Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|jueves, septiembre 19, 2019
  • Siguenos!

“La defensa de la vida es una cosa de sentido común» 

 

Álvaro Ortega y Duarte Falcó, dos jóvenes universitarios ponen en marcha el I Congreso de Jóvenes por la Vida y la Libertad

Con apenas 19 años, Álvaro Ortega y Duarte Falcó crearon en 2013 junto a un grupo de amigos la Fundación +Vida. Cuatro años después, esta organización sin fines de lucro cuenta con más de seis delegaciones en toda España y 450 voluntarios. Su principal cometido es formar y concienciar a otros jóvenes sobre el valor de la vida como «el derecho fundamental de todo ser humano».

Estos estudiantes de Derecho y Pedagogía, respectivamente, descubrieron en su propia experiencia universitaria «el enorme déficit de información y formación» que tienen los jóvenes con respecto al valor de la vida desde el momento de la concepción. En estos primeros años de andadura, sus cursos y charlas en colegios y universidades han sido la mejor prueba para demostrar que «una buena formación ayuda a que los jóvenes se comprometan con la causa de la defensa de la vida».

Ahora este grupo de estudiantes universitarios acaba de firmar un acuerdo con la Cátedra de Bioética Jérôme Lejeune en la Universidad Rey Juan Carlos para mejorar la formación de sus voluntarios que luego imparten las charlas a favor de la maternidad y en contra del aborto en los centros educativos.

Convencidos de que los jóvenes también tienen algo que aportar al debate social, este sábado 24 de márzo –víspera de la celebración de la Jornada por la Vida– celebrarán su primer Congreso «Pedimos la Palabra» en el auditorio del Colegio Maravillas en Madrid.

-¿Se han sentido alguna vez entre sus colegas de la Universidad como «bichos raros» por defender la vida y estar en contra del aborto?

-Álvaro Ortega (AO): Yo he sido uno de esos bichos raros por trabajar como voluntario desde los 15 años en distintas organizaciones en Jaén. Luego me vine a estudiar a Madrid y seguí colaborando aquí. Después de tantos años de trabajo, ahora nos elogian nuestro lenguaje siempre positivo en defensa de la vida y de la maternidad. Creo que estamos hablando de una causa bonita y buena.

-Duarte Falcó (DF): Vivimos en una cultura poco propensa a la cultura de la vida. Es muy frecuente que en tu grupo de amigos a veces te sientas solo defendiendo estos valores porque lamentablemente no están de moda. La generación de nuestros padres tuvieron más formación moral en este sentido que nosotros. Por eso decidimos crear +Vida para dar apoyo a los jóvenes que como nosotros sentían que había que defender esta causa.

-¿Qué actividades realizan para cumplir con los objetivos que se ha planteado vuestra Fundación?

-AO: La fundación tiene dos pilares de actuación: la formación y la concienciación desde los propios jóvenes. Nosotros y nuestros voluntarios recibimos cursos y luego vamos a colegios y universidades a formar a otros jóvenes. Cuando nos conocen están deseando que vayamos.

-DF: Cuando vamos a los colegios partimos de cero y vamos con un mensaje positivo. Le hablamos del aborto, sus consecuencias, sus alternativas, sus complicaciones en una charla de 40 0 50 minutos, el tiempo que dura un clase. Las campañas de concienciación van acompañadas además de recogida de materiales de ayuda a la maternidad como, por ejemplo, la campaña «Ser madre es la leche» cuyo objetivo es la recogida de leche maternizada. La llamamos de concienciación porque más allá de la campaña de apoyo concreta también sirve para generar un clima para que se hable de la maternidad. Mucha gente es consciente de las dificultades que tienen las personas que sufren enfermedades raras o los niños con cáncer, pero muy poca gente se plantea el escaso apoyo que hay en España a la maternidad, pese a ser algo tan básico. Hay gente que cuando le contamos que la tasa de natalidad es más baja que en la Guerra Civil le impresiona muchísimo. Por eso es muy importante que se hable de esto con un lenguaje tan positivo.

-¿Creen que las campañas ayudan a cambiar posturas poco favorables a la vida?

-AO: En la última campaña por ejemplo no encontramos con la anécdota de que participaba gente que nos decía que estaba a favor del aborto, pero que había participado en esta campaña porque le parecía muy positiva y muy buena. Con esto, ¿qué estamos consiguiendo? Que indirectamente esa gente se conciencie sobre toda esta realidad. Y también poner de manifiesto que el Estado y las administraciones públicas prácticamente no ofrecen ayudas a la maternidad. Con estas campañas también hacemos un llamamiento a las administraciones públicas para que se vuelquen más.

