Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, octubre 21, 2019
  • Siguenos!

La familia de la cristiana condenada a muerte en Pakistán pide su traslado a una cárcel más cercana a su hogar 

Asia Bibi sufre una hemorragia intestinal

Los años de cárcel empiezan a pasar factura a Asia Bibi, condenada a muerte en 2010 por un tribunal de Pakistán tras ser acusada de insultar supuestamente al profeta Mahoma. Según ha explicado su familia a la plataforma MasLibres.org, esta mujer madre de cinco hijos “se encuentra tan débil que apenas puede andar”.

Los problemas estomacales que desde hace meses viene sufriendo han empeorado, hasta el punto de que está padeciendo “hemorragias intestinales”. “Cuando tiene vómitos también aparecen restos de sangre, tiene dificultades para alimentarse de forma adecuada, al tiempo que padece dolores constantes en la caja torácica. Por todo ello, es necesario que Asia Bibi se someta cuanto antes a un chequeo médico completo, con análisis de sangre incluidos”, señalan las mismas fuentes.

Los abogados de Asia Bibi han emprendido las acciones legales necesarias para que reciba el tratamiento médico oportuno y seatrasladada a la cárcel de Lahore, más adecuada a su actual estado de salud y en la que estaría más cerca de su familia, que tiene que trasladarse durante varias horas desde Lahore a Multán en cada ocasión.

Los familiares de Asia Bibi la visitaron este 22 de mayo en la cárcel de Multan. No la veían desde el pasado 9 de abril, más de 40 días, en los que han estado de viaje en Europa para acudir en Madrid al Congreso sobre libertad religiosa, organizado por MasLibres.org y tras su visita al Vaticano, donde fueron recibidos durante la Audiencia General por el Papa Francisco.

Añadir comentario