Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, octubre 16, 2019
  • Siguenos!

La cruz y la media luna 

He oído decir que el Real Madrid y el Barcelona han quitado la cruz de sus respectivos escudos para poder expandirse en el mundo musulmán. ¿Por qué renunciar a su identidad y a las propias convicciones? Es el reflejo de una actitud ya generalizada en el Occidente. ¿Es que nuestra civilización carece de identidad o ya no tiene convicciones? ¿Acaso los musulmanes renuncian a manifestar sus símbolos religiosos en sus banderas o escudos? Al contrario, hacen clara ostentación de ellos. ¿Por qué esta claudicación ante el Islam? Ellos huelen nuestra debilidad porque perciben que amamos más el dinero que nuestras certezas,  y no valoran a aquellos que no son capaces de mantener sus creencias. Estos, a sus ojos, merecen desprecio, no respeto.

Pobre generación  nuestra que ha perdido por completo el rumbo de la vida y navega a la deriva. En estos caso, lo más probable es que se acabe naufragando o que el barco, privado de derrota,  caiga víctima de piratas ansiosos de botín.

Nuestra civilización forjada en la luminosidad del cristianismo y en la fortaleza de la cruz, se halla sumida en el más completo desconcierto, porque engreída por sus logros ha abandonado la certeza del amor de Cristo para desmoronarse enredada en la mezcolanza de las mudables opiniones. No se es más amoldándose a las modas o los temores del momento sino siendo fieles a sí mismos y manteniéndose en la verdad. ¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde o arruina su vida? Ahora, si es por los petrodólares…

Ramón Domínguez

Responder a La cruz y la media luna

  1. ana

    Pues tiene razón. Europa ha renegado de su fe, y cuando una sociedad no tiene principios firmes, va abocada a la destrucción como sociedad. Es lo mismo que le pasó al Imperio Romano, cuando se corrompió, cayó…

     

Añadir comentario