Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, octubre 21, 2019
  • Siguenos!

«Evangelii gaudium», la primera exhortación del Papa Francisco 

El próximo domingo, durante la celebración en la plaza de San Pedro del Vaticano de la misa con la que concluye el Año de la Fe, Francisco entregará a 36 representantes de los 1.300 millones de católicos el primer documento magisterial de su pontificado escrito sólo por él, pues la redacción de la encíclica «Lumen Fidei», publicada el pasado junio, fue iniciada por Benedicto XVI. Será la exhortación apostólica «Evangelii gaudium», en la que hará una reflexión sobre la evangelización y recogerá las ideas principales del sínodo sobre este tema celebrado en octubre de 2012. El contenido del texto se hará público el martes 26 de noviembre. El arzobispo Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, informó ayer de la exhortación apostólica durante su comparecencia para explicar los actos finales del Año de la Fe, la iniciativa promovida por Benedicto XVI y que ha gestionado este dicasterio vaticano.
Hay gran expectación por conocer cómo será la exhortación apostólica «Evangelii gaudium», pues el propio Papa indicó que podría ir más allá de los documentos postsinodales al uso. El pasado 13 de junio Francisco comentó que el texto se basaría en las recomendaciones de aquella asamblea, pero anunció que afrontaría el tema desde un «marco más amplio», teniendo en cuenta «la evangelización en general». Además de por la entrega de la «Evangelii gaudium», la clausura del Año de la Fe estará marcada por otros eventos.El primero será la visita que el Pontífice hará a un monasterio de monjas en el centro de Roma el jueves. El sábado por la tarde se encontrará en la basílica de San Pedro con catecúmenos de diversos países que se preparan para recibir el bautismo. El acto final será la ceremonia eucarística que se celebrará el domingo por la mañana en la plaza de San Pedro, en la que se espera que participen miles de fieles, ante quienes se expondrán por primera vez las reliquias de San Pedro. Durante la misa se realizará una colecta para ayudar a las víctimas del tifón en Filipinas. «La fe sin las obras no es nada», comentó Fisichella, quien dijo que más de 8,5 millones de peregrinos han llegado a Roma en este Año de la Fe.

Añadir comentario