Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, julio 15, 2019
  • Siguenos!

La asombrosa lección de amor del matrimonio que ha adoptado 29 niños 

Los Briggs han dado un hogar a una treintena de niños con necesidades especiales procedentes de todos los rincones del mundo

La Navidad es la época del año por excelencia en la que la mayor parte de las personas suelen demostrar su solidaridad con los que menos tienen. Sin embargo, muy pocos son capaces de dedicar su vida a mejorar la de los demás sin pedir a cambio nada más que un poco de amor.

Una de estas excepciones es la de Jeane y Paul Briggs, una pareja estadounidense que, a lo largo de sus 38 años de matrimonio ha adoptado a 29 niños con toda clase de necesidades especiales. Tal y como podemos leer en la web adoption.com la aventura de los Briggs, que también tienen otros cinco hijos biológicos, comenzó en 1985, cuando, Jeane intentó formar parte de un programa de acogida de menores, tras sufrir un aborto natural.

La pretensión de la pareja chocó con la burocracia estadounidense, por lo que la ilusión del matrimonio por aumentar su familia parecía abocada a no ser satisfecha. Sin embargo, por esa época, según narraBBC Mundo, esta voluntariosa mujer se topó con la fotografía tomada en un orfanato mexicano. El protagonista era un niño de dos años, ciego y con numerosas lesiones en su cuerpo y cerebrales a causa de una brutal paliza.

La imagen le causó tanta impresión, que poco tiempo después, se presentaron en el hospicio, dispuestos a conocer al pequeño. Al verlo, la pareja no tuvo ninguna duda de que que debían adoptarlo. De esta forma, Abraham, que hoy tiene 31 años, se convirtió en el primero de los 29 niños adoptados por este peculiar matrimonio.

Tras él, a la familia se unieron menores procedentes de países como Rusia, Ucrania, Bulgaria o Ghana. La mayor parte de ellos sufría algún tipo de problema de salud que dificultaban su adopción. Labio leporino, escoliosis, problemas renales, cáncer, poliomielitis o afecciones cardiacas eran algunos de ellos.

Por suerte, Paul Briggs posee un puesto de trabajo bien remunerado que le permite costear los enormes gastos que genera una familia tan extensa —más de 42.000 euros al año solo en comida—. Además, su empresa contribuye con una ayuda de 10.000 dólares —unos 8.100 euros— por cada adopción, cantidad que la pareja emplea en sufragar los numerosos gastos que acarrea este tipo de operaciones.

Con una descendencia tan numerosa, los Briggs se han visto obligados a reformar su vivienda en varias ocasiones. En la actualidad, posee nueve dormitorios y cuenta con una superficie de más de 5.000 metros cuadrados, el doble que el edificio original.

A pesar de que ya han criado a 34 niños, este matrimonio sigue dispuesto a aumentar su prole. Jabin Kofi y John David, dos bebés de tres meses abandonados en Ghana poco después de nacer, serán los próximos en incorporarse a esta inmensa y bien avenida familia. Sin duda todo un ejemplo de amor incondicional.

Nota: Este artículo corresponde a una colaboración editorial diaria elaborada por equipo de Bitácoras, la red social para bloggers. Tiene por objeto poner en valor los temas más curiosos tratados por los bloggers españoles y dar visibilidad a estos desde otro contexto narrativo, reconociendo la autoría y procedencia de esos contenidos y contribuyendo a su promoción.

Añadir comentario