Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, septiembre 16, 2019
  • Siguenos!

La belleza de ser cristiano 

Ser cristiano es el mayor privilegio que puede tener una persona en este mundo. Los supuestos modelos laicos del siglo XXI acaban en la esclavitud tecnológica, la desorientación social y el vacío vital, cuyos efectos inevitables son la tristeza y el hastío, cuando no la injusticia y la violencia disfrazadas de insulsos entretenimientos.

Algunos jóvenes o intelectuales se creen muy avanzados por haber olvidado a Dios. No se dan cuenta de que, lejos de liberarse, han cortado su hilo con la Fuente, han arrojado su brújula y su pértiga para avanzar a oscuras en la cuerda floja de la vida.

Porque todo tiene consecuencias. Llega un momento en que una persona tiene que decidir entre Dios y la nada. Y al final verá con dolor que, tras los ídolos engañosos de esta época, habita la nada desesperante y el maligno vacío.

Entonces sólo queda abrazar a Dios, volver a la auténtica Fuente. Como el niño que ha perdido a su familia y, tras una agotadora travesía en el desierto, descubre que al final el Oasis siempre estaba allí: Dios Padre todopoderoso, el Hijo salvador, el Espíritu Santo perfecto y Virgen María milagrosa, esperándonos con los brazos abiertos para una nueva vida de luz y de paz, donde podamos realizarnos como el ser espiritual que somos.

                                                                                                                                                                                                             Manuel del Pino

Añadir comentario