Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|jueves, agosto 13, 2020
  • Siguenos!

España: el Congreso de los Diputados rechaza pedir al Gobierno que retire la reforma de la Ley del aborto 

La reforma de la Ley del Aborto que lidera el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha pasado su primer examen en el Congreso de los Diputados a pesar de haberse realizado una votación secreta a instancias del Grupo Socialista. La propuesta del PSOE para retirar el anteproyecto de Gallardón ha recibido el apoyo de 151 diputados, mientras que 183 se han opuesto y seis se han abstenido. El PP tiene en el Congreso 185 representantes y se han emitido 340 votos (faltaban 10 diputados). Se especula con la posibilidad de que 4 diputados del PP rompieran la disciplina de voto.

  •  Diversas fuentes señalan que al menos cuatro diputados del PP habrían roto la disciplina de partido. Sólo unos minutos antes, 179 parlamentarios populares aprobaron la ley para cambiar la doctrina española sobre justicia universal. En la votación del aborto este número se redujo a 175. Este cálculo es posible restando a los 183 noes totales, los seis de Unió Democrática de Cataluña y los dos de UPN (Unión del Pueblo Navarro) y Foro Asturias. Perocomo el voto era secreto, no hay manera de confirmar esa teoría.

Voto secreto

El PSOE registró el pasado jueves esta petición en la Cámara Baja para que la votación de su proposición no de ley, que pedía la retirada del anteproyecto de ley de reforma del aborto, fuera secreta y, además, se efectuara a través de unas papeletas anónimas depositadas en una urna.

Según el Reglamento de la Cámara Baja, la votación puede ser secreta si así lo piden dos grupos parlamentarios, o bien una quinta parte de los diputados, es decir, 70 diputados del total de 350, que es la vía por la que ha optado el Grupo Socialista.

Las votaciones secretas pueden efectuarse bien por procedimiento electrónico, donde los diputados aprietan los botones del voto (a favor, en contra o abstención) pero su voto no se refleja en el panel de las votaciones, se queda en negro y simplemente recoge el resultado total, o bien el de las papeletas en la urna, que es el solicitado por los socialistas.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, recordó esta semana su intención de pedir la votación secreta de cara a recabar el apoyo de los críticos del PP con la nueva regulación.

El PSOE registró esta proposición no de ley el pasado 2 de enero, con el objetivo de exigir al Gobierno la retirada urgente del anteproyecto de Ley.

Añadir comentario