«Toda la formación que damos está rigurosamente seleccionada con criterios científicos para que no esté sesgada desde ningún punto de vista religioso ni político»Daurte Falcó

-DF: Yo siempre cuento que no nací en un entorno especialmente provida. Por eso si yo que no tenía un entorno especialmente propenso a este tipo de valores, me logré concienciar estoy convencido que otros jóvenes también lo conseguirán porque al final de lo que se trata es que te lo expliquen bien y con cariño. La defensa de la vida es una cosa de sentido común.

-Cuando van a la universidad donde hay estudiantes de todas la ideologías políticas, confesiones religiosas, etc. ¿Cómo reciben vuestro mensaje?

-DF: Toda la formación que nosotros damos está rigurosamente seleccionada con criterios científicos para que no esté sesgada desde ningún punto vista, ya sea religioso o político. Además la causa que defendemos es básicamente una causa humana que puede defender cualquiera como hoy en día también estamos viendo en la defensa de las personas con discapacidad, de las personas que sufren hambre en África, o las personas que defienden el fin de la pena de muerte o la explotación humana. Cualquier ataque a la vida humana.

-AO: La receptividad en las universidades es muy buena porque a los alumnos les genera curiosidad. Los jóvenes cuando recibimos formación nos comprometemos. En las jornadas de la Universidad Complutense participaron más de 1.200 personas. Uno de los días intentaron boicotearnos pero no fue la tónica general. En los colegios el grado de éxito también es muy bueno.

-¿Cuáles son los principales mitos que tienen los jóvenes sobre el aborto o el inicio de la vida?

-AO: Nosotros decidimos crear la Fundación +Vida porque a nuestro alrededor veíamos que nuestros amigos no sabían cómo se practicaba un aborto, qué consecuencias tenía. Había muchos mitos y nos los seguimos encontrando cada día en los colegios y universidades. Muchos creen todavía que la vida humana comienza en la semana 14 de gestación, otros que creen que un aborto es una intervención similar a quitar un quiste o que es un simple derrame de sangre. Cuando realmente cuentas lo que sucede allí es cuando los jóvenes se conciencian y se activan.

«Queremos heredar una sociedad que defienda una serie de valores como la defensa de la vida, que es el valor sobre el cual se vertebra todo lo demás»Álvaro Ortega

-DF: Hoy en día con la poca información y la poca infraestructura de apoyo a la maternidad que hay los jóvenes están abocados a pensar en el aborto como primera y única opción cuando debería ser una opción inexistente o al menos ser la última opción. Sin embargo siempre se ofrece como la primera y única en algunos casos.

¿A qué atribuyen este déficit de formación entre los jóvenes sobre un tema central de la vida humana y sobre todo teniendo en cuenta que estamos ante la que llaman la generación más preparada de la historia de España…

-DF: Yo que estudio Pedagogía, creo que muchas veces el sistema educativo se centra demasiado en la formación técnica. Se enseña a programar, a tener un espíritu empresario. Todo eso está muy bien, pero faltan los valores. No solo la defensa de la vida, sino la cooperación, el trabajo en equipo, la inteligencia emocional. Son cosas muy importantes y necesarias para el desarrollo personal y profesional y se olvidan.

-AO: La raíz está en la educación. En el colegio y en la familia. En casa vemos que la familia cada vez aborda menos estos temas. No sé si por miedo a tratar el tema de la sexualidad, pero no se habla, no se informa. La fuente de información de los jóvenes es Internet y de lo que escuchan en la calle y de los demás niños. Por eso es tan importante esta labor de formación.

-DF: Es paradójico que en la sociedad de la información haya tanta desinformación sobre este tema. Lo difícil no es acceder a la información en Internet si no saber discernir y tener un criterio.

-¿Que objetivo persiguen con la celebración de este Congreso?

-AO: Creemos que tenemos mucho que decir, por eso, vamos a celebrar este sábado el I Congreso de Jóvenes por la Vida y la Libertad en el auditorio del Colegio Maravillas en Madrid bajo el lema «Pedimos la palabra». Queremos irrumpir en el debate social sobre todo porque queremos heredar una sociedad que defienda una serie de valores como la defensa de la vida, que es el valor sobre el cual se vertebra todo lo demás.

-DF:La mayoría de los ponentes son jóvenes venidos de otros países que van a contar la labor que realizan en favor de la vida. Entre ellos, está Lia Mills, activista provida y escritora de Canadá pero muy influyente en Estados Unidos. También viene Emile Duport que fue uno de los impulsores de la «La manif pour tous» («La manifestación para todos»), un colectivo de asociaciones que organizó las mayores manifestaciones en oposición al matrimonio homosexual en Francia. Todos ofrecerán sus testimonios en formato TED, es decir, que los ponentes tendrán 20 minutos para exponer sus temas y sus intervención serán de pie moviéndose por el escenario.

 

Añadir comentario