Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, noviembre 30, 2020
  • Siguenos!

Gobierno de España eliminaría por tercer año subvención al Valle de los Caídos 

El Gobierno de España cancelaría la subvención que recibe anualmente la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos para el año 2021.

Esta subvención asciende a 340 mil euros anuales y sus beneficiarios eran hasta ahora los monjes benedictinos que viven en la abadía del Valle de los Caídos.

El Gobierno de Pedro Sánchez ya dejó fuera a los benedictinos de esa subvención en los años 2019 y 2020 alegando que los religiosos no habían justificado su uso debidamente.

Según recoge Europa Press, el subsecretario del Ministerio de Presidencia, relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Antonio José Hidalgo, anunció hoy en el Congreso de los Diputados que mientras no se modifique el régimen jurídico de la fundación, algo que está previsto en la Ley de Memoria Democrática, el Gobierno debe prever en las cuentas la posibilidad de que esta subvención se mantenga, pero esto no significa necesariamente que posteriormente se lleve a cabo.

“Esta previsión puede luego concretarse o no en una transferencia a los benedictinos de la fundación dependiendo si se cumplen o no los criterios propios de la Ley de Subvenciones. Este año no se ha transferido porque se ha entendido que no se ha cumplido con obligación que les corresponde como beneficiarios”, aseguró.

Exhumaciones 

Sin embargo, el Gobierno de España anunció ayer que destinará 11,3 millones de euros a la Secretaría de Estado de Memoria Democrática. De ellos, 6,8 millones de euros serán para exhumaciones, aunque reconocen que al menos el 75% de los cuerpos en fosas es posible que no sean recuperables.

También entrarán dentro de ese presupuesto de 11,3 millones de euros, la recuperación del censo general de víctimas, para conocer cuántos muertos causó la Guerra Civil y la Dictadura; la creación de un Banco Nacional de ADN para ayudar a las identificaciones y la creación de un catálogo de edificios construidos con mano de obra forzada.

La Ley de Memoria Democrática, impulsada por el gobierno socialista, contempla la resignificaicón del Valle de los Caídos. El Gobierno anunció que harán una página web y, según precisa Europa Press, “impulsará una investigación sobre el desplazamiento al mismo de 33.800 cadáveres”.

Valle de los Caídos

En el Valle de los Caídos está compuesto por una basílica pontificia menor, erigida como tal en 1960 por San Juan XXIII; sobre ella se instala una cruz que es la más grande de la cristiandad con 150 metros de altura, o 300 metros si se cuenta desde el risco de la Nava donde está elevada. Y los brazos miden 24 metros cada uno; también está la abadía en la que vive una comunidad de religiosos benedictinos desde 1958; y una escolanía en la que estudian niños menores de 14 años que reciben una amplia formación musical; la hospedería y un centro de estudio sociales, que hoy en día está inutilizado.

Se trata de un monumento controvertido porque para algunos es un monumento al bando nacional o que exalta la dictadura franquista, pero la decisión de crear un complejo arquitectónico de tal magnitud se tomó con el objetivo de que fuera “un monumento a todos los caídos durante la Guerra Civil, bajo los brazos pacificadores de la cruz”, según Alberto Bárcena, historiador y profesor de la Universidad CEU San Pablo de Madrid.

El actual proyecto de la Ley de Memoria Democrática contempla la resignificación del Valle de los caídos,la conversión de éste en un cementerio civil así como la salida de la comunidad benedictina. Aunque de manera explícita no se habla de la eliminación de la cruz que preside el valle, ésto si se ha contemplado en otras ocasiones.

Añadir comentario