Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, junio 22, 2021
  • Siguenos!

“La ley cumplida” 
09 de Junio
Por César Allende

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No creáis que he venido a abolir la Ley y los profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. Os aseguro que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la Ley. El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes, y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el reino de los cielos. Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el Reino de los Cielos» (San Mateo 5, 17-19).

COMENTARIO

En la Escritura (Dt. 4, 5-8) hay un pasaje, que, junto al texto de Mateo, tan breve como profundo, llama fuertemente la atención del creyente y de quien no lo es.

La Torá es mucho más que una amalgama de normas y leyes entretejidas con relatos de hechos y acontecimientos: es la Sabiduría regalada por Dios a su pueblo por puro amor, y, a su través, a toda la humanidad.

Las primeras comunidades cristianas identificaron pronto esta Sabiduría de la Torá con el Señor Jesús, encarnación del Logos eterno de Dios. Esta identificación se comprenderá como realización y consumación plena de la Ley Antigua en una Nueva Economía salvífica que tiene a Jesús, en su predicación y obras, sobre todo en su Misterio Pascual, como agente principal, por el Espíritu Santo.

Marcos, fiel interprete de la enseñanza de Pedro, nos ha transmitido algo único del cristianismo: el Amor de Dios, origen del saber y de la Verdad, es el hontanar del sentido de la existencia humana, porque sólo el Amor transforma y plenifica la ley en Alianza de Vida para siempre. Quien cree en Jesús de Nazaret logra esa sabiduría y vive en la Verdad, camino que conduce a la felicidad completa, según entiende y quiere el mismo Dios para nosotros. Y ¿quién mejor nos interpretará el camino de la vida que Dios, cuya expresa voluntad es que todos nos salvemos y lleguemos al conocimiento de que en sí mismo es Amor?

Añadir comentario