

(Ecclesia Digital) El Gobierno da una sensación deprecipitación que no beneficia a nuestro sistema educativo.

Escuelas Católicas muestran su sorpresa por la presentación y aprobación precipitada del Proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) en la reunión del Consejo de Ministros celebrada este 15 de febrero, después de la comunicación del final de la legislatura realizada por el Presidente del Gobierno.

La aprobación de este Proyecto, que no podrá prosperar en el Congreso de los Diputados por el anuncio electoral, representa el intento del actual Gobierno por sacar delante de manera apresurada una nueva reforma educativa, sin el tiempo imprescindible para debatir y alcanzar un verdadero consenso en la comunidad educativa. De hecho, parecería responder al deseo de presentar la derogación de la LOMCE como un logro político y electoral. Si el objetivo era corregir los errores de la LOMCE, el primer requisito para que la iniciativa tuviera éxito y duración habría sido buscar un amplio consenso político y social, una condición que no se ha dado.

No obstante, valoramos positivamente el agradecimiento realizado por la Ministra en su rueda de prensa, dirigido a todas las instituciones que hemos trabajado en la elaboración de propuestas de mejora del texto original del Anteproyecto. Nuestro deseo siempre ha sido colaborar desde el respeto a los principios fundamentales reconocidos en el artículo 27 de la Constitución.

El contenido del Proyecto mantiene las líneas básicas del Anteproyecto, con algunas modificaciones sugeridas por distintas instituciones. En este sentido, consideramos que aunque el Proyecto mejora la redacción inicial en aspectos vinculados a la libertad de enseñanza, el tratamiento otorgado a la elección de centro por parte de las familias, la programación de puestos escolares y la composición y funciones asignadas al Consejo Escolar de los centros concertados, contravienen los derechos y libertades de padres y titulares, obviando el carácter complementario de la enseñanza concertada en la prestación del servicio público y social de la educación, que reconoció la propia LOE en 2006.

Finalmente, deseamos que ante las próximas elecciones generales y el inicio de una nueva legislatura, los partidos políticos apuesten desde el principio por hacer realidad un Pacto Educativo de Estado, que consolide nuestro sistema educativo y los valores que debe representar y transmitir. Escuelas Católicas siempre estará dispuesta a colaborar en este cometido.

Sobre Escuelas Católicas

Escuelas Católicas (EC) es la marca de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza-Titulares de Centros Católicos (FERE-CECA) y de Educación y Gestión (EyG). FERE-CECA asocia desde 1957 a los titulares de los centros educativos y EyG los representa en su vertiente empresarial desde 1989. Actualmente integra a 2.000 centros educativos católicos, la mayoría con algún nivel concertado. Gran parte de ellos son centros integrados, es decir, que cuentan con más de una etapa. Si separamos por niveles educativos hablaríamos de 1.776 centros de Educación Infantil, 1.716 de Educación Primaria, 1.646 de Educación Secundaria (ESO o FP Básica) y 777 centros de Bachillerato o FP de Grado Medio o Superior, es decir, de 5.915 entidades pedagógicas. En ellos se educan 1.204.179 alumnos y hay 101.260 trabajadores, de los que 82.554 son docentes.

Escuelas Católicas supone el 15% del total del sistema educativo y el 58% de la enseñanza privada concertada, lo que la convierte en la organización más representativa de este sector.

Añadir comentario