Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, octubre 16, 2019
  • Siguenos!

La Gendarmería vaticana arresta a Lucio Ángel Vallejo Balda por filtración de documentos 

Lombardi denuncia “la traición grave de la confianza por el Papa” de estos hechos

La investigación también implica a la laica italiana Francesca Chaouqui

(J. Bastante).- El “cuervo” era español. La Gendarmería vaticana ha arrestado al riojanoLucio Ángel Vallejo Balda, secretario de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede, y a la laica italiana Francesca Chaouqui, por filtración de documentos de la Santa Sede, según ha informado el portavoz vaticano, Federico Lombardi. En concreto, Vallejo Balda está acusado de sustracción y divulgación de noticias y documentos reservados.

En un comunicado, el Vaticano recordó que monseñor Vallejo Balda -miembro del Opus Dei- fue secretario y miembro de la ya disuelta Comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la Santa Sede (COSEA). “La divulgación de la información y los documentos confidenciales son un delito en virtud de la Ley no. IX del Estado de la Ciudad del Vaticano (13 de julio de 2013) el artículo. 10 (art. 116 bis C. P.)”, subrayó Lombardi, quien también denunció que este tipo de filtraciones “son elresultado de una traición grave de la confianza por el Papa“.

Chaouqui ha sido puesta en libertad este lunes después de que accediera a cooperar con la investigación.

Lombardi también se refirió a los libros anunciados para los próximos días, ‘Vía Crucis’, de Gianluigi Nuzzi, autor de ‘Vaticano S.A.’ y ‘Avaricia’ de Emiliano Fittipaldi, que prometen “documentación inédita”, grabaciones y otros papeles. En opinión del portavoz vaticano,  suponen “una operación para tomar ventaja de un acto serio la entrega ilegal de documentos confidenciales, operación cuyo implicaciones y posiblemente legal penas son objeto de estudio por la Oficina del promotor, en vista de las posibles medidas adicionales, recurriendo, si es necesario, la cooperación internacional”.

“Las publicaciones de este tipo no contribuyen de ninguna manera a establecer la claridad y la verdad, sino más bien a crear confusión e interpretaciones parciales y tendenciosas.Hay que evitar absolutamente el error de pensar que esto es una manera de ayudar a la misión del Papa“, concluye Lombardi.

Añadir comentario