Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, julio 15, 2019
  • Siguenos!

Francisco: «Cualquiera de nosotros es capaz de hacer las mismas cosas que quien está en la cárcel» 

Aplaude a los marinos italianos de la operación «Mare Nostrum» que salvaron la vida a miles de inmigrantes

Con la experiencia de antiguo profesor de secundaria, el Papa Franciscoafirmó que «un buen educador se centra en lo esencial, no se pierde en los detalles. Y lo esencial, según el Evangelio, es la misericordia. Lo dice claramente Jesús resumiendo su enseñanza a los discípulos en “Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso”».

Frente a los brotes de intolerancia en el mundo y la actitud de católicos con mentalidad de «jueces implacables», el Papa subrayó que «la Iglesia debe repetir esta enseñanza a sus hijos: “Sed misericordiosos”, como lo es el Padre y como lo fue Jesús. ¡Misericordia!».

«No son peores que tú o que yo»

En su audiencia general a más de sesenta mil peregrinos, el Santo Padre explicó que «la Iglesia –formada por los fieles- no da lecciones teóricas sino que enseña con el ejemplo, como Jesús». A continuación se refirió a acciones concretas como dar de comer a los hambrientos o cuidar a los enfermos y moribundos, siguiendo el ejemplo de la madre Teresa de Calcuta: «Los recogía por las calles. Le decían que era perder el tiempo, pero ella los llevaba a casa para que pudieran morir lavados, tranquilos, acariciados… Es importante ayudar a que la gente pueda morir bien y en paz».

El Papa invitó con mucha fuerza a visitar a los encarcelados, venciendo los prejuicios:«”Pero si son gente mala…” Cualquiera de nosotros es capaz de hacer las mismas cosas que ese hombre o esa mujer que está en la cárcel. No son peores que tú o que yo».

El Santo Padre dedicóun saludo especial a un grupo de marinos italianos de la operación “Mare Nostrum” que ha salvado la vida a miles de inmigrantes. Aplaudió su tarea y les dio las gracias por el esfuerzo que han hecho con tanta generosidad personal. El primer viaje del Papa Francisco fuera de Roma fue precisamente a la isla de Lampedusa, para poner a Europa frente a su responsabilidad.

Añadir comentario